29 abril 2010

Indignación (primera parte)

Esta mañana Pepa ha hablado con el abogado que tramita todo lo relativo al accidente que sufrió su padre y en el que perdió la vida. Hace unos minutos leemos el atestado y el informe de la autopsia, que le ha sido enviado por correo electrónico.

Lo que sabemos del accidente, entre lo que nos habían contado los testigos y lo que leemos en el atestado, es que el padre de Pepa circulaba con su bicicleta unos metros por delante del pelotón de ciclistas con los que salía todos los fines de semana desde hace años. Que una motocicleta adelantó "bastante rápido" al pelotón (bastante rápido teniendo en cuenta que era una carretera estrecha de montaña y que las bicicletas son frágiles y no llevan una trayectoria rectilínea). Tras adelantar al pelotón, el padre de Pepa, al oír aproximarse la moto se aproximó más a su derecha, pero como el cabrón del de la moto decidió adelantarlo también por LA DERECHA, sus trayectorias se encontraron y se llevó por delante al padre de Pepa, cuyo cuerpo salió proyectado a 36 metros de distancia y allí se quedó inmóvil, destrozado por dentro y por fuera. Por el atestado, la motocicleta circulaba a más velocidad de la que establecían las señales (50 km/h), pero no superaba el 25% de ese límite. Dice el atestado que iría "como mínimo" entre 59 y 63 km/h, según el método Searle y Apple.  (El propio motero dice que circulaba a "unos 70 km/h") Me pregunto yo si es posible que a esa velocidad una moto lance un cuerpo de 80 kg a 36 metros de distancia. La moto, a pesar del impacto, sigue con su conductor encima y se detiene más adelante, a 71 metros del lugar del impacto, pasando de largo y con creces el punto en donde ha quedado inerte el cuerpo del fallecido. El conductor de la moto, de 28 años,  resultó ileso.

Dice el abogado del seguro contrario que "como el fallecido cometió la imprudencia de desviar su trayectoria (para dejarle paso por la izquierda, que es lo lógico) en este caso se trata de una "compensación de culpa", por lo que AMBOS (motero y fallecido) son culpables en partes iguales del accidente".


Conclusión: Para las compañías de seguros, la vida de ese hombre tiene un precio (qué frío), establecido por unos baremos que se actualizan cada año, pero que el importe se verá reducido en un 50% porque "dice" el que lo mató que él se le puso por delante cuando iba a adelantarlo (por la derecha). No os imaginais (sólo quienes trabajéis en ello) lo poco que vale en dinero una vida humana que, además, era el sustento de su casa. Vale más una pierna que un ser humano entero. Pero el valor de una vida no se puede cuantificar en dinero, se valora en recuerdos, en vivencias, en lo que hizo, en lo que dejó, en sonrisas, en lágrimas de ausencia, en lo que no podrá hacer más, en proyectos frustrados a sus 63 años*, en sentimiento de irrecuperabilidad.

Matar a alguien por imprudencia de tráfico es  FALTA, que puede ser grave o leve, nunca delito. En nuestro caso, si el fiscal admitiese a trámite una demanda (algo que estaría por ver) contra el señor de la moto, y en el hipotético caso de ganar el juicio, sería por falta  leve y solamente repercutiría en la indemnización que pagase la compañía de seguros. Al motero PLIN. Él siguió con su vida y con su familia desde que mató al padre de Pepa, pero además con la tranquilidad de que en el futuro podrá circular aún más rápidamente o incluso hacer piruetas o circular de pie sobre el asiento y, antes de matar a un ciclista, haber atropellado a cinco pensionistas en un paso de cebra, porque si mata a alguien, como mucho y si la imprudencia se calificase como grave,  pagará una multa, cosa que se habrá ahorrado esta vez. ¡Y a disfrutar, que la vida son tres días!

Esa es una de las leyes que a mí me chirrían. Te pueden poner multas altísimas por aparcar fuera de hora en zona azul, por no haber pasado la ITV, por tener el carnet de conducir caducado desde el mes anterior... pero si matas a alguien por exceso de velocidad y adelantando por la derecha, te puedes ir a casa, que nadie te va a molestar, ya se encarga tu seguro.

Rectifico: 62 años

19 comentarios:

  1. A ver, a ver ... según las normas para adelantarnos a los ciclistas nos deben de dejar metro y medio de distancia, está claro que el motero no lo hizo.
    El abogado de la parte contraria puede decir misa, pero la norma es la norma.
    Otra cosa, ¿le hicieron la prueba de alcoholemia al motero?

