20 noviembre 2009

Cambian los tiempos y los machistas encuentran nuevas justificaciones

Sobre el artículo
Revanchismo de género
Enrique Lynch


Me lo he traído de Cariátides- y además sin permiso ;)

Si en lugar de la imagen de esa mujer, con su mirada diáfana y su sonrisa displicente, se hubiese elegido la típica -y tópica- imagen de la misma u otra mujer, con la mirada y el rostro heridos, me atrevería a asegurar que no habría llamado la atención de Enrique Lyinch. Seguramente le habría pasado desapercibida. Porque en el fondo la idea subyacente de todo machista cuando ve a una mujer apaleada por su novio, marido o ex, es que "le va la marcha", que "es masoquista" y que "se lo merece"... seguido de "...Y si no ¿por qué no los dejan?".

"Se lo merece, por sumisa"


Con las teorías que el autor expresa en todo su artículo publicado en la Tribuna de El País, otros argumentos y otras imágenes TAMBIÉN justifican el maltrato a las mujeres, esta vez por su sonrisa "quizá un punto altanera", -chulerías de una tía, ni media- pero SOBRE TODO porque puede haber tenido y puede volver a tener VARIOS hombres en su vida. Mujeres así, que por añadidura no van a permitir que por ser mujeres se las aplaste como a gusanos, todas esas mujeres de mirada diáfana, sonrisa displicente y quizás un punto altanera, "están pidiendo a gritos que las pongan en su sitio".


"Se lo merece, por chula"


Justifica que las mujeres sigan siendo humilladas, devaluadas, defenestradas, apaleadas, apuñaladas, estranguladas, tiroteadas, despedazadas, solo porque no permiten que ningún hombre sea más que ellas. Con todo su poder de intuición -que aclara en el artículo- no ha intuido que la frase no va por "tener más estudios" o "más dinero". No va por ahí el eslogan. Y entre tanto las mujeres siguen muriendo a manos de sus parejas y ex parejas. Como cabría esperar, "la culpa sigue siendo de ellas".

Tenemos, tuvimos y tendremos todos los hombres que nos apetezca, o tal vez no tendremos ninguno porque no nos dé la gana. Pero de todos los que tuvimos, los que tendremos y los que no tendremos, ni uno solo será superior a nosotras por un motivo tan huero como ser hombre. Si ese es el motivo por el que se declara la guerra entre sexos, pongámonos el casco y vayamos a la guerra, mientras quede alguno o alguna que, esgrimiendo razones tan banales, justifique que nos sigan devaluando e incluso asesinando.

Por el momento, y hasta tanto no cambie la política de admisión de artículos de El País, en Cariátides nos abstendremos de mencionar y enlazar a este periódico.

Enlazo el post de Mam

13 comentarios:

  1. Una cuestión positiva en todo esto; ha sido tal la avalancha de quejas, críticas y borres que han recibido en El País, por mediación de mensajes y llamadas a la defensora del "lector", que hoy aparece un artículo firmado por las personas responsables de la campaña, mañana aparecerá un artículo de denuncia firmado por Soledad gallego y el fin de semana el artículo de la defensora será sobre este tema. Somos muchas y algunos quienes estamos en la lucha, estas cosas no se pueden permitir.

    ResponderEliminar
  2. ¡Estoy alucinando! Ahora me lo leo todo.

    ResponderEliminar
  3. No paramos de leer cosas así sobre todo en internet. Esos foros de hombres despechados, de los que se declaran defensores de la igualdad, esos foros misoginos que proliferan por la red.

    Sin embargo leer esto en un periódico como el País es algo que personalmente no esperaba jamás.

    El artículo no tiene desperdício, no sólo se nos culpa, se nos acusa de criar maltratadores,y por supuesto se nos tacha de promiscuas por dejarles.

    Durante años el hombre ha hecho con la mujer lo que ha querido, y ahora ¿que les duele? ¿que les abandonemos? ¿el divorcio expres quizás?

    Es vergonzoso leer semejante apologia de la violencia de género.

