10 octubre 2009

Normalización lesbiana

Normalizar: Ajustar varias cosas semejantes a un tipo o norma común.



En el futuro parece que se van a normalizar los conectores de todas las marcas de móviles a un tipo de cargador común a todos ¡por fin!



Fotograma de The Wall. "Sacrificamos vuestra individualidad para obtener un producto homogéneo".




Todas iguales


Todas iguales y diferenciables




¿La dejamos formar parte del puzzle? Encaja pero no es amarilla


ACLARACIÓN

Hay quien sostiene que, en pro de la visibilidad, debemos ajustarnos a determinados patrones físicos y estéticos.


¿Y tú qué piensas?

16 comentarios:

  1. jajajajaja! Buenísimo!

    Encantada de saludarte, Candela. Te leía en los comentarios de otras blogueras y ya tenía ganas de pasar por aquí. Un gustazo tu casa.

    ResponderEliminar
  2. En la diferencia está la riqueza.

    ResponderEliminar
  3. Hoy debo estar empaná, porque no entiendo el de la trituradora....¿?....

    Besos!

    ResponderEliminar
  4. Hola, Morgana. También te conocía de comentarios jajajaja. Gracias. Un besazo.

    María, gracias por tu opinión. Pregunto por verdadera curiosidad sobre cómo opináis al respecto. Un beso.

    Alma máter, la imagen corresponde a un fotograma de la película The Wall, de Alan Parker (sobre el album El Muro de Pink Floyd). Si mal no recuerdo esa parte corresponde a meter a todas las personas en una máquina para compactarlas y sacar un producto uniforme, creo que como crítica al sistema educativo británico. Buscando imágenes sobre normalización la vi y me pareció una visión negativa de la normalización. En otras he intentado poner una imagen positiva.

    ResponderEliminar
  5. Yo no estoy de acuerdo en tener que ajustarnos a ningún patrón estétito para ser visible, cada una debe tener su propia imagen. Para dejar de ser "invisibles", solo hay que llevarlo con la mayor naturalidad posible, conozco a muchas que van a las manifestaciones "por la visibilidad" y en su pueblo son "heteros". Yo me manifiesto en mi entorno, mis hermanos, mi hija, mis amigos, y mis compañeros de trabajo, saben que soy lesbiana, nunca me he puesto una pegatina en la frente, pero nunca lo he negado. Soy como cualquier persona, y me importa un pimiento lo que piensen los demás de mis preferencias sexuales, porque a mi no me preocupan las de los demás. A las personas las catalogo por su calidad humana, jamás por su aspecto o por su color, y me importa poco con quien se acuestan.
    Un beso (jo, me liao)

    ResponderEliminar
  6. Que qué bien que alguien sostenga algo, yo prefiero las manos me libres pues me aligeran el pensamiento.

    ResponderEliminar
  7. Somos más visibles a simple vista si nos ponemos un distintivo. Lo que digo es ¿es bueno o es malo que la sociedad en general tenga una imagen única e invariable de las lesbianas como cortadas por el mismo patrón? Personalmente estoy por la libertad de ser y estar como te guste y te sientas mejor contigo misma. Somos tan distintas como cualquier ser humano lo es de otro ser humano.

    ResponderEliminar
  8. A mi no me gustan nada las etiquetas. Y quizás el hecho de no querer tenerlas hace que no encuadre en ningún grupo determinado y a la vez tenga en común cosas de algunos.

    ResponderEliminar
  9. Debe ser viernes porque yo no entiendo el de los enchufes.. pero me niego a llevar una indumentaria o cualquier patrón para que me identifiquen como tal o cual.. bastante tengo con ser.. que no es nada fácil para querer parecer.. conmigo que no cuenten

    ResponderEliminar
  10. Pues que eso no es visibilidad ni ná de ná. Eso es tapar lo que no mola. Lo de ajustarse a patrones estéticos, digo.

    ResponderEliminar
  11. No voy a contestar a cada una de vosotras. Os agradezco vuestras opiniones :)

    Pero Ico, a ti sí te contesto para explicarte lo de los "enchufes" jejejeje. Parece ser que se van a normalizar los enchufes de los móviles al cargador para que un solo cargador sirva para todas las marcas y modelos. Eso se llama "normalizar", en ese caso los agujeritos de los móviles. Un beso!!

    ResponderEliminar
  12. Pienso que has escogido unas imágenes fantásticas para invitarnos a la reflexión :D

    ResponderEliminar
  13. Pues creo que estoy de acuerdo con todos los comentarios. Pocas cosas hay más duras que tener que vivir aparentando lo que no se es. O sea, que cada loco con su tema. Esa es la normalización, supongo.

    ResponderEliminar
  14. Cristina, igual de difícil que ser lo que no aparentas :) Como no tengas pluma la llevas jodida como lesbiana. Y si encima algún día te pones tacones o maquillaje, a la hoguera directamente.

    Pero ¿hay que dejar de ponerse la ropa con la que te gustas? ¿Se pueden disimular las ojeras? ¿Se pueden pintar las canas? ¿Te puedes permitir lucir tu preciosa melena larga? ¿Tienes que ocultar tus estupendas piernas? (Eh, que no hablo de mi caso particular, eh? jajajaj).

    ResponderEliminar
  15. 'Cristina, igual de difícil que ser lo que no aparentas :)'

    Ah, vale, ya lo he pillado :-) Bueno, en realidad es lo mismo porque si eres lesbiana y te gusta llevar tacones y el pelo largo, eso es lo que ERES: una lesbiana a la que le gusta llevar tacones y el pelo largo. Igual de absurdo sería aparentar que no eres lesbiana como que en realidad te gusta llevar zapatillas deportivas y el pelo rapado (un suponer). Vamos, que no he dicho nada nuevo.

    ResponderEliminar
  16. Gracias por pasarte por mi blog. Este tema es uno de los grandes silencios de las lesbianas. La mayoría son tías estupendísimas que pasan de cánones. Muy pocas son las que te exigen que te pongas el símbolo en la manga y lo escribas con tiza delante de tu puerta, como los judíos durante el holocausto. Estoy por la visibilidad con autenticidad. Sé como eres. Viste como te apetezca y no te escondas si tu sociedad y tus leyes te dan esa libertad. Si tienes miedo tus motivos tendrás.

    ResponderEliminar