22 septiembre 2010

El derecho al pataleo de una pierna

Tal vez alguna que otra se pregunte por qué, si suelo escribir casi a diario, ahora he bajado el ritmo. O por qué hago tan pocos comentarios en otros blogs y apenas contesto los del mío. Habrá quien piense que por fin doy un respiro al personal... Aparte de que tengo mucho trabajo y esas cosas, lo principal es desde mediados de agosto y lo que va de septiembre parte de mis miembros se han amotinado y reclaman autonomía. La cosa empezó por el brazo izquierdo, luego la pierna izquierda, luego las dos. Qué vas a hacer tú, brazo, suelto por esos mundos como está la vida. Ni siquiera era todo el brazo, sino la parte que va del codo a la muñeca. Y si fuera decir que le mando mucho trabajo... pero no, qué va. Lo suyo y lo de los otros ha sido una huelga a la japonesa: Quieren trabajar el doble y cuando descansan se manifiestan. Poco a poco he conseguido calmar las ínfulas del brazo izquierdo y de la pierna izquierda, pero la derecha sigue erre que erre.
El viernes me dio la tarde. Venía yo del trabajo conduciendo tan tranquila por mi atasco de viernes + hora punta + lluvia + Granada cuando la pierna derecha dijo que ella se iba a dar una vuelta, que no le dolía nada pero que tenía cien ratones moviéndosele dentro. Que no, que aprietes el acelerador y el freno, y cada cosa cuando toque. Que no, que quiero salir a estirarme, y saltaba de su sitio. Tuve que ponerme muy seria y hacerle ver que los tres carriles de la autovía estaban a tutipleni, que el arcén es muy estrecho, que iba a sufrir un atropello múltiple, ella y el resto de mí, porque la cosa es que no se da cuenta de que está unida a todo lo demás por la ingle y que si ella se iba, las demás partes de mí se irían también al carajo. No piensa, no se centra. Estoy por cedérsela una temporada a los japoneses, que me he enterado de que ya han pensado en cómo aprovechar esa energía pernil. Bueno, la mía por lo menos cuando duermo se está quieta.

Total, que hace unos días pedí ayuda externa, me fui al médico y le conté lo de la pierna y que si a alguien se le ocurre darle un masaje no le duele, pero se pone de una mala hostia... Me dijo que seguramente era falta de potasio y me mandó hacer unos análisis de todo y más. Esta mañana los he recogido. Le digo a la analista: Anda, dime cómo han salido (la tuteé) y ella abre el sobre y me contesta: Uy, señora, está usted como una rosa. Me quedé pensando en el planchazo, yo la tuteo y ella me responde de usted. Luego en casa abrí el sobre otra vez para disfrutar de mi salud escrita. El informe está encabezado por: CANDELA CANO ETCÉTERA (así en mayúsculas); Edad: 65 años... ¡¡¿Sesenta y cinco años?!!

En fin, que he estado liada con el motín y no he tenido mucho tiempo de escribir y que me he dado cuenta de que lo que quieren mis miembros es desahogarse, que vaya añito que les he dado. No le voy a dar la independencia a la pierna derecha pero la dejaré que ejerza su derecho al pataleo hasta que se le pase el berrinche. Luego también pienso que hay que ver lo que son las cosas: Las dos piernas educadas de la misma manera, con la misma edad, las mismas circunstancias y el mismo ADN y el carácter tan distinto que han sacado.

¿¿¿Sesenta y cinco años???

26 comentarios:

  1. bueno mientras no te de por cortártela. me impresionó hace años oir que a ciertas personas (no una ni dos, parece ser que hay bastantes) de repente se les revoluciona un miembro (como a ti)y les empieza a sobrar. tanto que se lo tienen que cortar. Luego es otro y otro, terminan en sillas de ruedas pero "felices". Lo contó lueo muy bien susie orbach en su libro Bodies traducido al español por nuestra bloguera AVE y titulado La tiranía del cuerpo.

    http://elunicornionegro.wordpress.com/2010/04/30/recomendacion/

    ResponderEliminar
  2. Jajaja... no me extraña que la analista te haya llamado de usted... espero que la edad haya sido el único error y que estés realmente sana como una manzana, aunque con unas extremidades un tanto golfas. Abrazos.

    ResponderEliminar
  3. Lo que narra Farala sale en un capítulo de House.

