07 junio 2009

Leyes, mujeres y sentencias

Un tema sobre el que he querido escribir hace tiempo, y que me resultará difícil meter en un solo post sin hacerlo tremendamente largo.

En estos días se ha escrito en varios medios sobre la sentencia que da la custodia de una niña a su padre y se la quita a la madre. No es porque sea una mala madre o una delincuente, ni porque la niña esté desatendida. Es porque la madre se separó del marido en Canarias, perdió su trabajo y se trasladó a Bujalance (Córdoba), tierra de su familia, con su hija (de 8 o 10 años según distintos medios), habiendo preguntado previamente a un juez si eso era posible y habiendo recibido el sí. Por no contar el caso entero dejo uno de los enlaces, del diario de Córdoba.

Por ser ecuánime he de decir que, salvo que haya detalles que desconozco, no me parece del todo apropiado que la madre aleje a la niña de su padre. Pero amén de esto, y en el peor de los casos de que ella haya transgredido alguna ley o algún principio ético, no me parece en absoluto apropiada la sentencia del juez de Guimar que castiga a la madre quitándole la custodia. Es una aberración.

Si lo que pretende el juez es castigar a la madre, flaco favor le está haciendo a la niña, que si en principio se ha visto separada de su padre, ahora se verá separada de su madre por sentencia judicial y de manera traumática, porque ambas -madre e hija- se han acuartelado en su domicilio para evitar que se lleven a la niña. La niña ha expresado que no quiere marcharse a vivir con su padre y la pareja de éste. ¿Qué más datos necesita el juez? ¿No se le podía haber ocurrido "castigar" a la madre de una manera que no perjudicase a la niña? No hace falta ser juez para saber que existen otras alternativas, legales y no traumáticas para la menor.

Muchos jueces no saben hacer su trabajo. El juez ha de ser imparcial y aplicar las leyes en vigor. Sin embargo tenemos jueces como Calamita, Serrano y algún otro por ahí que aplican antes que nada sus principios de "objeción de conciencia". Nada más que por hablar de esto deberían ser expulsados de la judicatura. No es misión de los jueces objetar según sus conciencias. Si las leyes en vigor no satisfacen su moral, que dejen de ser jueces y se dediquen a hacer política o apostolado, pero no a dictar sentencias en función de sus principios morales.

Como no quiero mezclar varios temas en éste, solamente hago esta reflexión y agrego que en cuestión de custodia de menores se están cometiendo auténticas barbaridades judiciales y legislativas. Una de ellas es la custodia compartida que ya se ha legalizado como opción estándar en alguna comunidad autónoma y parece que el criterio es continuar extendiéndola a todo el país. Es una BARBARIDAD, convertir a niños en maletas ambulantes sin domicilio, sin espacio propio. Engaña quien dice que el niño o la niña tendrán dos espacios propios. Eso es una mentira. Lo peor es que por castigar a las madres, que hasta ahora obtenían casi siempre la custodia, se han hecho unos arreglos que dañan a los niños y las niñas menores, con el beneplácito de los papás y ahora de las propias leyes. Se están transgrediendo todas las máximas de la psicología que demuestran que la separación entre un niño y su madre (biológica) es progresiva en lo que respecta a la necesidad afectiva, y suele prolongarse hasta la adolescencia, poco más o poco menos. Como está demostrado que un bebé, un niño o una niña en la primera infancia están afectivamente más cerca de su madre (biológica o no) que de su padre (biológico o no).

A pesar de todo y por fortuna el síndrome de abandono de la madre puede "repararse" con tiempo y paciencia, pero no es justo, natural ni lógico propiciarlo con sentencias y leyes absurdas.

7 comentarios:

  1. Si la madre tenía la guardia y custodia, creo que tenía derecho a marcharse.
    Hay muchas injusticias, y a veces abusos.
    Yo me separé hace 13 años, y mis hijos se quedaron conmigo (naturalmente yo lo prefería, pero su padre también). Aparte del tiempo estipulado en el convenio de divorcio, permitía que se fueran con él siempre que quisieran, ellos o él. Hace 5 años se marchó a su pueblo, en Almería. Y los niños "para mí para siempre". Nadie le dijo que tenía unas obligaciones ni le instaron a cumplirlas.

