16 agosto 2009

Reflexiones insustanciales de agosto (I)


"Cuando nuestros sueños se han cumplido
es cuando comprendemos
la riqueza de nuestra imaginación
y la pobreza de la realidad"
Ninon de Lenclos

Hace dos años...

Vas teniendo experiencias y decepciones, tantas o más decepciones que experiencias. Te vas haciendo cada vez más exigente y empiezas a hacerte una lista de lo que no quieres. La lista se hace tan amplia que ya nadie podría encajar ahí. Con lo bien que estás sola, sin que te exijan un te quiero diez veces diarias, o te rechacen el segundo te quiero del mes porque de tanto oírlo suena a vacío, o te levanten a las 7 para intentar convencerte por enésima vez de lo hermoso que es el amanecer, o te llamen aguafiestas porque no te apetece estar ocho horas debajo de una sombrilla en la playa o cinco horas en un pub bebiendo coca-colas mientras el resto se emborracha y se seduce, cuando lo que harías sería meterla en la cama y enredarte con su cuerpo hasta el amanecer.

Que no, que no. ¿Cómo podría interesarme tener pareja? Haces el recuento de parejas estables e inestables que has tenido. Cuando pierdes la cuenta empiezas el recuento de todas esas cosas a las que renunciaste para que todo marchase bien (para darte cuenta de que sólo fue a peor), de las veces en que te desenamoraste por decepción y agotamiento; o de cuando caíste rendida a la insistencia de una seductora vampiresa que, tras varios meses de pasión, descubre que es hetero porque se lo ha dicho su psicoanalista. Haces recuento de los meses de angustia hasta poder olvidar, o de los meses de angustia hasta que consiguen olvidarte. Que no, que no. No vale la pena. Sana vida solitaria. Compartir sólo sexo, sexo perfecto, sexo puro, seducción, piel, olor, sabor, saliva, sudor, placer, placer, placer… y adiós.

(continuará... quizás)

10 comentarios:

  1. ¿¿insustanciales?? son las reflexiones más sabias del mundo!!!

    ESO ESO, justo era lo que yo quería cuando rompí con mi ex, amante de fines de semana y una quincena al año: sexo, sexo sexo: una amante y cero compromiso

    luego voy y me enamoro...

    ResponderEliminar
  2. Nunca digas "de este agua no beberé".. y sino mira Faralita.. jajaja...

    Un beso!!

    ResponderEliminar
  3. se empieza con eso de sexo, sexo y luego, muchas acabáis en...BODAAAAA.

    ResponderEliminar
  4. Está bien lo del sexo, pero al final, siempre te apetece estar con alguien, aunque sea una pesá que te dice diez veces que te quiere o que pretende que se lo digas tú constantemente. Un beso preciosa, y disfruta a tu manera, que son dos dias.

    ResponderEliminar
  5. Farala, ESO, ESO, pero yo con una S al final de amante!

    alma máter: faralita y servidora misma, jajajaja

    Marcela, en el fondo algunas somos unas románticas... ¿o era cabezotas?

    Isabel, los buenos propósitos me duran un ratillo ;)

    ResponderEliminar
  6. jo... no hay como decir "no quiero tener pareja porque es puro sufrimiento" para que del cielo te caiga alguien que para cuando te vienes a dar cuenta te ha puesto un anillo en el dedo (en mi caso).
    Y tu, haz favor de dejar de transcribir mis experiencias con desfase temporal, que para mi fue hace cuatro poquito más de cuatro años :P

    ResponderEliminar
  7. Cuando una cede tanto para dar gusto a la otra se acaba hartando... reflexiones sabias las tuyas.. pero me da.. que has caido de nuevo..ja.ja

    ResponderEliminar
  8. "la insistencia de una seductora vampiresa que, tras varios meses de pasión, descubre que es hetero porque se lo ha dicho su psicoanalista."

    Mira a mí de estas nunca me han tocado. Sí me han tocado bisexuales que "estaban enamoradas de mí en el plano mental pero que no se acostumbraban en el plano físico". Resultado: más de un año sin follar.

    Se me olvidó contarlo :-O

    ResponderEliminar
  9. Creo que puedes llegar a encontrar alguien que se complemente a tu sabiduría...

    ResponderEliminar