14 agosto 2009

Andamos tocadas. Más sobre tiranos


Mayita ha dicho lo que piensa pero no ha dicho por qué lo piensa. No le he preguntado pero estoy segura de que habla por algo que le ha ocurrido a mi sobrino -su único primo-, de su misma edad, y que supimos anteayer.

Antecedentes

Es un chaval guapote, buen deportista, alto, inteligente y mal estudiante. Diagnosticado de hiperactividad y déficit de atención. Siempre a la búsqueda de amistad, una amistad que difícilmente encuentra, porque hoy día "ciertas pistas" no se pueden dar. No muestres tu sensibilidad y sobre todo no muestres tu necesidad.

Ha terminado cuarto de ESO con cuatro suspensos para septiembre. En casa no estudia, se distrae y se escaquea. Aunque pase horas mirando los libros, su cabeza está en otras historias.

Así que sus padres se han decidido este verano por una medida drástica que han querido siempre evitar: llevarlo a un buen internado para pasar las vacaciones. Los planes de estudios eran los mejores: Clases, horas de estudio, una hora de actividad física, más estudio, comidas y dormir. Prohibidos móviles, MP3, Internet y recibir o hacer llamadas telefónicas salvo urgencias. Fines de semana con la familia si van superando los exámenes de las materias pendientes... Mi hermano y mi cuñada me consultaron antes de decidirse. Teníamos dudas porque el colegio es "muy" religioso y muy caro, pero ante la falta de otras alternativas, dado que era sólo para dos meses y en vista de que los planes de estudio y trabajo eran inmejorables, hicieron el esfuerzo económico y lo matricularon.

Lo que ha pasado

Ha podido salir todos los fines de semana porque sus profesores y el director dicen que está estudiando, que su comportamiento es intachable y las notas de sobresaliente.

En los fines de semana sus padres veían que se llevaba consigo en la bolsa todas sus pertenencias. ¿Por qué te lo traes todo? Por gusto -decía él como única respuesta.

Un día traía las zapatillas deportivas llenas de mermelada por dentro. Otro día un morado en un brazo. ¿Todo bien en el colegio? Sí, todo bien.

Pero la semana pasada algo hizo que el chaval hablase con sus padres. Desde el principio ha sido -cómo no- pasto de indeseables, de muchos indeseables, chicos de entre 16 y 18 años todos ellos, que son -como él- alumnos ocasionales del colegio, chavales que algunos aprobaron el curso pero están ahí aparcados por sus familias que ni vienen a verlos ni los reciben en los fines de semana, chavales sin problemas, con problemas, con familias modélicas o desestructuradas... de todo. Y todo varones.

El chico tiene una mancha de nacimiento en una mano. Un día veinte o treinta de sus compañeros aparecieron con una mancha igual pintada con rotulador en sus manos. Se pasaron el día burlándose (de broma) unos de otros, que qué asco de eso que tienes ahí, pues anda que tú, a mí no te acerques...

Durante las noches se despiertan por turnos para ir a golpear y patear la cama de mi sobrino, impidiéndole dormir en toda la noche.

Le echan mermelada y lo que pillan dentro de sus deportivas.

Mi cuñada le compró un bote de champú, otro de gel y un dentífrico. El fin de semana siguiente ya vino pidiendo que le compraran más porque "se le había terminado". Se terminó cuando se lo reventaron todo dentro de su bolsa, llenando toda su ropa y sus libros. Cada vez que llevaba repuesto de gel y demás, acababa de la misma manera.

Al levantarse una mañana encontró su polo reglamentario empapado y lleno literalmente de mierda, después de que lo hubieran metido en un retrete sucio.

