03 octubre 2009

Coño con las prohibiciones

"España ya está lo suficientemente lavada de cerebro educada para prohibir fumar en todos los espacios públicos". Trinidad Jiménez, Ministra de Sanidad y Política Social. 18-agosto-2009.

A mí que me prohiban joder a alguien pero si me quiero poner el cilicio a mí misma en solitario o en comunión de masocas, es asunto mío / nuestro. Ya estoy bastante educada para saber de placeres y de sus efectos secundarios.

Madurez
Responsabilidad
Libertad
Prohibición

Táchese la palabra fuera de contexto.


No puedo evitar volver a pensar en 1984.
¿Qué será lo próximo?

23 comentarios:

  1. Ya Candela, ya. Pero los fumadores echáis el humillo por la boca, ¿eh? Que no es sólo que os fastidiéis a vosotros mismos. Pero bueno...
    Yo soy hija de fumadora y en todas las comidas familiares me he tragado humos varios desde muy pequeñaja. Y si tosía, mi madre decía "ay qué exagerada"... Ahora ya no, ahora ella, al menos, es mucho más considerada, pero vaya...
    Que varias veces me quemó un tío mío (sin querer, claro) con un cigarro (en aglomeraciones y así) y mi madre me decía: ay, es que te pones en medio...
    Que vaya, los fumadores os quejáis de los anti-tabaco, pero los fumadores radicales, ésos que creen que los que no fumamos somos exageraos por no querer tragarnos sus humos, son lo peor. Vaya, que cuando alguien me echa el humo en la cara, me dan ganas de eructarle, estornudarle u otras cosas asquerosas.
    Pero bueno, son casos extremos, imagino. Si quien fuma al lado es una persona sensata, ya se ocupará de que no te llegue el humo.

    ResponderEliminar
  2. En todos los espacios públicos quizá sea un poco exagerado, pero en todos los bares y restaurantes no me parece tan descabellado. No sé, ya digo que luego yo estoy rodeada de fumadores y no digo ni pío, que soy de buen conformar.

    ResponderEliminar
  3. Se nos ha lavado el cerebro, Telita. Y se nos está privando de la libertad individual. Pongamos que a mí no me gusta el BSDM y a ti sí. Para esas cosas no me junto contigo, pero ¿debo pedir que lo prohiban?

    ResponderEliminar
  4. Que vaya, que a mí en realidad pues me da un poco igual, pero vaya...

    ResponderEliminar
  5. Yaya, Candela, ya, pero es que si alguien fuma en un recinto cerrado, a mí sí me afecta. ¿Tengo yo que dejar de ir a ese recinto para no tragar el humo? "Para esas cosas no me junto contigo", claro, porque si a uno le mola el BDSM no va todo el día con la fusta en la mano arreando a los demás en cualquier sitio.
    Creo que voy a llamar a una amiguilla que de verdad sabe defender la postura de no fumar en espacios públicos, que yo ya digo que me trago más humos que nadie sin rechistar.

    ResponderEliminar
  6. Lavado de cerebro en toda regla. Hay mil cosas que hacen más daño a las personas y a la sociedad que el tabaco, incluso que el tabaco ajeno en locales públicos, cosas fáciles de suprimir porque hay alternativas (por ejemplo carburantes no contaminantes), pero... como lo malo mantiene la macroeconomía de la globalización y engorda un montón de buches, no se prohíbe. Pensemos con la cabeza y no solo en la vida transcurrida desde que nacimos, vayamos más atrás. Que no todo lo que nos cuenten sea creído, por más que nos pongan la cinta con el replay automático desde que nacemos.

    ResponderEliminar
  7. Yo no fumo donde no se me permite, pero tengo derecho a que haya lugares en los que nos juntemos aquellos que queremos fumar.

    ResponderEliminar
  8. Bueno, bueno, Candela, pero de esas cosas grandes también nos quejamos. Lo que no quita que podamos ver también lo más pequeño. Otra cosa es que nos distraigan con las minucias, eso ya es otro tema.

    ResponderEliminar
  9. Por otra parte, ya sé que toda comparación es un poco exagerada y tal, pero hay que tener cuidado con la tentación de comparar enseguida "el mundo de hoy" con 1984 o "Un mundo feliz" y todas estas distopías. Que sí, puede haber similitudes, pero creo que hay quien compara con demasiada alegría. De hecho, en Hazte Oír se leen cosas como "el régimen de Zapatero es tan totalitario como el de 1984/el de Un mundo feliz"... Claro, los de HazteOír son un mundo aparte, pero son humanos, como todos nosotros.
    Besos.

    ResponderEliminar
  10. Y haciendo un símil friqui con Matrix. Tragarnos una bola y preferirla a la verdad.
    Creo que es algo que hacemos todos, pero en distintos ámbitos. Uno puede haber salido de Matrix en el terreno de informático (habiendo descubierto el Software libre, por ejemplo) pero no en otras cosas.
    Sobre lavados de cerebro, es peliagudo que los demás opinan como opinan por un lavado de cerebro. Inevitable también, claro, e incluso necesario en cierto sentido, pero...
    En fin, ya no comento más, que tengo que prepararme. En breve me voy a Cicero con mi madre y mi tía.

