28 junio 2009

Mi mente me enreda

Mañana a las 8:30 tiene que estar mi papeleo en el correo del subdirector. Todo eso de la calidad y las memorias de fin de curso. Llevo desde el viernes por la mañana dándole esquinazo al tema.

Me pongo delante del ordenador.

Mi yo responsable: Venga, en un par de horas te quitas el muerto de encima.
Mi otro yo: Primero a ver lo que dicen las niñas en sus blogs, luego haces lo feo.
Mi yo responsable: Primero la obligación y luego la devoción.
Mi otro yo: Venga ya, si sabes que siempre lo haces todo en forma y plazo, además es la hora de la siesta... (luego es la hora bruja de después de las 12 de la noche, luego es la hora de leer, luego...)

Mi yo responsable se somete sin más discusiones, porque ése tiene aversión a la burocracia, sobre todo cuando esa burocracia es inútil y redundante, pero al final es el que vence, a última hora, levantándose a las 6 de la mañana para tener los papeles calientes como el pan de la tahona cuando los requiera la autoridad pertinente. El otro yo se despierta dos horas más tarde, cuando los papeles están hechos. Es cuando los dos se vuelven uno y se toman el desayuno juntos.



2 comentarios:

  1. Agggg, el papeleo me mata, menos mal que el yo responsable sabe trabajar durmiendo ¿eh? jajajjaa.

    ResponderEliminar
  2. JAJAJAJAJAJA! Crei que solo ha mi me pasaba esa lucha interna!
    Un beso!

    ResponderEliminar