    ResponderEliminar
  2. no sabes cuánto me alegro de que saques el tema, candela. No tanto por el tema "padre" (qué suerte habeis tenido tu y tus hijos maikix) sino por el de "custodia compartida". llevo tiempo queriendo escribir un post, tengo tanto que decir que creo que me van a salir tres!!! jajaja

    ResponderEliminar
  3. maikix, en mi convenio de separación había esa libertad también para que el padre y la niña se viesen cuando quisieran. Con ellos ha sido posible por suerte. Me puso una restricción de palabra, que no me fuese de la zona para no alejarlo de la niña. Le dije que no era necesaria la restricción: nos separábamos él y yo y quería que nuestra hija siguiera teniendo contacto con él. 20 años más tarde seguimos cumpliendo. En buena parte de los casos que conozco los padres se desentienden y si no lo hacen es para vengarse de la madre, pidiendo custodia para ellos o la compartida. Tú y yo hemos tenido suerte, digámoslo así.

    farala, me encantaría que trataras también el tema de la custodia compartida. Me interesa mucho tu opinión y a ver si otras se animasen a contar lo que piensan sobre eso. No importa si son necesarios 2, 3 o 10 posts.

    ResponderEliminar
  4. No puedo hablar por experiencia propia, pero mi sentido común me dice que estoy de acuerdo con todo lo que dices... todito.
    Interesantísimo tema, Candela.

    Un abrazo salino

    ResponderEliminar
  5. Bueno, voy a hacer de abogado del diablo... planteas, por lo que he entendido que la custodia siempre debe recaer en la madre, creo que esto es injusto, toda generalización siempre lo es. He trabajado algunos años con menores en desamparo, es decir a los que el gobierno les ha quitado la custodia, en algunos caso de forma firme porque hay madres y madres, son niños mayoritariamente de padres separados que han vivido con sus madres.. me dirás que esto es una excepción. ahora mismo en canarias hay 2500 niños en situación de guardia por parte del gobierno y se está promoviendo el acogimiento por parte de familias externas.. eso siempre será mejor que vivir en un centro. Sin desviarme del tema solo decir que hay padres y madres pero no creo que las madres sean mejor ni que esto sea cuestión de sexo......

    ResponderEliminar
  6. Parece ser que si te casas en una ciudad o país que no es el tuyo , cuidado si te separas, no podrás volver con los tuyos lo primero son los hijos y el acercamiento a su padre (aun recuerdo el tema de la española en prision en Estados Unidos por sacar a su hija). No voy a dar mi opinión particular porque cada caso es un mundo.

    Sin embargo em sorprende que el "no custodio" pueda viajar, no ver a sus hijos, cambiar de residencia, no preocuparse lo más minimo por los menores y no pasa nada.

    Si a mí se me puede condenar por salir de mi ciudad con mis hijos por qué no a un padre por no verlos o por cambiar de ciudad?

    Evidentemente las leyes están mal, son incongruentes y la moda está en "machacar" a las madres custodias abanderandose en la igualdad o en el consabido SAP.

    Este tema me da escalofrios.

    ResponderEliminar
  7. Claro que hay madres y madres y padres y padres. A mí también me parece una aberración que los niños vayan de un domicilio al otro, privándoles de la estabilidad que proporciona un sitio que sientan como propio.
    No creo que la custodia deba ser siempre para la madre - las circunstancias son variadas e infinitas.
    Sí creo que se son muchísimos más los casos de hombres que "huyen" de la responsabilidad de haber tenido hijos y son capaces de empezar una nueva vida, volver a engendrar una nueva familia y olvidarse totalmente de los hijos anteriores.
    Interesantísimo el tema.
    Por cierto, espantosas esas imágenes de una madre y un padre de Europa del este, peleándose físicamente y tirando de los niños después de que una sentencia le devolviera la custodia a la madre no sé cuántos años después. Viendo la imagen de esa madre tirando de la niña (que se llevó con la ayuda de la policía - cosa que no pudo hacer con el niño, que se quedó con el padre) no pude menos que pensar que el amor de madre en ese caso tal vez fuera renunciar ...no sé.

    ResponderEliminar