    ResponderEliminar
  4. Candela, yo creo que es una manifestación más de la ansiedad que acumulas, ya sabes... la somatización, que siempre nos sorprende.
    El inicio del curso no ayuda, como tú misma has dicho alguna vez, necesitas un año sabático (yo también).
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Recuerda que eres humana querida, y todo tiene límite. No seré yo quien te lo explique mientras me baño en la playita acompañada de Zoleta. El mio llegó hace muuuchos años. 65 años, ja,ja. Ya verás poco a poco lo que jode. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. jajajaja, Candela, te leía y veía delante un brazo intentando coger a una pierna loca que insistía en ponerse a la virulé. Farala ¡contarle lo de Bodies a alguien aprensivo - hay que ver!!!
    Ya ve señora, que está usted como una rosa (de potasio y de todo lo demás) - ahora que lo de verse la edad por escrito es muy fuerte. Pero piensa que es como lo de la pierna - si tu cabeza dice otra cosa, es eso lo que vale.
    Cuídate, Candela linda.

    ResponderEliminar
  7. uy jo*er, Patsy!!! ¡es verdad!! perdooooon Candela(no me di cuenta, jajajajaaaaa)

    ResponderEliminar
  8. Candela.... dicho a lo bruto... la derecha siempre jodiendo!!

    Al menos te deja dormir aunque en tu caso espero que no sea a pierna suelta!! jajajaja

    ResponderEliminar
  9. Coño con faralita!!... muerta me he quedaoooo...

    Oye Candela, que me alegro que estés como una rosa a pesar de los "65 años".. jajajajaja.....

    Un besote!

    ResponderEliminar
  10. ay ay ay ay ayy candela mi arrrma, dime algo, que no me he dao cuentaaaaaaaa. Lo dije porque se no tiene nada que ver contigo, ay ay, era por aportar al debate...

    ay ay ay ay ayy

    ResponderEliminar
  11. Jojojo, despues de tacto de farala (no pinches en el enlace y "yastá"), si te digo que organices un "mira quien baila" entre tus extremidades, queda hasta simpático.

    ¿Tienes un papel oficial que dice que tienes 65 -muy bien llevados, por cierto-? Pues a que esperas para pedir la pensión correspondiente, que ahora aun debe quedar algo en la caja de la Seguridad Social, el pase de autobus subvencionado, los viajecicos del imserso,...Ya veras como te llega otro papel en el que dice que tienes como mucho 23 :D

    ResponderEliminar
  12. Jajjajja Candela, con 65 años es normal que tu pierna quiera darse un garbeo ella solita.

    Un besazo

    noche

    ResponderEliminar
  13. * jajajaja Farala, respondo a este y a otros comentarios. Desde que lo leí no sé qué le ha pasado a mi pierna derecha que se ha vuelto formalita. Ni tose. Por supuesto no se me ocurrió abrir el enlace, me bastaron tus palabras para poner orden jajajajajaja.

    * Alicia, fui con mi look ultramoderno de pelo casi rapado (y teñido), mi delgadez readquirida, mi cara de sueño -eso sí- y aparentando ante el espejo y sin gafas no más de 49, más o menos la edad de la analista. Como la mujer no me preguntó la edad al hacerme el análisis supongo que hizo un cálculo "por encimilla" y es que seguramente el día que fui con la pata a su bola no llevaba muy buena pinta jajaja.

    * Dintel, la apostilla de Farala me la has dado tú. Ya me veía con cara de mala hostia y un bastón en la mano enseñando Windows y dando garrotazos jajaja.

    * Maikix, empecé este post haciendo una lista de "momentos" desde agosto de 2009 hasta la fecha,pero me salía tan larga que dejé solamente el resultado. La leche, Maikix, qué añito llevamos, pero ha tenido sus cosas buenas, es más muy muy buenas, como nuestra boda, conocerte a ti y a otras blogueras, y un etcétera bastante interesante... tal vez haga un resumen en otro post :)))

    * Emejota, no me des envidia, que tal y como van las cosas me veo con 70 años, sin dientes y empeñada en enseñar Windows 95, que será de lo único que me acuerde (por aquello de conservar solamente la memoria remota jajajaja).

    ResponderEliminar
  14. candelilla, qué bien te conservas, maja, estás que lo bordas para 65, vamos que yo te echaba muchísimosssss menos, jajajajaa. Preciosa, cuídate y descansa, que eso siempre viene bien.

    ResponderEliminar
  15. *Patsy, ojalá alguien me hubiera grabado. No habría tenido desperdicio para un vídeo corto: Mi pierna a su bola, empeñada en saltar, yo dándole órdenes verbales "tatequietacoñooo". Luego llamé a Pepa y le dije: "Háblame, que me encuentro rara" y me dice ¿qué te pasa?, le digo: No, de lo que me pasa no te hablo que me aumenta, háblame de lo que sea, cuéntame un cuento... Y ella más maja que todo me habló, lo que me sirvió no para que la pierna se quedara quieta, sino para que a mí no me importara tanto jajajaja.

