16 junio 2010

¿Cómo se borra un día? Reeditado

Un día de aciertos y desconciertos,
de encuentros y desencuentros,
de recuerdos que nadie recuerda,
de memorias que recuerdan lo que no fue,
de palabras que se tergiversan,
de lágrimas anacrónicas,
de deseos cobardes.

¿Y si cortamos un trozo del vídeo y unimos la noche de ayer con la mañana de mañana? ¿Se puede?

Reedición

Pertrechada de mi MacBook me fui a la cama para ver en cinetube una película o una serie. Me decidí por una serie por la que tenía curiosidad y que no había visto: Caso abierto. Me gusta la criminología (ya lo dije, ¡si hasta pensaba estudiar este año un máster!). Empecé por el primer capítulo, dejé la luz encendida. Vi las primeras escenas y me ha despertado primero el despertador de la mesita de noche (lo he apagado y he seguido durmiendo), luego el que tenía sobre la cómoda (me ha obligado a levantarme para apagarlo, por eso lo pongo allí). He dormido 9 horas. ¿Felizmente descansada? Hecha papilla es lo que estoy, me habría quedado durmiendo todo el día, pero hoy tengo que ir a trabajar, aunque entro tarde. 

Ayer tuve una mañana de muchas horas de clase, de mucho explicar dudas de lo más variopinto, luego comida en casa de mis padres, que lejos de ser una de esas comidas amables acabó siendo un poco caótica, por bobadas. Lágrima en ojo, pero bien oculta por una sonrisa de no pasa nada, salí pitando al Mercadona para comprar, que el frigo da risa, pero me embalé por el pasillo central y metí lo en el carro la cuarta parte de lo que necesitaba y el doble de lo que no necesitaba, porque a las cinco tenía reunión de trabajo: nos reuníamos los once de aquellos catorce (porque no iba incluido el personal no docente). Esa reunión merecería cinco post aparte. Saqué dos cocacolas de una bolsa del mercadona y así calentitas me las bebí durante la reunión. La estúpida no abrió la boca. El resto de personal estúpido, incauto, inteligente, malvado y no catalogado, habló o calló, según mandaba su etiqueta. Y volví a casa como el de la matanza de Texas que contaba Jirafas en Gerundio, pero en vez de una motosierra, llevaba cinco bolsas del Mercadona y un bolso cogido de una sola asa. Las llaves en la boca y el paquete de tabaco vacío dentro del bolso abierto, muerta por llegar y fumarme un cigarrillo que no tenía.

Mi mujer, en Barcelona, en las barricadas que le tocan.

¡Qué bien! ¡He dormido! Ahora me voy al frente con la cabeza alta. Esta tarde me toca huelga de brazos caídos y de blogs en ristre :) 

25 comentarios:

  1. Se espera a mañana y se habla. Y se escucha.
    Y se aprende de los errores que hayamos cometido.
    También de ese día saldrá algo bueno.

    ResponderEliminar
  2. creo que no se puede mi niña... si de algo te sirve, cuando me sucede que quiero borrar un día, como no lo consigo, intento aprender cómo no repetirlo. Besos de las dos para las dos

    ResponderEliminar
  3. Esos días también son valiosos para poder entender la cadena de eslabones que conforman la vida. ¡No te preocupes! se diluirá en el próximo día feliz como un azucarillo. Un beso de buenas noches.

    ResponderEliminar
  4. Un día como el de hoy también en mi vida sobra. ¿Cómo podría borrarlo? Si descubres la forma, la ruta, la respuesta, comunícamelo de inmediato (gracias por adelantado).

    Un beso y ánimo

    ResponderEliminar
  5. Ojalá se pudiera.

    Tras un día así me meto en la cama, me tapo la cabeza y duermo todo lo que pueda.

    Cuando despierte, casi todo seguirá igual, pero me levantaré con nuevas fuerzas para enfrentar el nuevo día con lo que traiga del de ayer.

    Besos

    ResponderEliminar
  6. Uffff...! Tengo unos cuantos de ésos en mi vida. Es un topicazo, pero el tiempo lo borra o diluye todo. Después de dormir, se le resta importancia.
    Besos, Candela. Muy chulo el cambio de look.

    ResponderEliminar
  7. Pues no, la tegnología interna aún no tiene un Delete para estos dias, pero te han dejado sugerencias muy interesantes.
    (Andamos de renovaciones blogueriles...muy veraniegos)

    ResponderEliminar
  8. piensa en el diente de león... que se lo lleva el viento, como el día de hoy, en breve, habrá desaparecido.

    Abrazos intensos

    ResponderEliminar
  9. Si consigues borrarlo ya me dices cómo lo has conseguido, a ver si yo borro algunos días, digo, semanas. Bueno, ya puestas, ¡meses!
    Besotes.

    ResponderEliminar
  10. Coño, candela, yo también quiero borrar el día de hoy; todo el p... día con ganas de llorar y con congoja, harta de estar harta, grrrrrrrr.

    ResponderEliminar
  11. *Mariajesus, estoy viendo cómo reciclar el día, a ver si del reciclado sale algo aprovechable.

    *Pena, es que hoy me siento una bocazas :(

    *Alicia, es verdad, pero no me han gustado los eslabones de ayer vistos con ojos de hoy.