    Candela, hay juicios donde el pobre que sale mal parado parece el culpable por no evitar su fatal destino, si yo te contara...

    ResponderEliminar
  2. Alguna experiencia indirecta tengo al respecto por desgracia. Si algo tengo claro es que Vegana tiene razón, para la justicia tenemos un precio bajito y la frialdad de las leyes derrite cualquier atisbo de humanidad que pudiera existir. Es lo que hay, y bien que lo siento. Este es uno de los puntos de donde parten tantas de mis reflexiones. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Entiendo tu indignación, Candela. Me ha empezado a hervir la sangre a mí nada más de leerte.
    No sé cómo va el tema, pero... ¿Y poner demanda? Es dinero que hay que pagar, por lo menos por adelantado, para reclamar justicia, pero igual si ganáis, empaquetan al motero, aunque sea económicamente.

    ResponderEliminar
  4. Vegana, exactamente, pero además reducir la velocidad en presencia de ciclistas, y si se ve que un ciclista hace un movimiento inesperado, nos alejamos tanto cuanto podamos o paramos. Sí, le hicieron las pruebas de alcoholemia y no llevaba alcohol. Eran las 10 de la mañana.

    Emejota, somos personas humanas pero lo que producimos (leyes) no siempre son humanas. Para empezar, del fallecido se supo casi enseguida y por prensa su identidad. La del de la moto ha habido que conocerla una vez nombrado abogado y procurador, de otro modo no se la facilitan ni siquiera a la familia, para protegerlo.

    ResponderEliminar
  5. Maikix, hay que tener en cuenta que para conseguir una indemnización "que ya corresponde por ley", hay que nombrar abogado... (manda huevos), y que éste se lleva del 10 al 25% de esa indemnización, no todos los abogados están dispuestos a trabajar para conseguir probablemente lo mismo o un poco más. Así que Pepa ha recibido el consejo de quedarse como está, porque a lo sumo por lo Penal conseguirían imputarle una falta leve al motero. Dice que más que eso imposible. Pero no nos cuadran los datos del atestado... ni los números.

    ResponderEliminar
  6. pues yo buscaría una segunda opinión, una de un abogado que no tenga que ver con los seguros, ni el del seguro del padre de pepa y ni el del seguro del motero. Explicadle que no os cuadarn loas datos del atestado, ni los números. Yo cero que habrá abgados que lo quieran llevar. Espero y confio en que al motero le haya cambiado la vida. Me resistoa pensar que se haya llevado a un hombre por delante y siga disfrutando igual de la vida...

    ResponderEliminar
  7. No sabía que las circunstancias habían sido esas. Lo siento si sueno demasiado radical, pero ese malnacido no debería volver a pisar una carretera en su puta vida. Yo estoy con Farala, buscad una segunda opinión algo más independiente, aunque comprendo que en medio de tanto dolor a veces lo más inmediato es no pelear para no seguir sufriendo.

    Un abrazo bien grande a toda la familia, y para gente así, tendría que haber penas de cárcel de varios AÑOS.

    ResponderEliminar
  8. no se puede adelantar por la derechaaaaaa!!! me he quedado indignada y "corpresa" (con el corazón encogido) al leer tu post.

    El padre de Pepa hizo lo correcto, al motero deberían haberle quitado el carné de por vida (y te lo dice una motera).

    Un abrazo intensoooooooooo para las dos

    P.D.: ah, y mi apoyo a vuestra boda es simbólico total, no puedo ir presencialmente me pilla un poco lejos, jajaja

    ResponderEliminar
  9. Yo cre que no se puede adelantar por la derecha . Y con eso debería ser suficiente. El problema es que las compañías aseguradoras llegan a acuerdos entre ellas (hoy por ti, mañana por mi) y los perjudicados son los asegurados. Tu confías en tu aseguradora y ella pacta con el enemigo ,(El asegurado participa en un solo juicio, las compañías se encuentran todos los días en diez o doce, con diferentes afectados).

    ResponderEliminar
  10. joder, qué mierda es el dinero, qué mierda algunas situaciones y que mierda de motero de mierda, cómo tenéis que estar vosotras si a mí me ha indignado como lo ha hecho lo que cuentas. Lo siento mucho por Pepa, por perder a alguien tan querido de esa forma tan brutal.