    * jajajajajaj chris jajajajajajajaja. Lo de la pierna suelta me ha llegado al alma jajajajajajajaja, me partoooooo.

    * Alma, datecuén, chiquilla. Me ha enchufado 14 años de una tacada, pero los he digerido bien. Lo joven que me he sentido cuando he comprobado mi fecha de nacimiento en el DNI ;)

    * Farala, ya te digo, que tu advertencia me ha dejado con las patas colgando (en vez de saltando) jajajaja.

    * Sra Castafiore, pues no creas que no lo pensé, lo de la jubilación (lo de mirar el enlace de Farala ni en sueños). Con esta salud de hierro y la pierna bailonga, la de pasodobles que me iba a marcar en las fiestas del Imserso. Digo yo: Con esa edad aparente + los 37 años de servicios laborales + el papel del análisis me darían la jubilación? No sé, por probar...

    * jajaja Noche, pero lo normal es que se lleve a la otra ¿no? Eso es lo que quiero para los 65 reales y de ahí en adelante, que las piernas se quieran dar un garbeo jajajaja.

    ResponderEliminar
  16. Marcela, te cruzaste en mi camino de los comentarios :)

    ¿A que no los aparento? Vamos, digo yo... jejejeje. Anoche me preguntaba Pepa: Oye, ¿tú crees que me gustarás cuando tengas 65 años? Y le digo: Más te vale.

    ResponderEliminar
  17. Tienes 65 años y no te has jubilado?

    ResponderEliminar
  18. ¿Me preguntas en serio? Creo que tengo que cambiar la foto o algo jajajaja :)

    ResponderEliminar
  19. No, tan sólo era una ironía algo maliciosa. La foto está muy bien.

    ResponderEliminar
  20. Que tarde he llegado, con el juego que está dando este post...lástima. Me hicieron un electro con apenas 20 años para operarme de las muelas del juicio. La evaluación del mismo recomendaba a Mercedes, varón de 58 años, diabética y operado de vesícula, que redujera la sal en su alimentación. Total, que ante la crisis de identidad que sufrí decidí posponer la operación hasta conocerme mejor. Besos y a comer plátanos (por lo del potasio).

    ResponderEliminar
  21. Jirafa, si te sirve de consuelo, que me imagino que no a mí me confunden con un chaval quinceañero. Lo peor... cuando me atropelló un coche y me llevaron al hospital. Me quitaron el pantalón y yo requetemuerta de la verguenza porque llevaba pelos. No demasiados, pero con lo cortada que soy yo los suficientes para querer que me tragara la tierra. Había un celador justo tapándome el cuerpo. Entró la médica y con verme las piernas y la cara dijo... a ver qué le ha pasado a este chico....

    Es mi pierna derecha, que sigue dando guerra. Y mi ojo derecho es el vago. De ahí mi coña de..."la derecha siempre jodiendo"...

    ResponderEliminar
  22. Candela, cariño, y si descansas??

    Besos

    ResponderEliminar
  23. Mujer, que digo yo que como la piscina ya la habrán cerrado, las criaturas de la urba tienen cole y se acostarán antes... en cuanto ajustes el ritmo de sueño ( aunque no te guste ) y las clases cojan el fluir normal, las somatizaciones irán a menos, porque lo de descansar... no sé ... no sé que te leo muy activa.
    Besos. Lenteja

    ResponderEliminar
  24. *Jirafassssss jajajajaja, ostras qué follón liaron con tu historia clínica jajajajajajaja. Qué genial eres!

    * Chris, angelica mía jajajaja, avergonzada por sus patitas llenas de pelos. Me habría gustado ver la cara de la médica cuando vio que no tenías pito jajaajaj.

    * Morgana, si estoy estupenda. Esas cosas pasan cuando después de un período de estrés te relajas y bajas la guardia. Ahora empezó el estrés otra vez y, entre eso y lo que me ha dicho Farala, se me ha quitado completamente jejejej.

    * Lenteja, las criaturas de la urba ocupan con sus gritos toda mi tarde y todo mi fin de semana, no importa que no haya piscina, hay patio. Ese ha sido el desencadenante de mis tics de pierna, porque es curioso que cuanto más gritan más se me enrabia. En el fondo son patadas inhibidas.... Besicos!

    ResponderEliminar
  25. Jajajajaj, entre la pierna adolescente y los comentarios...da para una miniserie.

    ResponderEliminar