La semana pasada concluyeron su obra. Durante un recreo unos cuarenta de esos indeseables hicieron un círculo y dejaron a mi sobrino en el interior. Por turnos o varios a la vez lo fueron empujando, pateando, dándole collejas, tirones de orejas, bajándole los pantalones y burlándose de él, que me contaba que no hacía nada para no provocarlos, que se quedaba en el centro del círculo dejándose hacer lo que quisieran, sin atreverse ni a gritar ni a llorar ni a pelear. Por último decidieron ver quién le apuntaba mejor para escupirle y qué escupitajo era más gordo y más feo. Y le escupieron hasta dejarlo asqueroso.

La proeza de esos cuarenta cobardes deshuevados fue descubierta por un vigilante a la media hora de comenzar y ahí terminó todo. El vigilante tomó nota de la situación y de los nombres de los presentes.

Fue a raíz de eso cuando decidió contárselo a sus padres. Han ido al colegio y se han enterado de que la realidad es tal cual el chaval se la ha dibujado, ratificado por el propio director a quien le dijeron que iban a denunciar a los adolescentes que habían hecho eso y al mismo colegio por no haber puesto medidas. El director les dijo que al colegio no se le puede denunciar (?), y que él se iba a encargar personalmente de que eso no volviese a ocurrir.

Amenazas

Desde que ocurrió ese episodio, tres o cuatro alumnos han sido expulsados del colegio, han sido los chivos expiatorios -culpables sí, pero no los únicos- que han querido usar de ejemplo para los demás culpables. Desde entonces no lo molestan, pero él no puede concentrarse estudiando en el aula cuando a su alrededor están todas esas caras. Uno de los agresores no expulsados lo ha pillado a solas y le ha hecho saber: "Ándate con cuidado con lo que dices, porque si tengo un solo problema, el día 28 cuando todos salgamos de aquí, vas a acordarte de mí el resto de tu vida".

Así están las cosas. Sus padres quieren llevárselo ya a casa sin esperar al final. No quieren denunciar, lo único que quieren es que termine esa historia. Saben que esos niñatos -es lo más leve que se me ocurre llamarlos- seguirán con su "educación" y un día serán unos adultos tiranos con dinero y buena posición.

Me decía mi sobrino

Anteayer fuimos (las tres) a recogerlo al colegio para llevarlo al médico. Un bajón de defensas le ha producido varias cosillas a la vez. Sus padres estaban fuera ese día y me pidieron que yo lo llevara.

Nos contó con muy pocas palabras lo ocurrido. Como si no quisiera abundar más. Lo noté extrañamente maduro. Me dijo: Tita, cuéntalo en tu blog o en tu web o donde sea, pero que la gente sepa lo que está pasando. Le dije: No puedo mencionar al colegio, no puedo dar nombres. Si no hay una denuncia pueden denunciarme a mí por "difamar". Y me contestó: Entonces mejor no lo hagas.

Pero lo estoy diciendo, sin nombres, sólo los hechos puros y duros.

20 comentarios:

  1. casi no tengo palabras de la indignación que siento en estos momentos; de todas formas, la responsabilidad de las personas adultas que están es ese colegio brilla por su ausencia, no se puede dejar que ciertos adolescentes construyan su masculinidad desde la violencia y la agresión a las demás personas, qué mierda de colegio, qué mierda de machitos futuros cabrones. a tu sobrino, un abrazo y la seguridad de que con familia como tú estará arropado.

    ResponderEliminar
  2. Marcela, cuando llegamos al colegio ya sabiendo lo ocurrido, esperamos en el vestíbulo a que saliera el chico. En el tablón de anuncios había una nota que no puedo reproducir literalmente, pero decía que aunque estaban en contra de la asignatura EPC, dado que el gobierno los obligaba a impartirla, garantizaban a las familias que lo harían desde su ideario... Sin palabras.

    ResponderEliminar
  3. Es repugnante que esto ocurra, sin embargo más me repugna saber que cuando ocurre en centros privados y concertados todo se calla, todo se oculta, niños de "familias bien" que no tienen ni siquiera un escarmiento. ¿qué adultos serán? ¿qué clase de padres tienen?.