    Y como bien dices, si eso es declarar la guerra, pues voy a la guerra ¡a las trincheras!

    muchos besos candela

    ResponderEliminar
  4. Sin palabras, lo del País. Sin palabras.
    Esta campaña es de las pocas que para mí da en la diana. ¿Será que los hombres son demasiado primitivos para entenderla?
    Pero es que no pasa un día en que no se vea o lea algo que nos denigre.


    Ahora hay una campaña de publicidad danesa contra el maltrato de género que se presenta como un videojuego llamado Hit-the-Bitch !!!(pégale a la zorra) Aparece una chica y con cada golpe que le dan, van sumando puntos. Al llegar al máx de puntos, sale un cartel - con el que se argumenta el objetivo de la campaña - que dice: Eres un idiota.
    Al margen de la efectividad o no del anuncio que personalmente me parece de pésimo gusto- las imágenes son tan brutales que soy incapaz de mirarlo hasta el final(o será que no estoy habituada a la estética de los videojuegos) lo alucinante es que un montón de tíos se metan a jugar a un juego con ese nombre!!!

    Como siempre, me extiendo demasiado pero es que estas cosas me hacen hervir la sangre.

    ResponderEliminar
  5. *Marcela, no encuentro en El País ese artículo firmado por las personas responsables de la campaña ¿Me podrías pasar el enlace? Hoy he visto uno titulado Linchar la igualdad, de Jesús Generelo http://www.elpais.com/articulo/opinion/Linchar/igualdad/elpepuopi/20091121elpepiopi_7/Tes

    *María, es que es para alucinar. A estas alturas sé que hay muchos que piensan así, pero tener la osadía de publicarlo en El País, y además intentar torpemente argumentarlo...

    *Mam, promiscuas y además eso, que olvidé decir, lo de criar maltratadores... que si sigues con el maltratador es porque necesitas su dinero, porque no sabes estar sola... porque estás colgada o eres masoquista. Y si lo dejas, eres promiscua, mala y FEMINISTA (ohhhh, feminista... que todos las palurdos lo consideran como machista pero al revés... catetos).
    Como diría Marcela ¡A las barricadas!

    *En efecto, Patsy. Es de las pocas campañas que dan en la diana. Harta estoy de campañas de mujeres con los ojos morados, que ahí se queda la idea de lo que es el maltrato. Si no llevas el ojo colgando no se te pisotea, no se te humilla, no se te devalúa en el trabajo...
    Con respecto a la campaña danesa, no la he visto, pero tal y como la retratas, me parece más de lo mismo: ofrecer imágenes violentas para suprimir la violencia. No me parece adecuado y es más, me parece una incitación a la violencia, porque los violentos que la ven, encima disfrutan.

    ResponderEliminar
  6. Artículos de ayer (la gente que hizo la camapaña) y de hoy (de Soledad gallego), pero creo que no es suficiente, porque a nadie se le hubiera ocurrido dar paso a un artículo a favor del terrorismo de ETA y responsabilizando a las víctimas de que ETA las mate ¿verdad? Ahora estamos pidiendo la dimisión de quien en El País decidió publicar ese artículo, no hay libertad de expresión que pueda pasar por encima de las leyes de un país:
    Ayer:
    http://www.elpais.com/articulo/opinion/Maltratozero/elpepiopi/20091120elpepiopi_4/Tes
    HOY: http://www.elpais.com/articulo/opinion/Shakira/llora/elpepiopi/20091121elpepiopi_5/Tes

    Carta al País:
    Señora defensora (¿de quién? Eso está por ver).
    Me complace leer el artículo de Soledad Gallego pero no pienso que con eso El País “ha cumplido”.
    No estamos ante un asunto de libertad de prensa que publica “equitativamente” una opinión y la contraria.
    Si el artículo dijera que son las víctimas de ETA quienes con sus provocaciones y sus peticiones de una vida sin terror, hacen que las asesinen, seguro que ese periódico haría dimitir de su cargo a los responsables de que tal barbaridad se publicara. Pues, como supongo ustedes saben, el machismo mata y tortura muchísimas más mujeres cada año que cualquier otra organización terrorista en el mundo. Estamos, pues, ante un asunto de mucha mayor gravedad.
    No me extraña que haya seres como Lynch pero son ustedes los responsables de haberle dado publicidad y crédito.

