04 abril 2010

Educación: No todo tiempo pasado fue mejor (1ª parte)

Si estudiamos detenidamente los distintos planes educativos que se han ido creando en España a lo largo de los últimos 100 años, encontramos avances y retrocesos, palos de ciego, aciertos y patinazos.

Uno de los antecedentes educativos más interesantes, desde mi punto de vista, fue el correspondiente a la llamada etapa progresista de la Segunda República, entre 1931 y 1933. Los planes de creación de escuelas no se pudieron llevar a cabo en su totalidad debido a la recesión que supuso la crisis mundial del 29.


En esa fase se acuñaron conceptos que podríamos atribuir a la etapa actual, como es la coeducación, la libertad de pensamiento, la escuela laica –la asignatura de religión no podía ser moralizante sino estudiada desde una perspectiva histórica de las religiones, en particular la católica, predominante en el país-, la gratuidad, la colaboración activa familias-escuela, el bilingüismo y los cursos de perfeccionamiento para el profesorado de todos los niveles educativos, desde la primaria a la universitaria.


Educar para hacer personas libres

Pero no todo fue positivo en la II República. En 1933 entró a gobernar la derecha de Gil Robles y dio al traste con los avances que supuso el bienio progresista, estableciendo, entre otras cosas, la educación separada de niños y niñas en la primaria. Cuando todo empezó a retomar una vía más social y reformista, con Filiberto Villalobos como ministro de educación, vino la guerra civil.

La educación en el primer decenio del gobierno franquista fue para quienes ostentaban el poder político, militar o religioso –en definitiva, el poder económico- o lo que es lo mismo, para una selecta minoría adscrita a la derecha. Para la gran mayoría de la población infantil solamente existía la pobreza, la orfandad, la explotación laboral y el analfabetismo. De 1938 es la Ley de reforma de la Enseñanza Media, que no afectaba más que a quienes podían llegar a ese nivel, que ya está dicho quiénes fueron.


Cuando en 1945 termina la II Guerra Mundial, Europa retoma la vida, la cultura y la educación. Hay quien dice que es entonces cuando termina verdaderamente la guerra civil española. Hasta ese momento, miles de maestros y profesores –una minoría eran mujeres- han sido hechos prisioneros, exiliados o fusilados, pero el régimen franquista sabe que, si bien el analfabetismo hace seres dóciles y manipulables, las empresas requieren personas que sepan como mínimo leer y escribir, además de una élite que maneje la industria, la educación, la política, lo militar y lo religioso. Por otro lado, ante el resto del mundo hay que dar una imagen de país que no se queda atrás en lo educativo.

En 1945 se publica la primera Ley de Educación del período dictatorial, un avance –si se mira hacia el período de guerra y hacia los primeros años de la posguerra- y un retroceso, si nos referimos a las leyes educativas de la II República. Mientras que en la mayor parte de los países europeos y en Estados Unidos se crean leyes que democratizan la enseñanza, fomentan la educación gratuita y mixta para los niveles primario y secundario y estimulan la investigación y la pluralidad ideológica, aquí se crea una enseñanza primaria gratuita, separada por sexos y sobre la base y los principios que regían el llamado Movimiento. Es decir, una educación moralista, patriótica y religiosa.

La Ley de Educación de 17 de julio de 1945 ofrecía una enseñanza primaria pública, gratuita y obligatoria de los seis a los doce años, aunque la obligatoriedad era una palabra más que un hecho. Poco se podía pedir a unos niños y niñas que trabajaban en el campo, en el mar, en el servicio doméstico o en las minas. Naturalmente la educación continuó siendo un artículo de lujo, un derecho que pudieron ejercer sin trabas las clases pudientes, que, además, continuaron sin problemas la enseñanza secundaria y la universitaria, ambas de pago. Aquella masa de niños pobres que asistían sin asiduidad a la escuela, dejaban tras de sí dos conceptos nefastos aún hoy día en las comparaciones educativas mundiales, absentismofracaso escolar. Todo era cuestión de aplicar las medidas necesarias para equipararse con el mundo y, principalmente con Europa. ¿Nada de esto nos resulta familiar?

A través de esta cartilla de escolaridad podemos extraer algunas conclusiones interesantes. Se trata de un niño normal de la época, de familia pobre, nacido en 1949 que inicia la educación primaria obligatoria en 1957, a los 8 años, y alterna las clases con el trabajo eventual en el campo.
 
 

Cartilla de escolaridad de enseñanza primaria
Ley de Educación de 17 de julio de 1945
Fines de la educación y Deberes Familiares


 
Primer curso, llamado Iniciación
8 años
Lectura, escritura y religión


Segundo curso
9 años
Absentismo y bajas calificaciones. No obstante pasa a 3º (¿con esas notas?)


Tercer curso (I)
10 años
Bajas calificaciones. Abajo hay un texto mal borrado que dice "... no da para más".


Tercer curso (II)
11 años
Asiste a la escuela en el primer trimestre


Tercer curso (III)
12 años
Aprueba y pasa a 4º (con esas notas)



Cuarto curso
13 años
Abandona en el tercer trimestre. Está fuera ya de la edad de la educación obligatoria


Fin de estudios



No pudo llegar a séptimo, pero...
¿Cómo pudo llegar hasta cuarto?
¿Cómo vencer ocultar  el fracaso escolar
provocado por la pobreza y la explotación infantil?

