05 diciembre 2009

Un puente para soñar


Para soñar con un viaje, un paseo sobre las hojas. Está precioso el campo.

Para soñar con una dorada a la espalda en aquel chiringuito de La Herradura, oliendo, escuchando y viendo el mar.

Para soñar que duermo ocho horas -o más- todas las noches.


¡Pero no para soñar así, caramba!

He "aprovechado" mis cinco horas de dormir para soñar que le estaba contando a Pepa algo que me había dicho mi padre, pero ella no lo comprendía y me esforzaba por explicárselo. Entonces le hice un cuadro de texto marginal con los conceptos más importantes en negrita.


¡Manda huevos!

9 comentarios:

  1. Y en ese sueño se veía la cara de asombro de la pepa? jejjejejejeje.
    Y si bonita, manda huevos!!!!!!

    besos (en negrita)

    ResponderEliminar
  2. No sé, no me dio tiempo a ver su reacción. Me desperté agobiada y se lo conté. A propósito, el texto que he puesto arriba como imagen es real, de uno de los capítulos del libro actual, un cuadro al margen :( (Me voy a volver chalá, mamo, moma, mam jajaja)

    ResponderEliminar
  3. jajajajaa, me parece mejor que sueñes con el viajecito y la dorada a la espalda (mmmmmm, una de mis comidas favoritas), porque lo del texto se las trae, jajajjaa.

    ResponderEliminar
  4. A mí me pasa lo mismo cuando estoy muy preocupada por algún trabajo. Aunque el otro día soñé no sé qué de unos gitanos. A saber.

    ResponderEliminar
  5. Bue... ya queda menos... aunque a veces se hace eterno, ¿no?
    Hum... con lo buena que queda la doradita a la sal, ¿quieres venir a comer a mi casa? trae a tu familia :)

    ResponderEliminar
  6. *Marcela, la boquita hecha agua la tengo desde que la menté! Ya sé cuál va a ser el menú de antes de ese café jeje

    *ave, pues qué puñetas, no se tiene bastante con estar todo el día en el tajo para ocupar los sueños con lo mismo. Recuerdo haber resuelto alguna vez en sueños un problema de análisis matemático que no conseguí resolver antes de acostarme. Me despierto y me voy a escribir. Había soñado lo correcto!

    *pena, síiiiiiii, sí quieroooo. Muaaaaaach

    ResponderEliminar
  7. Yo prefiero seguir pensando en las hojas secas y el campo...

    ResponderEliminar
  8. jaja, me he puesto a traducir mentalmente tu texto soñado y he decidido que mejor me apunto a la dorada. No me sorprende que Pepa no lo comprendiera, pero me deja atónita el cuadrito con las palabras en negrita. Profesora incluso en sueños. ¡¡DESCANSA!!!

    ResponderEliminar