    Asuman su tropelía y hagan dimitir a los que tomaron la decisión de publicarlo.
    defensora@elpais.es

    ResponderEliminar
  7. Me enteré por Farala que estaba indignada.. y no es para menos que se sigan permitiendo a estos articulistas, llámese periodistas de medio pelo tener una tribuna abierta para demostrar su misioginia me parece aberrante.. si tenías mis razones para no comprarlo ahora son más..

    ResponderEliminar
  8. Gracias, Marcela. Tengo ya los dos a la vista y he leído el primero de ellos. El escrito a la defensora, claro, neto, indiscutible. (El argumento que equipara a "los" dos terrorismos, mosquea a las víctimas y familiares de víctimas del terrorismo. Te lo comento de pasada porque en más de una ocasión, un artículo o comentario mío en esa línea ha levantado unos cabreos que no comprendo). Suscribo tu escrito al 100%.

    *A mí también me llegó la noticia a través de Farala. Me sentí indignada, porque si ya es difícil pelear contra el machismo y la violencia hacia la mujer en el día a día, en el entorno, ¿cómo no va a indignar ver esa apología en un periódico nacional de gran tirada?

    ResponderEliminar
  9. He leído también el artículo de Soledad Gallego. Buena respuesta, pero no quita el error cometido. En las Cartas al Director hay dos quejas reflejadas; debieran haber hecho una rectificación ahí, ya.

    ResponderEliminar
  10. Acabo de completar la lectura de todos los artículos que he encontrado en El País y los enlaces que habéis puesto aquí o en vuestros blogs.

    No hay mal que por bien no venga, y ha quedado muy claro que somos bellas pero no durmientes.

    La carta de la Defensora, interesante en cuanto que "es un compendio-resumen de la indignación de las lectoras y de algún lector, y de la caradura de Lynch que se reafirma en su posición". Sin embargo la posición de la Defensora es la de nadar y guardar la ropa. Ha escrito como empleada de un periódico y no como defensora, y desde luego NO COMO MUJER.

    ResponderEliminar
  11. No sé cómo deci esto sin que se me malinterprete. Desde que llegué a España muchas de las discusiones feministas me han parecido un poquitín exageradas (no todas, desde luego) porque la realidad de la que yo vengo es de un machismo tan pero tan... ¿cuál será el adjetivo?, vamos, que en México sigue sucediendo cosas que aquí ya son impensables y quizá eso no me permite visualizar lo que las españolas perciben como tan indignante. Sin embargo el artículo que ha levantado este revuelo es insultante hasta para alguien que viene de otro contexto como yo. El artículo de la defensora del lectore insuficiente y por ello yo también enviaré una carta al periódico. Un boicot al tal Sr. Lynch no estaría mal tampoco.

    ResponderEliminar
  12. *Espero que no se malinterprete. Es fácil comprenderte si se tiene la capacidad de "volar" en el tiempo y en el espacio. Sé las cosas que han pasado y siguen pasando en México, horrores que me dejan sin habla. Y si todavía volamos a otros países en los que las vejaciones y torturas a las mujeres están explícitamente amparadas por sus Estados, entonces entra la desesperación. No obstante, en España das una patada y salen miles o cientos de miles de casos como este de ahora, sólo que no publicados en la Tribuna de un periódico como El País, o al menos no hasta ahora. No nos podemos dormir en los laureles o volveremos atrás 50 años en un solo descuido.

    Besos

    ResponderEliminar
  13. Excelente artículo, Candela: enhorabuena. Como apuntó Marcela el desafuero de Lynch ha tenido algo positivo y es tanto la activa movilización de protesta como la cantidad de reflexiones y respuestas que ha ido dejando. Y las redes que sin querer ni saber ha ido tejiendo.

    Un saludo.

    ResponderEliminar