    ResponderEliminar
  11. (...)pensar que los demás...
    Estoy expresándome fatal.

    ResponderEliminar
  12. Telita, no es cuestión de un partido político. Es algo a nivel mundial, una intromisión impresionante en las fibras más íntimas de los seres humanos. Derechas, izquierdas y sus correspondientes ultras ejercen en tal sentido. Me da igual quien lo diga, justamente hace 30 años se comparaba el franquismo, el nazismo y otros ismos extremos de otros signos a 1984. Entonces soñábamos con que nadie, nunca más, entrase en nuestras almas para doblegarnos.

    Ahora hay tal confusión política en lo relativo a libertades, tal amalgama inconexa e incoherente de lo que eres libre de hacer y lo que no, que nunca más que ahora soy anarquista del mundo.

    ResponderEliminar
  13. Yo añoro los tiempos en los que podías ir a una playa y aislarte del mundo... se podía aparcar en cualquier sitio, bañarse, acampar y hasta podías llevarte la tortilla sin tener que dar cuentas a nadie!!.. ahora, siento que todo está regulado. un abrazo

    ResponderEliminar
  14. Ya sé que no te referías a nivel político. Y yo también veo esa intromisión que cuentas, el problema (en lo que podemos estar en desacuerdo) es en qué vemos esa intromisión. ¿Puede ser porque yo tenga el cerebro más lavado en ciertos aspectos? Podría ser. O no. Estas cosas no las sabemos con seguridad.

    ResponderEliminar
  15. En mi caso, ¿no sería también lavado de cerebro que repitiera como un loro las opiniones de mi madre sobre el tabaco? Y ni cuando mi madre era para mí la persona más sabia del mundo (que ya no lo es, evidentemente) estaba yo de acuerdo con ella respecto al tabaco.
    Y repito, no doy por sentado de que no opine como opino por un lavado de cerebro, claro que no, pero me parece que hay que ser cuidadoso: ni la ingenuidad de "todo es bonito, toda va bien" ni ponernos en plan conspiranoico rollo Zeitgeist.

    ResponderEliminar
  16. Estoy de las prohibiciones hasta el mismísimo arco del triunfo. Y no digo más porque no quiero encenderme (prefiero encender un pitillo) que no estoy de humor.

    ResponderEliminar
  17. Yo soy fumadora, y entiendo que pueda molestar en espacios cerrados a los no fumadores, pero todos nos estamos tragando el humo de los coches y de las fábricas, y creo que eso es peor. Un beso

    ResponderEliminar
  18. Mármara, Isabel. Si os digo que fumo más desde que me lo prohiben... En cinco minutos me fumo un cigarrillo que antes me duraba 10. Qué afán. Porque como luego voy a estar donde no me dejan.

    Isabel, yo entiendo lo de molestar en espacios cerrados a no fumadores, pero por qué no dejarnos zonas a fumadores? Por qué no seguir teniendo restaurantes para fumadores y no? Por que no me puedo fumar un cigarrillo en el patio de mi instituto en mi hora de guardia si no molesto a nadie ni hay nadie a quien dar mal ejemplo a esa hora? Exageraciones y más incoherencias.

    ResponderEliminar
  19. No doy por sentado que. No de que, se conoce que me olvidé del verbo que había utilizado.

    ResponderEliminar
  20. *sinkuenta, ahora las playas están masificadas. Eso no es culpa de nadie, es que ha subido el nivel adquisitivo de la gente y todo eso. Para arreglar las molestias en vez de solucionar los problemas reales se exageran las prohibiciones: nudismo, perrito (aunque lo dejes atado y jurando que no caga), radio (aunque la tengas pegada a la oreja y casi sin volumen), chiringuitos... Chiringuitossss... pero si son una delicia!

    ¿No sería mejor abordar los problemas REALES y sancionar a quienes los creen? No. Hay que prohibirlo todo. Digo yo que será para solucionar el tema de la masificación, porque hay que pensárselo para ir a según qué playas.

    ResponderEliminar
  21. Harrrrta estoy, como tú de las prohibiciones - pero es tan obvio que depende de intereses que me sorprende que nos lo traguemos todo sin rechistar.
    ¿y el alcohol? Ahora nadie lo menciona siquiera. Os acordáis de los años de la prohibición del alcohol en USA? Pues acabaremos igual con el tabaco, juntándonos en garitos "underground" (al parecer se están poniendo de moda en NY) para poder disfrutar de un pitillo, eso sí, a precio de oro (que esa es otra que se avecina), que así tiene más glamour y deja más dinerito al estado.

    ResponderEliminar
  22. Patsy, toda prohibición conlleva transgresiones, delaciones y acotaciones de la libertad. Las prohibiciones que afectan a la libertad individual (que no repercuten en la libertad de otras personas) deberían estar prohibidas :)

    ResponderEliminar