30 abril 2010

Indignación (segunda parte)

Había una segunda parte, pero se me ha pasado la visceralidad del momento. Es que no tengo ningunas ganas de indignarme, que siempre habrá tiempo :)

Lo que me apetece es tirar la agenda y el despertador, olvidarme del trabajo y de las gestiones administrativo-domésticas, ver, oler y escuchar el mar, el aire y los pájaros, mirar las flores que despuntan en nuestra terraza, las vistas desde aquí, que este año están más verdes.

Estos primeros meses del año me han traído tres regalos importantes: uno ya lo tenía de antes: la salud de las personas que más quiero. Los otros dos son una sentencia judicial justa, esperada desde hacía varios años, y mi boda con la mujer a la que quiero con toda mi alma, la persona con la que mejor me he sentido en todo lo que llevo de vida. Apareció cuando aprendí que sola se vive muy bien, convencida de que mi destino era encontrar personas desequilibradas, o exigentes, o manipuladoras, o que me llevan por la vida con la lengua fuera, o que me desvían de mi ruta vital o me apartan de mis afectos. Al principio la rechacé por demasiado joven (¡otra no! me dije), luego acepté su presencia con ciertas precauciones, y luego me lancé desnuda a verla, creerla y disfrutarla en todo su contenido. ¿Cómo podría describirla en pocas palabras? Es... GRANDE, de corazón, de inteligencia, de madurez, de respeto, de sentido del humor, de responsabilidad, de amor, de prudencia, de ternura... Quienes la conocen lo saben. Soy una mujer muy afortunada.

17 comentarios:

  1. Si supieras lo muchísimo que me habla esa frase sobre las personas (mujeres en mi caso) de nuestro pasado "desequilibradas, o exigentes, o manipuladoras, o que me llevan por la vida con la lengua fuera, o que me desvían de mi ruta vital o me apartan de mis afectos."

    si supieras lo muchísimo que identifico a tu pepa con otra "grande" que se cruza en mi camino.

    Si supieras la alegría que tengo por la salud de los tuyos, y qué bien se la tranquilidad y el bienestar que producen en una finalmente recibir una sentencia judicial justa...

    creo que van a ser las cruces más felices del siglo

    si, eres (somos) muy afortunada.

    un enorme besazo

    ResponderEliminar
  2. Querida Candela: hice un comentario en tu post anterior y no se publicó... da igual, no aportaba nada nuevo a lo que decían las demás. En este post espero que si se publique mi comentario porque es para decirte que me alegro mucho que a pesar de todas las cosas duras que han tenido que vivir en los últimos meses tu Pepa y tú, lo que prevalezca es el amor que se tienen y la justicia de haberse encontrado... sin mencionar el valor que las dos han tenido para pasar por encima de ustedes mismas y abrazar su felicidad, que hasta para ser feliz hay que ser valiente :)
    Yo como Farala me identifico con muchas cosas que has pasado y otras que no he vivido me hacen saber que eres muy fuerte y vales mucho la pena. Brindo por el amor que hay entre Pepa y tú y por todo lo bueno que se han aportado la una a la otra... espero en unos días que mi güera y yo podamos brindar cara a cara con ustedes si no sucede algún imprevisto, besos muchos de las dos para las dos :)

    ResponderEliminar
  3. Hagamos un trio, mejor un sexteto, puesto que me ha tocado comentar la tercera. Bien sabes, querida Candela, que decían los antiguos muy antiguos que había un tiempo para todo. Me alegro un montónazo que ahora corran tiempos de felicidad compartida.
    Ya sabes que te entiendo muy bien, como todas las que nos consideramos tus amigas blogueras, de modo que enhorabuena ¡y que cunda la felicidad! Por cierto, el lunes os dedicaré mi post. Un abrazo feliz.

    ResponderEliminar
  4. acabo de leer los dos post seguidos y me he quedado sin palabras, una, por las incoherencias de nuestra justicia que tan jodidamente de cerca te ha tocado comprobar (y a mí también) y dos, por lo grande que es el amor, así, tan grande como tu Pepa.

    Felicidades chicas. Un abrazo!

    ResponderEliminar
  5. Disfrútalo, Candela, que esas oportunidades hay que vivirlas al vuelo...
    Un besazo.

    ResponderEliminar
  6. Hola Candela;
    Estuve a punto de comentar tu post;“Divago,dudo y claudico, pero frené el impulso.
    En definitiva,iba a decirte algo muy parecido a lo que has escrito en este último post.

    Cita:
    “Lo que me apetece es ver, oler y escuchar el mar, el aire y los pájaros, mirar las flores que despuntan en nuestra terraza, las vistas desde aquí, que este año están más verdes”.

    Porque lo de;“Lo que me apetece es tirar la agenda y el despertador, olvidarme del trabajo y de las gestiones administrativo-domésticas… ( lo dudo ).No te imagino tan serena, tranquila, contemplando las musarañas :)

    Ya te transmití en mi primer comentario mi admiración por ti en la distancia. Me gustaría que hicieras llegar también a,Tu Pepa,mi ADMIRACIÓN en el silecio por ella(ahora ya lo he roto). ;)

    Reciban las dos un abrazo y DISFRUTEN DE LA VIDA.

    Un saludo cordial.

    MiYoAyahuasca

    ResponderEliminar
  7. olé, olé y olé, que viva las enamoradas, qué guapo todo. Ojalá pronto me encuentre yo así, un besín.

    ResponderEliminar
  8. No sé qué me ha gustado más: que califiques a Pepa de "grande" o que lo sea. Tenéis fortuna, ambas.

    ResponderEliminar
  9. Me ha emocionado...
    Estar contigo me hace mejor.
    Te quiero.

    ResponderEliminar
  10. Me encanta oirte tan feliz. Un abrazo a las dos y mis mejores deseos.

    ResponderEliminar
  11. Todo momento de felicidad hay que exprimirlo hasta dejarlo más seco que un hueso de jamón en el desierto. Bebiendo cada segundo, anotando en vuestro corazón los borradores de una existencia feliz y duradera. Esa sonrisa, siempre. f

    ResponderEliminar
  12. Pues mejor así, Candela. Creo que llegar a la conclusión de no indignarse por lo que no está en tus manos y no puedes cambiar, y sin embargo vivir la vida con alegría y disfrutar de lo que sí está a tu alcance, es lo mejor que puedes hacer, y señal de tu madurez y sabiduría.
    Me dáis envidia, ¡cuidad vuestro amor!
    Un beso muy fuerte para las dos.

    ResponderEliminar
  13. ¡Qué bien se presenta la primavera, respiras felicidad y armonía por todos los poros.. felicidades.¡¡

    ResponderEliminar
  14. Enhorabuena por partida doble.Primero y lo más importante por Pepa,porque sí, es estupenda y quienes la conocemos lo sabemos,pero es cierto que no te mereces menos.

    Y enhorabuena por deshacerte de "las desequilibradas y manipuladoras ",por apartarlas de tu camino. Sin ellas es fácil ser feliz. Muchos besosssssssssssss

    ResponderEliminar
  15. Muchas gracias a todas por las felicitaciones y por todo. Abrazos grandes para todas.

    ResponderEliminar
  16. Me alegro de que te encuentres tan llena. Y digo llena por lo que leo en tus líneas y lo que se escapa entre ellas. Felicidades!

    ResponderEliminar