01 mayo 2010

Primavera en el tejado

Hemos ido a la cueva para regar el naranjo y el limonero. "La parcela" está llena de hierba y flores, pero es pequeña. A la derecha asoma una rama del naranjo, que ya estaba un poco sediento.


De modo que he paseado hasta el tejado...  La primavera nos rodea, pero también nos cubre.

Regalo a mis visitantes estas vistas, aunque las fotos están hechas con el móvil y salen movidas: se puede "ver" el viento.

Así está nuestro "tejado"



A la derecha, la chimenea


19 comentarios:

  1. ostras!!! el viento y la explosión primaveral son alucinantes!!! cuantas amapolillassssssssssssssss, me encantannnnnnnnnnnn!!!

    tendréis que ir más a menudo a partir de ahora... el naranjo no puede pasar sed.

    Abracitos salinos

    ResponderEliminar
  2. Nunca un tejado tuvo unas tejas más hermosas peinadas por el viento...

    ResponderEliminar
  3. Aaaahhh, que sana envidia!!!!, siempre soñé vivir en una casa-cueva con una chimenea como esa. Lo del tejado, glorioso. Me conformaré con la casa en la aldea asturiana, pero donde esté una cueva, con su temperatura perfecta todo el año que se quite todo lo demás. Un abrazo y disfrutarlo a tope, que hay que amortizar la envidia sana de los amigos.

    ResponderEliminar
  4. vuestro tejado está precioso lleno de ababoles meciendose por el viento.

    ResponderEliminar
  5. Ojú ojú Candela ¡¡la invasión de las plantas!!!jajajaja.... pero está precioso.. ayyy las margaritas con lo que a mi me gustan...

    ResponderEliminar
  6. ¡Qué maravilla! Al principio pensé que había un error...

    ResponderEliminar
  7. Seguro que dormir bajo ese manto primaveral tiene que ser un bálsamo para el alma. Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Candelilla! Qué preciosidad!
    Ayyyy, cómo me gusta tu cueva!!! (a la vivienda, me refiero... jajajaja)
    Muchos besos!!!

    ResponderEliminar
  9. Mira este blog, por favor, habla hoy de lo mismo que tu: imagina mi pasmo
    http://teresalajubilada.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  10. Lena, a mí me encantan las amapolillas también, aunque seguro que a tí muuucho más ;)
    Ya hemos decidido ir más a menudo o poner el riego automático, porque se nos van a secar, y están a tope de azahar :(

    Alson, sí que es bonito, mucho más en directo, de verdad :)

    Emejota, seguro que tu casa en la aldea asturiana es una preciosidad, sólo el paisaje vale una fortuna... verde, verde... ¡Gracias!

    Güertana, es que soy muuuuy de tierra, me fascina. Y las flores mmmmmmm. Así que estoy chochica con la cueva, toda ella tierra, madre, florida, fresca, refugio... Por eso me encanta tu parcela también.

    Alma, jajaja parece que te agobia tanta flor y tanta hierba. De verdad que es precioso estar allí arriba del tejado, y pensar que debajo están las habitaciones mmmmmmm...

    jejeje, Maríajesus, pues ya ves que no es un error. :)

    Alicia, todavía no hemos dormido allí, pero ¡tengo unas ganas! Sienta muy bien estar allí, a mí por lo menos. Un abrazo.

    jajaja, Glora!!!! Muchísimos besos

    Maríajesús, he visto ese post. ¡Qué curioso! En dos países distintos. He pensado que nosotras podríamos dedicarnos también a la cría de cabras "en el tejado". Muchas gracias por poner el enlace. Un beso.

    ResponderEliminar
  11. qué guapo todo, cuántas florinas y cuánta primavera, da energía ¡verdad? Creo que hay pendiente un pescadito a la espalda, un juve y camps y muchas charlas, ummm, qué bueno.

    ResponderEliminar
  12. Este post da buena energía. ¡Qué bonito! ¡Disfrutad la cueva!

    ResponderEliminar
  13. Marcelilla, este verano, cuando tú y nosotras andemos más desocupadas, te vienes para acá. Ya tengo la dorada abierta y to! :) Charlareeeeemos largas y tendidas.

    María, sí que da buena energía, sobre todo allí encima y allí debajo :) Gracias.

    ResponderEliminar
  14. Queeeeeeeeé pasadaaaaa¡¡¡¡
    Yo hasta ahora sólo he tenido nidos de gorriones, palomas, pinchauvas, golondrinas, aviones, como mucho gatos...en mi tejado. Tú puedes tener ¡¡¡conejos, ovejas...¡¡¡ ¿Te has parado a pensar los sueños que puedes tener ahí debajo?
    Besos. Lenteja

    ResponderEliminar
  15. jajajaja, Lenteja. No me había parado a pensar en lo de las ovejas y su efecto sobre el sueño. Podría contar ovejas por el ruido de sus pisadas jajajaja.

    De momento el único bicho grande que he visto en nuestro tejado ha sido un Ford Fiesta.

    ResponderEliminar
  16. ¡¡qué fuerte!! ¡¡me encanta!! un jardin en el tejado, y lo que dice lentejas ¿es verdad! jajajajajaaaaa

    anda que paseis un buen día y...¡sorpresa en mi blog!

    ResponderEliminar
  17. feliz díiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiia

    ResponderEliminar
  18. El tejado está como tu alma últimamente florida, exhuberante, no iba a ser menos.. feliz boda..

    ResponderEliminar