22 junio 2010

¡A la hoguera!

Para mañana a las 12 de la noche, hora peninsular, nuestra bloguera Pena Mexicana y su güera van a hacer una quema real y también simbólica de todo lo inservible, malo o nefasto que hayamos tenido en este año, de San Juan a San Juan. Nosotras, ellas y todas las que se hayan unido al evento (mira que me suena mal lo de evento, de un tiempo a esta parte), mandaremos cosas y cosos a la hoguera.

Estoy pensando y no creáis que hay mucho que quemar, por lo que a mí respecta. Ha sido un año en el que las cosas han salido bien. Con mucho esfuerzo y privaciones -y con la santa paciencia de Pepa- y hasta desconectándome del blog una temporada, hoy tengo dos libros más en las librerías. La justicia ha hecho justicia. Me he casado con la única persona que me ha merecido tal tonelaje de confianza y amor como para no dudar en dar ese paso. Hemos conocido y compartido preciosos momentos con  dos mujeres excepcionales. Mayita ha hecho un gran trabajo y ha terminado bien el curso. Mi madre no tenía nada malo. Mis dos hijas están bien de salud (eso es fantástico, lo principal para mí). Hemos comprado una cueva muy vieja y hemos hecho de ella una bonita y acogedora vivienda. Ni un solo día he dejado de recibir el regalo de la sonrisa y el apoyo de mi mujer y el de mis dos hijas... Y más, muchas más cosas buenas.

¿Qué quemar entonces? A continuación la lista:

  1. Las leyes de tráfico, en lo que respecta al poco valor que se da a una vida humana (lo siento, Pepa).
  2. Los jefazos y empresarios de barriga gorda y coches despampanantes que explotan y  no pagan a sus empleados, amparándose en una crisis que ellos no sufren (lo siento, hija).
  3. Los gobiernos de todo el mundo que giran a la derecha (lo siento, lo siento...)
  4. Las madres que de madres no tienen más que el título (lo siento, Pepa).
  5. Los asesores y asesoras, los inspectores e inspectoras, los expertos y expertas, los etcéteros y las etcéteras, que no saben qué inventar para hacer cada día más difícil y menos útil mi trabajo (lo siento).
  6. Las incoherentes leyes prohibitivas con las que pretenden hacerme creer que me protegen (lo siento).
  7. Quienes  se aprovechan del débil o debilitado mientras rinden pleitesía al fuerte o fortalecido (lo siento, amiga).
¡A la hoguera!




14 comentarios:

  1. iba a hacer mi propia lista, y de momento la comienzo con esta que tu pones. Voy a ver si me centro y la completo un poquito

    ResponderEliminar
  2. A Pena le he mandado palabras breves, que tienen su significado para mí, sobre todo para no hacerla currar mucho. Suscribo lo propuesto.
    Abrazo

    ResponderEliminar
  3. Gracias por hacer el trabajo por mi, ya que todavía no he salido del sopor. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. ¡¡Leña al fuego¡¡

    Quemo la conferencia episcopal, (como en la canción). "por machista y radical".

    ResponderEliminar
  5. Candela, coincido contigo en todas las cosa que vas a echar a la hoguera... estaré a tu lado cuando las tires... te mando un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Candela, todo eso lo tiro yo también a la hoguera. Pero debería tirar algo más y no puedo.

    ResponderEliminar
  7. A esa lista añadiría el actual sistema económico por el que prevalecen los intereses de los todopoderosos mercados por encima de la sostenibilidad del planeta y el bienestar de la gente.

    ResponderEliminar
  8. Candela, me encanta que no tengas cosas que quemar en lo que a tí respecta directamente y sobre todo, que haya sido un año bueno para tí.
    Me sumo a tu lista de todo lo demás (y ya añadiré mis cosas y cosos)
    ¿Váis a pasaros unos días en esa casa cueva maravillosa este verano? Al parecer hará mucho calor en Granada este año.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  9. Querida Candela, yo ya le he hecho a Pena Mexicana mi petición sobre qué quemar en la hogera. De todos modos, tú ya sabes qué quemar por mí...jeje :-).
    Y me uno a tu propuesta de quemar inspectores, que me he empezado a preparar unas opos de eso y así hay más vacantes. Je.

    ResponderEliminar
  10. Me apunto¡¡ queme todo eso por mí que no podré ir este año a la hoguera... quema todo eso y añade la mala leche de tanta gente...

    besinos¡¡¡

    ResponderEliminar
  11. Amen!

    jaja

    Y que os lo paseis muy bien!

    ResponderEliminar
  12. No tengo tiempo ni de pensar mi propia lista, que me temo sería mucho más larga que la tuya. Me quedo con lo que conservo, que vale más la pena. Por mí, lo que tú quieres quemar ya me sirve.
    Yo me voy a pasar la noche de San Juan bailando swing, para liberarme de esos malos espíritus.
    ¡Feliz fiesta de solsticio veraniego!

    ResponderEliminar
  13. Suscribo todo y añado: a los representantes religiosos que en nombre de Dios ofenden y persiguen; a los representantes políticos que solamente representan sus propios intereses; a los que ,permanentemente, utilizan la ley del embudo, criticando la paja en el ojo ajeno y no viendo la viga en el suyo.
    Y no lo siento como disculpa: lo siento como lo digo: lo digo tal cual lo siento.

    ResponderEliminar