    ResponderEliminar
  11. ¡Qué fuerte, Candela! No hay derecho que pasen estas cosas tan increíbles y que además los canallas salgan de rositas. Por cierto, creo que el post que acabo de publicar tiene algo que ver con este tema... yo creo que la blogosfera nos va armonizando y se nos ocurre escribir del mismo tema a varios al mismo tiempo. Siento muchísimo lo que estará pasando Pepa y entiendo que te sientas indignada. Un beso

    ResponderEliminar
  12. Me temo que las cosas no son tan sencillas como "no se puede adelantar por la derecha". Es como cuando uno delante de ti hace algo mal, da igual lo que sea, siempre tiene la culpa el que da el golpe por detrás. Las leyes de tráfico son a veces absurdas en este sentido. En este pais, ser un conductor@ temerario o incluso asesino sale muuuuuuuuuuy barato, es indignante. Siempre son homicidios por imprudencia como si así nos olvidáramos de que una persona ha muerto por su culpa. Un abrazo fuerte a las dos.

    ResponderEliminar
  13. Desconozco cómo han estimado la velocidad pero no tiene mucho sentido que den un rango (entre 59 y 63 km/h) como límite inferior. Además, si iba como mínimo a 63 km/h sí superaba el 25% de la velocidad permitida. En cualquier caso, es terrible lo blanda que es la ley con casos así. Le das un coche o una moto a un irresponsable y es peor que si llevara pistola. Para mí el conductor temerario es más culpable que el que vende droga porque al menos quien la compra sabe lo que está haciendo (con matices, pero bueno). Sin embargo, el primero se va a su casa y el otro se va a la cárcel no sé cuantos años. Conste que no es una apología al tráfico de drogas pero hay una cuestión sociológica detrás de las leyes que no termino de entender. Es indignante.
    Un fuerte abrazo para ambas.

    ResponderEliminar
  14. Farala y Ave, Pepa y su madre van a pedir esa segunda opinión, sobre todo porque algunas conclusiones del atestado que se dan por hechos ciertos están basadas en las declaraciones del conductor de la moto, que naturalmente no querría matar a nadie, pero que no puso los medios para evitarlo, y que lógicamente puede dar una visión que lo haga menos responsable por no decir culpable. Luego está lo de las mediciones, mientras se dice que el cuerpo salió lanzado a 36 metros, los cálculos matemáticos están hechos sobre 26, lo que modifica la velocidad de la moto, que quizás no era tan poco excesiva. Pienso que las imprudencias que causan muertos deberían tener repecusión penal inmediata y no a instancias de las familias de los perjudicados. Y que en el rango incluyesen el delito y no solamente la falta.

    Hola, Lena. Yo también creo que tendrían que haberle quitado el carné o por lo menos multarlo. Iba por detrás y no tuvo precaución. Fíjate que no frenó siquiera y que pudo parar a 71 metros, e incluso puso su moto con el caballete (no sé si se llama así a las patillas para tenerla de pie).
    Te tendremos simbólicamente entre nosotras :) Un beso

    Mariajesús, hay un caso en que se puede adelantar por la derecha: cuando el otro vehículo se posiciona en el centro de la calzada indicando que va a girar a su izquierda, pero no sabemos si ese era el caso, y si en todo caso se vio sorprendido por el sonido brusco de una moto que se aproximaba y rectificó para dejarla pasar. Es cierto lo de los pactos entre seguros, por eso queríamos que otra persona ajena al tema lo viese. Gracias.

    Marcela, fue algo muy duro recibir aquella noticia y ahora, cuando empezaba a estar más tranquila ella, empiezan a llegarle los datos, los detalles... dan escalofríos.

    Hola, Alicia. Yo me pongo en la piel del motero y, claro, no quiero que eso me ocurra jamás. Pero pongo los medios, una bici es muy frágil y no se me ocurriría pasar a su lado como si no hubiera nada. A veces me pitan por la carretera porque no adelanto a una bicicleta, y es porque vienen coches en sentido contrario y tendría que pasar demasiado cerca de la bici, y sé que eso es un gran riesgo. Ni siquiera es por el código de la circulación, sino por sentido común. He visto tu post pero aún no he tenido tiempo de leerlo, me lo he reservado :) Llevo unos días sin tiempo para nada.

    Ralladuradelimon, eso tenía entendido que aunque el de delante haga algo mal, el de atrás tiene que estar atento y evitar accidentes. Por eso no entiendo eso de la "compensación de culpa". Y estoy de acuerdo en que conducir de forma temeraria sale muy barato, más incluso si matas a alguien que si simplemente te pilla la policía haciendo locuras.

