01 enero 2010

¡Dios santo! ¿Tanto has engordado?

Lo que pasa cuando no se explican bien las cosas.

Anoche llamé a un amigo al que hace más de un año que no veo. Nos vamos poniendo al día. Me pregunta cómo me va y todo eso. Esto es parte del diálogo:

C: Ando liadísima, todo el día delante del ordenador. He engordado. No salgo de casa desde agosto.

F: ¡Dios santo! ¿Tanto has engordado?

13 comentarios:

  1. jajajajjaaaaaaaaaaaaaaaa, qué bueno.

    ResponderEliminar
  2. jajajaaaaaaaaaajajaja (¡coño! ¡ten cuidado!)

    Dale acceso a tu blog, se te ve guapísima en las fotos!!

    ResponderEliminar
  3. jajajajajaja
    Eso eso el ordenador tiene la culpa de que estés tan guapa.

    ResponderEliminar
  4. Gracias por el piropeteo. No os creais que no me viene bien después de verme las ojeras en el espejo jajajajaja.

    Me dijo que se creía que había cogido tal sobrepeso que estaba inmovilizada en casa. jesupordió!!!!

    ResponderEliminar
  5. Ja, ja, ja... Está claro que "no hay palabras mal dichas, sino mal interpretadas".

    ResponderEliminar
  6. Tu amigo desde luego tiene una imaginación desbordada... besitos

    ResponderEliminar
  7. jajjajaj. Pues ya tendrías que haber cogido kilos jejjejeje. pagaria por poder "ver" como te "imaginaba" juassssssssssssss

    ResponderEliminar
  8. Jajajjajaja...joer qué majo tu amigo!

    ResponderEliminar
  9. Ese carácter andaluz me encanta siempre con una verdad por delante.. yo te veo bien feliz año..

    ResponderEliminar
  10. María, qué a gusto me dejas jajajajaja.

    Pena, lo que pasa es que soy una exagerada como buena andaluza, a saber con qué tono le fui contando lo del encierro y el engorde jajajajaja

    Mam, Fran está muy mentalizado con la salud, en su profesión cura a gente extrasupergordísima que tienen que moverse con una especie de grúas. Su deformación profesional hizo el resto :)

    Tantaria, es majo sí, de verdad, su espontaneidad e ingenuidad me hacen reír :)

    Ico, Ico, Ico, que no era verdad! Que puedo moverme y correr y todooooo jajajajaja ¿o no te entendí bien?

    ResponderEliminar
  11. Mándale una foto en tiempo real, pa que no se quede con esa imagen en la mente, de verte atrapada en la puerta. Un beso

    ResponderEliminar
  12. Jaja, te he imaginado moviéndote por la casa con el culo atrapada en la silla...
    Por cierto, ahora tendrías que llamarlo y contarle lo de tu salida a correr (voy a la inversa) - podrías decirle que has adelgazado tanto que ya has conseguido verte los pies. Me parto.

    ResponderEliminar
  13. Isabel, ya hemos quedado para vernos en febrero. Él me quiere de todas formas, su preocupación es de tipo médico jajajajaja. Ya le dije que iba al instituto todos los días (no le aclaré que no en grúa).

    jajajajajajajaja, los pies sí me los veo, Patsy, los pies sí jaajajaja. Mi barriga que ni se notaba embarazada ahora es... pues más o menos como tú te viste la tuya después de la comilona, sólo que yo la llevo siempre :)

    ResponderEliminar