    Y ¡anda que el centro!, pues EPC sería algo que les vendría muy bien, y que recen en casita.....

    besotes gordos y apretaos

    ResponderEliminar
  4. madre mía madre mia madre mía... estoy escandalizada... tengo que decirte que me ha hecho tanta ilusión ver en tus primeras palabras del post que mayita tenía un blog que corriendo me he ido para allá sin darme cuenta de la magnitud del asunto que me quedaba por leer!!

    hace tiempo me dijeron que hubo un programa en la tele denunciando este tipo de centros. Lo que no se es cómo permitisteis que fuera para allá en primer lugar: no hay más que ver hablar con un par de profes o ver lo de EPC para saber cómo van a ser.

    dentro del más absoluto horror sólo puedo alegrarme por una cosa, aunque se que en estos momentos estais tan doloridas que no lo vais a compartir: prefiero que estuviera de "este" lado de las agresiones.
    un beso enorme

    ResponderEliminar
  5. ah y por dios!! que lo saquen ya!! si esperan al 28 las agresiones van a seguir!!!

    ResponderEliminar
  6. Lo de la EPC lo vimos nosotras hace tres días, no creo que sus padres lo vieran siquiera. No iba a entrar en el engranaje del colegio, era sólo para el verano, el colegio tiene fama de nivelazo... en fin, seguro que a pesar de todo nos equivocamos.

    No encontramos otra opción a una distancia prudencial de casa que le permitiera pasar con su familia los fines de semana. En casa o en una academia no habría estudiado, ya está más que comprobado.

    Fue con cuatro pendientes y va a aprobar cinco. La última terriblemente dura, pero espero que se convierta en un buen aprendizaje para su vida.

    Los alumnos no son del colegio, pero cuando supe lo que había ocurrido lo que no entendí es por qué el director no cogió a los cuarenta y los mandó a sus casas: los que escupían, los que golpeaban, los que le llenaron la camiseta de mierda, los que animaban a los agresores, los que miraban divertidos... TODOS a la calle. La lista de los implicados en la última encerrona llenaba dos hojas, según me dijo el niño.

    Entiendo que de noche le hicieran cosas y él no las contase, y nadie se enterara, pero en el recreo, sabiendo la calaña de los individuos, ¿por qué no están vigilados?

    Y crees que si denunciasen iba a salir esa lista por algún sitio? O que el vigilante iba a hablar? Que los zurzan, pero qué miedo de niños cuando sean mayores...

    ResponderEliminar
  7. Farala, olvidé decir que a pesar de todo, también me alegro de que estuviese de "esta" parte de las agresiones.

    Y un apunte a meditar:

    El chico dijo que cuando estaba en medio del acoso mayor, sólo pensaba que en ese momento "querría ser como ellos"...

    Ése es el mayor miedo que me dan estas situaciones, que tal y como están las cosas los agredidos acaban admirando a los perversos porque "son los ganadores", y tiene que ver con el post que escribí el otro día de si me habría equivocado (con la educación de mis hijas).

    ResponderEliminar
  8. Candela, me he quedado sin palabras... no me lo puedo creer... no sé de lo que sería capaz de hacer si le hubiese pasado a uno de mis hijos. Se me ha hecho un nudo en el estómago y no puedo seguir.
    Besos y ánimos.

