11 diciembre 2009

¿Qué hacéis ahí tan solas?

20 mujeres granadinas y bilbainas estábamos comiendo en la terraza de un restaurante en las afueras. Todas juntas y sentadas a la misma mesa, charlando, comiendo, fumando y bebiendo animadamente. Había, al menos entonces (89 ó 90), una fuerte conexión entre vascas y granadinas. Entonces pasó junto a la mesa aquel hombre joven y solo. Nos miró, se detuvo y dijo: ¿Qué hacéis ahí tan solicas? Creo que todas pensamos lo mismo a la vez porque soltamos una sonora carcajada. No era burla ni el chaval lo entendió así. Fue la respuesta divertida a una pregunta tan "obvia" que solamente una carcajada podía mostrar su absurdidad.

Creo que aquel chico podría representar hoy a (casi) todo el periodismo español, que ha visto a 3.000 mujeres juntas y no le ha dado la mayor importancia. Bah, mujeres solas.

¿Solas?

Ya volvieron a sus casas las feministas y comienzan a escribir en sus blogs, como ha hecho Lena de Mar en su primera entrega y en la segunda. O también en el blog Mira que te diga de Silvia Molina Castaño.

Para quien todavía no se crea que Granada se quedó pequeña, podéis ver los vídeos que han colgado ya en Youtube:



De Oxytocina:



De geubiok (1)



(2)



(3)



(4)






Hai già finito di prendere tutto quanto? :p

24 comentarios:

  1. Estubo muy bueno...la respuesta con la carcajada y la "no sorpresa" del chico...es evidente....vascas,granadinas,solas...que mismo da? mujer hombre catalan,castellano...la gente de a pie...es asi...normal y natural.
    besos

    ResponderEliminar
  2. Típico de una cultura machista, si no hay un hombre en el grupo, y aunque sea evidente que las chicas están mas a gusto que un "marrano en un charco", están SOLAS. Un beso

    ResponderEliminar
  3. Solisimasss... ¡¡vamos!!! jajajaja.... si es que aún quien lo "ve así".... No me extraña esa carcajada!
    Los videos impresionantes!! pequeña, pequeña que se quedó Graná.

    Besos y buen finde!!!!

    ResponderEliminar
  4. JO. DER. Los videos. O, como dicen por estos andurriales, whoa. Acabo de decidir que voy a ir al proximo evento de esta indole.

    A ver si me entero con tiempo y puedo hacer planes... Como se enterara la gente de estas cosas? Hay alguna organizacion feminista "oficial" por ahi? Me he metido en la lista de e-mails de feministas.org. Me enteraria de un evento asi por ahi? Alguien lo sabe?

    ResponderEliminar
  5. Somos guapas, somos listas, somos todas feministas, ualáaaaaaaaaaaaaa.

    ResponderEliminar
  6. Ah, y otra, "También las monjitas se acuestan juntitas", este no viene a cuento, pero me gusta, jajajjaa.

    ResponderEliminar
  7. En fin... ¿qué le vamos a hacer a esa pandilla de infelices que siguen considerando que estamos solas por más que seamos? Desgraciados, infelices de la vida...

    ResponderEliminar
  8. Es que las mujeres somos tan "débiles e indefensas", que siempre nos tiene que acompañar un hombre, seamos una, cincuenta o cinco mil. Para andar por la vida y para ser visibles, para que nos hagan caso, para que nos crean, para que nos tomen en serio... En fin, no sigo, que me pongo de mala leche.
    Aunque la anécdota que cuentas, pues eso, divertida, el pobre chico, haciendo de gallito...

    ResponderEliminar
  9. Interesante reflexión. ¿Ahí tan solicas? Sin la presencia masculina solo somos mujeres que van solas por el mundo... Desde luego yo me habría muerto de risa.

    Y la verdad es que es terrible que los medios de comunicación no den valor ni atenciones a actos como el que has mencionado y sin embargo cuando tienen que sacar (en su día) manifestaciones contra el matrimonio gay (por poner un ejemplo) lo sacan por todas partes, a todas horas e incluso gustan de organizar patéticos debates televisivos que sólo hacen encender más aún al "pueblo cerrado español".

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  10. Uno de los minirreproches mentales que me hago y que le hago a este tipo de encuentros es la reducidísima presencia masculina con la que se cuenta. La lucha feminista es también una lucha de los hombres y con los hombres (a menos que una suscriba una forma de feminismo completamente segregacionista). Los hombres feministas existen y es necesario transmitir ese mensaje y esa visión a la sociedad: que el feminismo no es sólo cosa de mujeres, que es cosa de tod@s.

    ResponderEliminar
  11. estupendos vídeos... gracias por colgarlos!!! nosotras nos olvidamos nuestra cámara... pero hicimos algunas fotos y vídeos con nuestros móviles. Se ve que esta vez teníamos que VIVIR los acontecimientos y no filmarlos.
    Fue un acontecimiento HISTÓRICO!!

    ResponderEliminar
  12. Gracias por los videos, en cuanto a lo del chico, esas cosas a mi me dan lastimita, quehaya hombres que no se enteren de que va la cosa... anda que no se benefició mi padre de su postura no machista... disfrutó a sus hijos, a su mujer y su vida en general de una manera que muchos no pueden entender.

    ResponderEliminar
  13. La Talla 38 a mi me aprieta el txotxo!!! Viva la fusión euskaldungranaina!!!!

    Loka estoy por fusionarme, mezclarme, derretirme, fundirme.... en estos momentos lo estoy intentando.

    Recomiendo agregar a Ciudaddemujeres en el Facebook para el seguimiento del Tsunami de estas jornadas

    ResponderEliminar
  14. jajajaja muy gracioso el chavalillo!!

