09 marzo 2010

Condenado el pederasta que odia a las mujeres



El 9 de marzo de 2010 será para siempre un gran día.

Las pruebas eran irrefutables.
El pederasta psicópata y misógino no ha tenido más remedio que confesarse culpable de todos los cargos.

Detrás queda una dura batalla de cuatro años
contra el miedo propio y la mentira ajena,
contra el recuerdo obligado y el olvido deseado,
y, desde España, contra las leyes de Berlusconi,
el único que no ha firmado el convenio europeo de extradición de sus delincuentes.

Condenado en el mismo acto del juicio.
Sentencia firme.

10 comentarios:

  1. No tengo ni idea de la noticia pero, me alegro. Es hora de que se haga justicia.

    ResponderEliminar
  2. No se si te refieres a un caso que te haya tocado cerca. Me alegro de que haya terminado el proceso. Cuatro años son muchos años esperando, casi una condena para el que espera que se haga justicia. Más aun en un caso de este tipo, con niños implicados.

    ResponderEliminar
  3. No se a que caso te refieres, pero si es un pederasta, que se pudra en la carcel, y si fuera posible, que se pudra también Berlusconi.
    Un beso

    ResponderEliminar
  4. Me alegro muchísimo más de lo que las palabras letras me dejarían expresar, de verdad que me alegra enormemente que se haya hecho justicia, porque bien sabe dios que es un tema que jamás he dejado de pensar y sólo esperaba poder leer en algún momento una noticia así.

    Nunca se dice felicidades en éste tipo de situaciones, no es felicidad lo que se siente aunque la condena sea condenatoria, pero sí es un pequeño alivio sentir que al menos se lo ha declarado culpable.

    Me alegro mucho, muchísmo.

    ResponderEliminar
  5. No te puedes imaginar la inmensa alegría que me produce saber que una mujer con su niña de la mano han sabido hacer frente a un tema tan increíblemente difícil, sorteando la absurda protección que ese país otorga a sus ciudadanos cuando cometen delitos tan graves en cualquier parte del mundo.

    ResponderEliminar
  6. Culpable maldito bastardo, me alegra infinito que no se haya ido de rositas por más impedimentos "legales" que se hayan tenido que sortear alargándolo en el tiempo de forma absurda por leyes que parece intenten protegerlos.

    Creo que gratifica después de lo vivido ver esta sentencia por la que se ha tenido que batallar tanto tiempo por parte de una niña y su madre, ambas muy valientes

    ResponderEliminar
  7. A qué noticia haces referencia Candela? me gustaría conocerla, aunque el simple hecho de que tú la anuncies me alegra... besitos

    ResponderEliminar
  8. No importa quién sea esa mujer ni esa niña. No han querido hacer juicios mediáticos, ni que intervengan más que los elementos justos y necesarios, ni dar publicidad, ni hacer reivindicaciones públicas... ni salir en los periódicos. Por el derecho a la privacidad, principalmente de la menor, y por la limpieza de todo el proceso, sin presiones de nadie y sobre nadie.

    Pero siempre que hay una sentencia condenatoria contra un tipo que considera a las demás personas objetos para su uso y disfrute, especialmente si se trata de niños y de niñas, es un día para celebrar.

    ResponderEliminar
  9. Sabes lo que está cayendo por Canarias en estos días sobre un profesor de Karate? ya van cien las víctimas.. si hay algo que no podré nunca entender ni perdonar es la pederastía.

    ResponderEliminar
  10. me duele y creo que entiendo eso del "recuerdo obligado y el olvido deseado" Por un lado las victimas quieren y deben olvidar. Vivir para siempre con esa historia sería darle más poder al agresor. por otro la necesidad vital de hacer del hecho un empuje vital.

    qué bien sienta la justicia. qué bien. me daría mucho gusto conocer la condena, y que lo pasa mal. Si, me daría muuuucho gusto!

    ResponderEliminar