    ResponderEliminar
  9. Me he quedado totalmente indignada con lo que le ha pasado a tú sobrino.
    Si fuera mi hijo por supuesto que lo sacaria de alli inmediatamente, por supuesto que denuniciaria al colegio y a los menores que han hecho esta atrocidad.
    ¿Pero que valores tienen estos salvajes?. ¿Qué estamos criando?
    Realmente da miedo, estos colegios a mi no me gustan ni un pelo los menores que metieron fuego a una mendiga en un cajero estaban en este tipo de colegios.
    Tengo una hija de la misma edad y aqui en la urbanización hay una niña que está en un colegio de ese tipo pero solo para chicas y en una ocasión jugando con la mia le pregunto que si alguna vez le habia dado un beso u abrazo a algún niño/a negro, mi hija dijo que si que tenia amigas/os de varias razas y inmediatamente la otra la "PIJA" hija de una panadera y un camarero le dijo que no tocara sus juguetes porque le daban asco los negros.
    Creo que el nivelazo de estos colegios brilla por su ausencia estos son caldo de cultivo de la extremaderecha unido al opus dei donde los valores de solidaridad brillan por su ausencia. El colegio tiene una responsabilidad también eso de que no se le puede denunciar lo dudo mucho, hasta en unos campamentos tienen los adolescente su seguro por si les pasa algo como no va a tener responsabilidad el colegio, ¿donde estaban los profesores y los vigilantes? son demasiados dias para que nadie viera nada.
    A tú sobrino quiero mandarle un gran abrazo porque ha sido muy valiente al contarlo, y que sepa que el ganador ha sido él por ponerle fin a estos desgraciados y no sé si es buena idea pero en vez contarlo tú se le podria enseñar a crear su blog que cuente su experiencia y que ayude a otros chicos/as de su edad que pasan por estas mismas situaciones indignantes que no se sientan solos/as.
    Asi será el ganador ayudando a otros/as y haciendo el bién.

    ResponderEliminar
  10. Siempre cogidos de pies y manos. Estoy rabiosa.

    ResponderEliminar
  11. Mientras lo estaba leyendo.. me iba enfureciendo más y más..... que brutalidad, qué panda de desgraciados y ... el colegio, desde luego, se lleva la palma!!
    Y por qué no pueden denunciar??? (quizá lo has explicado en alguno de los comentarios, pero estoy en el trabajo y no los puedo leer ahora todos...).
    Es que... me he quedado INDIGNADA... no tengo palabras.....
    Lo único que espero es que a tu sobrino se le olvide pronto este verano del 2009.

    Un beso fuerte!!

    ResponderEliminar
  12. Candela... de verdad que impotencia, qué ganas de abrazar a tu sobrino, pobrecito mío...
    Me parece demasiado alto el precio que ha tenido que pagar por el beneficio de aprobar cuatro materias. Alguien ha opinado que espera que el chico olvide el verano del 2009, lo doloroso es que ser blanco del acoso de los compañeros es algo que no se olvida. Aprendes a vivir con el recuerdo, aprendes a perdonar la rabia que te han hecho sentir, si tienes suerte lo usas para hacerte más fuerte, ¿olvidar? no sé yo...
    En cualquier caso a tu sobrino, que sepa que lo has publicado y que tiene muchos abrazos y muchos besos por recoger...

    ResponderEliminar
  13. buffffffffffffffffff, me he quedado espantada!!

    menudo trauma para tu sobrino... necesita y necesitará mucho apoyo, muchísimo.

    Un abrazo solidario para él y para toda la familia

    P.D.: con lo de "muy católico" no hay que fiarse nunca...

    ResponderEliminar
  14. glups! me ha traicionado mi subconsciente, perdona. Tú has escrito "muy religioso" y yo ya he sacado conclusiones precipitadas.

    Lo siento (aunque tal vez he acertado la religión, quién sabe)

    ResponderEliminar
  15. Hola Candela, siento mucho lo ocurrido, esos niñatos son unos hijos de puta. He vivido un episodio muy parecido muy cerca de mi, y no denunciamos, pero cogimos uno a uno a los cabecillas, y no tuvimos ni que tocarlos, solo acercarnos al entorno que cada uno tenía fuera del centro, y los humillamos y ridiculizamos delante de sus amigos, es muy fácil, cuando están fuera del centro, todos tienen su punto débil, son unos mierdas. Cuando están a punto de llorar o llorando, un par de fotos, les cuentas el motivo, y les amenazas con empapelar el colegio con las fotos. El resultado, es que dejan "al acosado" en paz, y los tienes una larga temporada "acojonados". Puede que parezca duro, pero cuando le hacen daño gratuitamente a un hijo tuyo, yo, al menos, paso de las medidas del centro, las tomo yo. Las secuelas a los crios acosados, a veces duran toda la vida, ningún hijo de puta tiene derecho a arruinar la vida de un adolescente sano solo por divertirse. Un beso