    Hace un par de días había un MONTÓN de mujeres AMAZONAS en una serie... con minifaldas, botas, enseñando tripilla y algo más un poco más arriba... los hombres que salían... no creo que pensaran que eran débiles... que estaban buenas seguro que SÍ, pero ni débiles ni indefensas!! jajajaja

    Maria

    ResponderEliminar
  15. ¡¡Qué marcha, qué subidón con los videos que has colgado.. como si estuviera ahí¡ El comentario del pobre hombre sin comentarios..

    ResponderEliminar
  16. Noticia en El País.

    http://www.elpais.com/articulo/sociedad/anos/despues/necesario/feminismo/elpepisoc/20091213elpepisoc_6/Tes

    No sabía que en el encuentro estaba vetada la presencia de hombres (¿y para qué tanto debate sobre lo trans y lo bio, digo yo, si luego nos aferramos exclusivamente a lo bio para segregar?).

    Soy minoría, I know.

    ResponderEliminar
  17. He leído todos vuestros comentarios. No tengo tiempo para responderos una a una como me gusta, pero ¡MUCHAS GRACIAS!

    Ave: Ayer, cuando leí tu primer comentario tampoco tuve tiempo de responderte que las inscripciones masculinas estaban vetadas, lo que ha valido una interminable lista de palabros antifeministas en los comentarios de algún periódico y de algún blog (ya sabes, lo de feminazis y todo eso).

    Imagino que la exclusión masculina de las Jornadas tiene su lógica teniendo en cuenta que esos eventos molestan a los machistas -o antifeministas- y pueden inscribirse a saco nada más que por boicotearlos. Pero creo que yo también soy minoría. No por las Jornadas, que seguramente ha sido mejor hacerlas exclusivamente para mujeres, sino porque soy partidaria de unir y no de separar. Hablamos de coeducación en las escuelas y luego, al salir de la escuela, nos dividimos sin más criterio que ser hombre o mujer? Creo que hay otros criterios divisorios, que van con las actitudes, no con el género.

    ResponderEliminar
  18. Es un debate largo, ¿verdad? Pero yo también estoy contigo. Nos reímos (con razón) de las actitudes del muchacho de tu anécdota, y sin embargo rechazamos la apertura de espacios "de(s)generados" que no estén dominados por el rígido dualismo biológico que por otro lado tanto parece preocupar en las conferencias.

    No lo entiendo. Yo al menos conozco a un número suficiente de hombres biológicos que son bellamente feministas.

    ResponderEliminar
  19. Desde mi humilde posición de patita joven, les dejo con esto: Un hombre crítico con lo que él considera que puede ser una sobrevisivilidad de los nuevos grupos de hombres igualitarios (bueno, así, por resumir, lean, lean):
    http://www.feministas.org/spip.php?article20

    ResponderEliminar
  20. Comento un poco sobre el link:
    Creo que la situación de estos grupos igualitarios en el País Vasco es algo con ciertas peculiaridades. Lo que comenta el chico del artículo de que se comenta un montón sobre estos nuevos hombres no sexistas es completamente cierto. Concretamente, Emakunde (Institutoi de la mujer) con el programa éste de Gizonduz tenía un eslógan a mí parecer nada acertado, que era algo así como "aprende a ser un hombre" o algo así. Y es que este tema de la nueva masculinidad, en fin... A lo mejor es que hay que olvidarse un poco de la masculinidad... No sé, no sé. Yo creo desde luego que los mjuchachos deberían poder participar en los grupos feministas, pero comprendo perfectamente lo que dice este Oskar de la sobrevisibilidad y de cómo se digiere más fácilmente todo esto de "una nueva masculinidad"... Lo cual podría ser una ayuda a las causas feministas, si no fuera por lo injusto que es que, por ejemplo, mi madre (bastante antifeminista, creo) exclame ¡¡qué majos!! cuando oye hablar sobre un grupo de hombres igualitarios y crea, sin embargo (sin ningún sonrojo) que las mujeres feministas son unas exageradas. Y ya no digo más hasta que no me convierta en cisne.

    ResponderEliminar
  21. Claude, muy buena aportación. He leído con interés el artículo de Oskar y hace pensar mucho sobre las nuevas masculinidades e incluso sobre el porqué del rechazo de las organizaciones feministas a integrarlos en sus reuniones y debates.

    Desde luego te diría que de darse la ocasión, mi padre sería un buen participante en unas Jornadas feministas, desde luego mucho más que mi madre. Lo digo por el comentario que haces tú sobre los tuyos. Por lo tanto, de excluir a alguien sería a mi madre, que tiene una idea bastante fanática sobre el feminismo (fanatismo de oposición visceral).

    Un millón de gracias

    ResponderEliminar
  22. jaja, recuerdo una situación parecida, pero era un señor mayor que nos dijo "hay que ver, tantas mujeres, tan solitas y lo bien que se lo pasan sin un solo hombre" - constataba una realidad, pobrecito.
    En cuanto a los vídeos, ¡qué subidón! y me pareció interesantísimo el artículo que aporta Claude. Es que yo creo que ahí está la clave: el espacio público.
    Nosotras necesitamos de un período larguísimo para, como decía Virginia Woolf en 1957, desprendernos o desenredarnos del "la condición algodonosa de la rutina diaria de la vida cotidiana" que nos habían adjudicado. Para poder ocupar nuestro lugar en el espacio público, había que salir partiendo de ahí. Ese trabajo está claro que debemos hacerlo nosotras entre mujeres. Y a partir de ahí, yo estoy por la igualdad y el compartir en todo.

    ResponderEliminar