16 noviembre 2008

El pitbull

Nunca te he visto la cara pero no es difícil imaginársela. Das miedo. Eres uno de esos personajillos salidos de la nada que ha escalado a base de gruñir,enseñar los dientes y morder, por nada más. Desgraciado del que se te ponga enfrente. Los hay que te prefieren al lado, como el que lleva un pitbull adiestrado. Ellos te quitan las pulgas y tú les espantas a quien les estorba. Gentecilla chillona como tú no la quiero ni enfrente ni a mi lado, más bien te he situado nada más conocerte en las antípodas de todo lo que tenga que ver conmigo. Espero tener el honor y la fortuna de poder seguir ignorándote.

No hay comentarios:

Publicar un comentario