    ResponderEliminar
  15. Hola, Cristina, escribiste mientras contestaba :)

    Yo tampoco entiendo bien lo de las leyes. Una vez lo hablé con alguien entendido en la materia y me dijo que siempre hay que aplicar el principio de proporcionalidad del daño. Por ese motivo para mí cuando el daño es muerte (la vida es lo más importante que pueden quitarle a una persona, porque se lo quitan todo), las leyes y las sancines tienen que ser más severas. Pero no siempre es así. Tal vez es que me falten criterios para valorar correctamente las cosas y que no todo sea el sentido común... En fin...

    ResponderEliminar
  16. Hola Candela. Hace mucho tiempo que te sigo, aunque nunca te había escrito, pero este es un tema que me resulta tan cercano y doloroso que me resulta imposible permanecer callada.
    En primer lugar, decirte que entiendo perfectamente vuestro dolor, así como vuestra indignación. Te cuento:
    Hace nueve años viajaba con mis padres y mis hijos en coche hacia Málaga, y un insensato que venía en sentido contrario no tuvo mejor idea que adelantar en un cambio de rasante en una zona en la que estaba prohibido aparcar. Chocamo s frontalmente, y como consecuencia del choque, mi padre falleció en el acto, mi madre tuvo graves lesiones de cervicales y amputación de dedos de una mano, mi hijo el pequeño, con cinco años sufrió fractura de columna y hemorragia interna provocada por una sección completa de la mesentérica (afortunadamente, consiguió salvar la vida, y hoy en día es una adolescente de tomo y lomo, aunque con serias secuelas en su columna).Yo misma estuve un mes hospitalizada, y tuve que pasar por tres intervenciones quirúrgicas para poder volver medianamente a la normalidad.

    Ah, por cierto, el causante sólo se rompió el tobillo...

    Nosotros sí demandamos al insensato, y fuimos a juicio (al que por cierto, él no se tomó ni la molestia de asistir, pues ya fue su abogado en su lugar). Como bien dices, matar a alguien por una imprudencia en la carretera no es un delito, sino una falta, y aunque le condenaron y le impusieron la pena más severa, ésta se limitó a una multa diaria durante treinta días.

    En aquel tiempo sentía muchísima rabia por tantos motivos....
    ¿cómo puedes destrozarle la vida a una familia y salir impune? ni siquiera le costó el dinero, pues la indemnización la abonó su seguro, así que el tío salió de rositas (ni se molestó en decir que sentía lo que había pasado...)
    Para colmo, tuvimos que revivir todo lo que había pasado en el juicio, y al final para nada...

    Bueno, pues si sirve de consuelo, que sepas que con el paso del tiempo, esa rabia va desapareciendo, y ahora lo que siento es lástima por él, pues si tiene conciencia, no podrá descansar tranquilo pensando que mató a una persona y marcó la vida de un niño de cinco años, que tendrá que llevar a cuestas su lesión de columna toda la vida.

    Un abrazo y ánimo. Pilar.

    ResponderEliminar
  17. Gracias, Calvin.

    Hola, Pilar. Terrible historia la que cuentas. Te agradezco compartirla porque en nuestras familias es la primera vez que ocurre algo así y es cuando nos estamos enterando de cómo son las cosas en realidad. Pero lo que no entiendo es por qué algo que ocurre desde siempre no ha tenido ninguna repercusión en el Código Penal hasta el día de hoy. Cómo es posible que yo vaya haciendo el imbécil en el coche y por culpa de eso mueran otras personas y yo no tenga responsabilidad alguna, o la que tenga sea tan mínima que me dé lo mismo irme a pasar un fin de semana a la playa (por el mismo dinero).

    Mi pareja y su madre quieren ir a juicio. Imaginamos que esa historia de la "compensación de culpa" es un invento y un pacto entre la compañía de seguros y el otro abogado. Es cierto lo que dijo Mariajesusparada de esos pactos que hacen entre abogados (supongo que abogados sin demasiados escrúpulos, porque yo no haría pactos ni por dinero ni por nada).

    Nadie se imagina que un cuerpo pueda ser lanzado a 36 metros por una moto que circula a 63 km/h. Además hoy hemos vuelto a escuchar el testimonio de uno de los ciclistas del pelotón "nos adelantó a toda leche". Suerte para los ciclistas que solamente se llevó por delante a uno, podría haber sido peor aún.

    Gracias de nuevo por tu comentario y deseo de corazón que tu hijo esté lo mejor posible, incluso que pueda curarse del todo. Quién sabe con los avances de la medicina.

    ResponderEliminar
  18. Indignación y rabia. Mucha rabia. No me gustan las injusticias.

    ResponderEliminar