Aquí está la respuesta:

12 comentarios:

  1. GRACIAS por refrescarnos la memoria (histórica)y educativa. Gran documento gráfico.

    ResponderEliminar
  2. Vamos... ¿que no tenemos que "preocuparnos"? ¿Sabes si ese niño ha sido un "hombre de provecho" hoy en día?

    ResponderEliminar
  3. No deja de ser significativa la tabla de las calificaciones...

    Estoy deseando leer la segunda parte.

    ResponderEliminar
  4. Es el daño mas grave que el franquismo le hizo al pueblo español. El analfabetismo creó la mano de obra barata, las diferencias sociales, la España del señorito, y el hambre. La sanidad y la educación, son pilares fundamentales para el progreso de un pueblo, por eso la Aguirre, fomenta la educación privada, para que volvamos a lo de antaño, que solo estudien los hijos de los que mueven los hilos, los hijos de sus amigos. Muy bien documentado tu post, lo de ocultar el problema pasándoles de curso, es algo que está ocurriendo otra vez. Un beso

    ResponderEliminar
  5. Interesante repaso histórico, siempre las clases desfavorecidas son las que salen perdiendo.. sería interesante también analizar la evolución del currículo, ¿ se han recortado contenido?¿ ha cambiando sustancialmente con la entrada de la democracia? En mi área, lengua, tengo serias duda..

    ResponderEliminar
  6. hoy en día no podemos ser catastrofistas con el tema de la educación, hay mucho trabajo por delante y estamos mucho mejor que en otras épocas. Qué bien lo dices tú en el título, no todo tiempo pasado fue mejor y quienes tanto lo echan de menos tendrán que hacérselo mirar ¿no?

    ResponderEliminar
  7. Seguimos ambas, pensando en temas de educación desde hace varios post eh? La evolución en España tremenda, claro, sólo hay que ver cómo estábamos... población analfabeta... postguerra...auxilio social...pero; ahora NADA es casual , ni cómo se favorece la enseñanza concertada/privada, ni como la Iglesia araña su parcela de poder para no perder ni un milímetro. Tengo que reflexionar más sobre los ciclos y lo de pasar curso con objetivos sin cumplir... Lo de " no pasa nada, aunque suspendas pasas" que oigo todos los días de entrega de notas y me rechina tanto; Claro, que la bolsa de adolescentes tripitiendo y abandonando la escolarización tampoco lo veo...
    Que espero tu 2ªparte para pensar más. Y sí, soy pacífica como tu Pepa....
    Lenteja

    ResponderEliminar
  8. Gracias, Alson.

    María, ese niño no llegó a ser un hombre.

    La Vecina, asistiendo a clase no creo que fuera difícil llegar a la enseñanza media. Desconozco cómo era en el bachiller el sistema de calificaciones.

    Isabel, no estoy muy conforme con la educación actual, básicamente la que tiene que ver con la familia y con algunos aspectos de la legislación. Podríamos tener mucho más de lo que tenemos si aprovecháramos lo que hay y tuviéramos la voluntad de mejorarlo.

    Ico, el curriculo se ha mejorado con respecto a entonces, si mejorar es subir el nivel, que personalmente creo excesivo. Además tiene un punto de vista más plural (historia por ejemplo), pero no quiere decir que toda esa mejora sea positiva. Yo matizaría algunos aspectos como el hecho de que se estudie en 4º de ESO un nivel de inglés que hace unos años se estudiaba en la universidad, y en cambio terminen el curso sabiendo un montón de teoría, cultura inglesa y fonética y sin hablar una papa de ese idioma.

    Marcela, no debemos ser catastrofistas ni tampoco conformistas, es decir, no perder la capacidad crítica ni la voluntad de mejora. Porque todo es mejorable y a veces sin siquiera un coste económico.

    Lenteja, nos deberíamos hacer muchas preguntas. Las respuestas suelen tener un cariz económico (objetivo final aunque no lo parezca al principio). Nos vendemos barato con demasiada frecuencia y cuanto más agachamos la cabeza más se nos ve el culo. Lo digo por la iglesia y por otras cosas más.

    ResponderEliminar
  9. ¡Tienes razón! Muchas cosas han mejorado significativamente, aunque ahora nos parezca que no es así. En mi época había en mi colegio una escuela en una esquina del jardín a la que nos referíamos, sin inmutarnos, como la 'escuela pobre'... ¡tremendo! ¿no te parece?... supongo que allí los aprobados serían también un dos o un tres.. Un abrazo

    ResponderEliminar
  10. Sinkuenta, ese sistema de calificación no era especial para pobres, era para todos, pero no creo que fuese el que se usaba en tu etapa escolar (no lo fue en la mía tampoco).

    ResponderEliminar
  11. Ya me he puesto al día de tu blog. Un placer leerte.

    ResponderEliminar
  12. candela, tienes razón en lo de que no hay que ser conformista porque queda mucho por hacer, en ello estamos. Pero es que la queja del profesorado llena mis mañanas en la sala y me aburre soberanamente, por eso, he recogido tu post y lo llevo para sacarlo encima de la mesa a la primera de cambio.

    ResponderEliminar