13 junio 2009

El último empujón

Como si de un parto se tratara, llega el último empujón con final feliz: ¡vacaciones!

Queda escribir las últimas actas, dar las últimas clases de recuperación, preparar cinco exámenes distintos, corregir veintitantos, las sesiones de evaluación, atender las posibles reclamaciones, rellenar informes individuales, colectivos y otros, hacer memorias, esbozo de horarios para el próximo curso, reuniones de departamento y claustro.

A la par hay que terminar de preparar la parte viajera de las vacaciones: planificar la atención en nuestra ausencia de casa, plantas y animales, renovar algún pasaporte, gestionar lo del permiso internacional de conducir, ropa, libros, cámara, portátil, medicinas, cargadores, documentos, maletas, despedidas...

Intensa quincena.

Después de un descanso "obligado" de varios años, vuelve el largo viaje de aventura y descubrimiento. Estoy que no me lo creo.