    ResponderEliminar
  16. Candela... no he podido terminar de leer... tengo un adolescente en casa y el miedo a que sea víctima (y también a que pueda llegar a ser verdugo) puede conmigo... lo siento mucho por el chiquillo, qué mierda de sociedad estamos creando...
    Leo en el post siguiente que ya le han puesto remedio... menos mal...
    Un abrazo fuerte.

    ResponderEliminar
  17. En la visita al médico este no detecto nada como cardenales por la paliza del grupo en cuestión?
    Supongo que si hubiera hecho un parte por lesiones o por el estado animico del chico esto hubiera podido servir para poner la denuncia tanto a esos cabrones como al colegio por no vigilar adecuadamete. Esta claro que no quieren un borrón en su nombre.

    ResponderEliminar
  18. - Maikix, cuando le pasa a uno de los hijos el primer impulso que viene es inconfesable, te lo digo porque no en tan gran medida pero le ocurrió a mi hija pequeña en dos cursos escolares. En su caso por racismo.

    -Burka, sabes que soy profesora de la pública y también que mis hijas siempre fueron a colegios públicos y la pequeña lo seguirá haciendo (la mayor ya terminó universidad y trabaja). No me gustan los privados y de ellos siento gran antipatía por los religiosos, en especial esos que infunden una ideología que es antihumana. Son esos que sacan "camadas" como la de la niña que refieres.

    - Dintel, he pasado varios días rabiosa (más bien triste y con sentimiento de impotencia), creo que se me ha notado en los posts, incluidos los que no hablaban del tema.

    - Pena, ese tipo de cosas no se olvidan, ni deben olvidarse. Lo que hay que hacer ahora es convertir esa dura experiencia en una enseñanza vital. Que aprenda a reflexionar sobre ello y que el aprendizaje le sirva para bien, que podría ser para mal.

    - Lena de mar. El apoyo lo tiene. ¿te imaginas lo duro que sería no tenerlo? Y sí, dijiste bien, católico ;)

    - Isabel, creo por lo que me han contado, que ha sido la actitud que han tomado en el colegio. Creo que es bueno avergonzar a esos cobardes.

    - Glora, las dos cosas son posibles, de todas formas creo que se es agresor por educación y que se puede ser víctima por discriminación (de los demás). Y pienso que es más fácil curar los efectos en la víctima que arreglar a un agresor.

    - burka, cuando lo llevamos al médico no se le habló del tema. Estuve a punto de comentárselo pero vi la mirada avergonzada de mi sobrino y me callé. Sólo tenía un par de morados ya amarillentos en un brazo.

    A todas: A mi modo de ver ha habido negligencias en el colegio, sobre todo el pasado mes de julio, puesto que el niño -yo no lo sabía- había puesto en conocimiento de los profesores lo que estaba pasando. Creo que había otro director ese mes. El de agosto -desde mi punto de vista-, está actuando correctamente.

    La verdad es que si los chicos que agredieron a mi sobrino hubieran sido alumnos del colegio sí que yo misma habría promovido una denuncia (no se me quita de la cabeza lo de la EPC). Al no serlo e incluso algunos haber sido enviados desde centros de menores (conflictivos), no me queda más que admitir que en esta última semana han hecho bien las cosas en el colegio, tal vez porque son conscientes de la responsabilidad que tienen sobre los hechos y de las repercusiones que hubieran tenido sobre el centro.

    ResponderEliminar
  19. Menos mal que he empezado por el post anterior y veo que ya lo han sacado de ese infierno. De ese infierno tan caro, y tan eficiente, en lo académico, pero tan rastrero en todo lo demás.
    Qué asco me dan esas cosas.
    Pobre chaval!

    ResponderEliminar