    *Caminos del espejo, ya te digo, lo más cercano que he encontrado a darle el corte es mandarlo a reciclar, creo que voy a meditarlo mucho y sacar conclusiones, que siempre es bueno aprender :)

    *Ender, pues sí, creo que la culpa de todo la tiene el cansancio, que es como una lente de aumento que distorsiona aumentando las sensaciones desagradables. Esta noche (me lo prometo) voy a dormir muuuucho. Es otra forma de reciclar: convertirlo en horas de sueño jeje.

    ResponderEliminar
  12. *Maikix, gracias, necesitaba ya el cambio ;) Sí, como le dije a Ender, voy a dormir, mañana os contaré con qué prisma se ven las cosas descansada.

    *Alson, es que Blogger nos ha puesto el plan renove a huevo :)

    *Lena, ni me había fijado en el significado que tiene en este post el diente de león... fantástica sugerenciaaaa!

    *Tantaria, pues verás, yo hoy lo veo como que he metido la mata sacando sin querer un tema tabú al hablar con mis padres. Con lo enterradito que lo tenían ellos y ahora a ver cómo lo devuelvo a la paz eterna. Quizás mañana lo vea de otra forma... Supongo que tenía que ocurrir.

    *Marcela, pues tú y yo, mañana ya no. A tomar por cuuuuuuuuuulo la tontería y las ganas de llorar y la hartura de estar harta. Ea! ¿Vale?

    ResponderEliminar
  13. Cómo borrar un dia??? vaya pregunta!! creo que a muchos nos ha pasado... y efectivamente, quisieramos que nuestra vida fuera el video de una película a la cual le podemos editar ciertas partes... pero que difisil...

    Uno quisiera borrar en un dia las cosas que dijo mal, las cosas que le lastimaron... muchas, muchas...

    Cómo se hace? creo que es la eterna pregunta, lo que creo es que se puede a veces jugar a que fue un sueño... asi duelen menos..

    Saludos!!!

    ResponderEliminar
  14. que noooooo, qu me dejas sin cumple!!! (aunque bien pensado, me dejas en los 42 for ever!!)

    ya casi es 16, cielo.
    diez minutos

    ResponderEliminar
  15. Un día se borra dejando pasar los minutos, llorando un rato, durmiendo... y mirando siempre adelante.

    ResponderEliminar
  16. ojalá se pudiera manipular el video de algunos dias, es buena idea. Un beso

    ResponderEliminar
  17. ojala se pudiesen borrar, las heridas de los días que pasan en mi vida desde hace dos semanas. Pero el antídoto está en manos de un cuerpo sin corazón. Y me pregunta que qué puede hacer por mi, si no me quiere. Me tengo que tragar sus promesas y todos mis sentimientos porque, no sé cómo lo hace, mata sus sentimientos, en pro de seguir una ruta que tiene bien marcada. Me dice que la he acosado, cuando le he suplicado que no se ponga esa puta coraza que me ha destruido el alma. Me ha maltratado y me ha negado el antídoto, diciendo que ella no lo tiene. No es el amor algo tan vil que de una mañana a la noche desaparezca porque sí. Eso lo puede hacer solo una cobarde, una mala persona.

    ResponderEliminar
  18. ojala se pudiesen borrar, las heridas de los días que pasan en mi vida desde hace dos semanas. Pero el antídoto está en manos de un cuerpo sin corazón. Y me pregunta que qué puede hacer por mi, si no me quiere. Me tengo que tragar sus promesas y todos mis sentimientos porque, no sé cómo lo hace, mata sus sentimientos, en pro de seguir una ruta que tiene bien marcada. Me dice que la he acosado, cuando le he suplicado que no se ponga esa puta coraza que me ha destruido el alma. Me ha maltratado y me ha negado el antídoto, diciendo que ella no lo tiene. No es el amor algo tan vil que de una mañana a la noche desaparezca porque sí. Eso lo puede hacer solo una cobarde, una mala persona.

    ResponderEliminar
  19. Candela, me sumo a la propuesta, vaya día para borrar, quemar, eliminar, desintegrar.... ¿que habrá pasado?

    ResponderEliminar
  20. Este post tuyo me ha dado una idea... la publicaré hoy mismo :D
    besitos

    ResponderEliminar
  21. Lo único que borra un día es otro día, si andamos dando vueltas al día que pasó es probable que nos perdamos parte del día que toca vivir.
    Ha estado muy bien lo del diente de león, Lena de Mar sabe.

    ResponderEliminar
  22. es verdad, hay días que deberían poder ser borrados. Pero mira, siempre terminan pasando. Descansa, Candela.

    Besos!

    ResponderEliminar
  23. Yo me fumo un "cigarrito mágico" y el día no lo borro, pero al menos lo difumino :))

    Y me da por recordar a Manolo García:

    Vendrán días en que el peso
    que hoy te abruma se hará liviano.
    Vendrán dias en que ese peso
    ya no será carga sino bagaje.

    Vendrán días, han de venir....

    un beso

    noche

    ResponderEliminar
  24. Ya pasó. Transcurrida la primera parte de esta mañana ya estaba otra vez en mi ser. No obstante, he estado pensando y he aprendido una cosa nueva de la que antes solo me sabía la teoría. Lo pondré en un nuevo post.

    Vuestros comentarios han sido importantes. Mucho.

    Un puñado de abrazos de cariño.

    ResponderEliminar