23 octubre 2010

En los adentros de Blogger

Se van a cumplir dos años desde que este blog salió a la luz, si bien algunos de los primeros textos estaban ya escritos desde uno o dos meses antes. 380 entradas en este tiempo, muchas sin destino, para nadie, por pura necesidad de escribir. Más tarde, cuando el blog comenzó a ser conocido escribí de mí a sabiendas de que lo que contase iba a ser leído por cada vez más personas.

Hacía tiempo que no merodeaba por las novedades de Blogger y hoy me he dado cuenta de que se puede hacer un listado de las diez entradas más populares (he colocado el gadget llevada por mi curiosidad). Naturalmente lo más popular es lo más leído, y lo más leído es lo que se escribió cuando el blog ya no era un diario secreto. Eso significa que tendemos a leer la última entrada, pocas veces vamos hacia atrás para conocer lo antiguo, ya que no puede ser que lo que se escribió en soledad sea necesariamente menos interesante que lo que se escribió con público. Confieso que yo hago lo mismo, y en muy contadas ocasiones he viajado hacia atrás en el tiempo de otros blogs.

Hace tiempo que me surgió una pregunta ¿Somos más auténticas cuando tenemos público o es más bien al contrario? Esta pregunta tiene mucho que ver con el post de Alson "Porque no digan nada". Lo he hablado con algunas amigas blogueras y hemos coincidido en que en público nos callamos bastantes cosas: unas para no herir, otras por timidez o por prudencia, algunas por puro marketing "si apenas hay comentarios a este tipo de reflexiones, en el futuro me las quedaré para mis adentros". Y se empieza a escribir más en base a lo que se espera de ti que en base a como tú eres realmente. O se va mezclando una de cal y otra de arena, o dices a medias lo que crees, o escondes que hoy te ha ido de culo y cuesta abajo porque eso no vende o porque fulanito o fulanita van a dar palmas con las orejas, o no cuentas un chiste que te ha hecho partir de risa porque lo que vende de ti es lo serio y formal. Por poner un ejemplo propio -de muchos que podría poner- me quedé con las ganas de hablar de maikix, pero sabía que el habernos encontrado habría podido herir sensibilidades de alguien que me leía.

De esas 380 entradas solamente vieron la luz 366. Las otras 14 se quedaron en modo borrador. No quiero eliminarlas pero tampoco publicarlas. Se quedarán en los adentros de Blogger y tienen estos títulos:

  1. Mi gusanita
  2. Pasión pública, pasión felina
  3. Si nació morirá
  4. Una especie de...
  5. Sobre dirigentes
  6. Mujer contra mujer
  7. Bragas
  8. Reacción versus reflexión
  9. Fenómenos extraños III
  10. Las emboscadas de Maripili
  11. Lo que tienen en común programación y catecismo
  12. Yo paso
  13. Dislexias
  14. Burra terca

Tú opinas

Por primera vez voy a utilizar la encuesta para hacer un sondeo sobre cuál es nuestra realidad bloguera y hasta dónde llega nuestra libertad de expresión en un blog. Está puesto en el lateral y lo tendré ahí durante un tiempo, en principio hasta el 8 de noviembre, prorrogable. Pueden marcarse varias respuestas.

Por supuesto las respuestas son anónimas tanto para quienes vean la encuesta como para mí misma.

15 comentarios:

farala dijo...

pues te cueto que ya he votado y que de lo que comentas me ha llamado la atención que en el climax de mi popuaridad (o así lo sentía yo) hubo una ocasión en la que mientras escribía pensé "oh no, Farala no puede decir esto, ¿que van a decir?) Fue determinante para que siguiera adelante con lo que estaba escribiendo. Me resisto a "crear un personaje" (no es que me parezca mal, pero no es lo que yo quiero en este blog) y me resisto a escribir para un público proyectado por mi imaginación. Sobre todo quiero que el blog y farala sean seres vivos que cambien conmigo...

otra cosa ME ENCANTARÍA tener un blog secreto, pero no se si sabría ser iferenet jajajajajaaaaa (además no tengo tiempo, buahhhh)

fiorella dijo...

Blogspot o ni idea quien no me deja comentar,la tercera es la vencida,eso dicen. Soy tan o poco libre como me lo permito, timidez real y virtual.Si me llega un blog lo leo desde el principio,como el tuyo. Un beso.

Isabel dijo...

Es difícil pero deberíamos luchar en esto de los blogs por la autenticidad. Si a alguien no le gusta lo que dices en una entrada o en todas, que no lo lea. No sé el problema es de quienes se piensan dos veces cómo decir las cosas, porque no vaya a gustar a sus seguidores y los pierdan. Candela, a mí en el blog me han tendido una trampa, han jugado con los sentimientos, quizás alocados de dos personas. Me ha dado verguenza tener que publicar mi ingenuidad, pero al leer tu post de hoy, me he dado cuenta que el blog es mi esencia, si esa torpeza es mi esencia, si la maldad me ha rodeado, también habré de mostrarla, porque para mí el blog es una forma de mostrar lo que soy sin dar explicaciones.
Gracias, tenía una duda y me has ayudado.
Un saludo

dintel dijo...

Suelo reeleer más de una vez algunos blogs. Me voy al principio y leo. Hay muchos que ya los sigo desde se inicio, pero lo continúo haciendo. Otros, voy para atrás hasta que llego al principio.

Creo que casi los que leo los he leído enteros.

mam dijo...

El blog es como la vida misma, evidentemente hay cosas de tu vida que no cuentas a todo el mundo,y sólo a una o dos personas.Con el blog pasa igual,hay cosas más intimas y cosas que no es necesario que todo el mundo sepa (por mucho anonimato que haya),pero sin embargo si lo tenemos es porque nos gusta escribir y contar,una pequeña necesidad que sí, que se ve limitada pero desde luego en mis limitaciones no entra ni tener más comentarios o menos,ni tener más número de lectores,ni escribir de los que otros quieran que escriba porque entonces mi blog sería una condena,sería representar un papel para el que no tengo tiempo ni ganas. quien quiera leerme y comentar que lo haga ,sin compromisos, como la vida misma.
Y sí, yo tambien tengo entradas sin publicar, pero hay un par de titulos de las tuyas que me ha dejado intrigada jejejejejej.
muchos besos

chris dijo...

Candela, tu encuesta se me queda corta. Supongo que en algún lugar hay que poner el límite pero es que las opciones no se ajustaban a mis hábitos.
Con respecto al resto de los blog, me he leído sólo 1 enterito. Fue cuando empecé a seguiros a un grupo, antes de abrir el mío. Me gustó mucho uno y decidí un finde casero pegarme un maratón bloguero.
Del resto voy enlazando con entradas antiguas y cuando leo pero sin llegar a leer todo el blog.

Y, que quieres que te diga...soy incapaz de inventarme un personaje. Eso si, creo que voy mostrando cómo estoy en cada momento y eso puede hacer que la gente se lleve una impresión parcial. El otro día le decía a alguien que parezco muy tranquilota y zen cuando tengo un carácter... Quizá es que en el blog dejo salir mi parte más tranquila...
En cualquier caso te agradezco lo que has escrito porque me ha servido para reflexionar mucho!!

Un beso!!

Morgana dijo...

..y el factor tiempo!! Cuando carezco de él (como ahora) me vuelvo muda y cuento (o narro) poco, todo queda adentro del otro blogger... mi cabeza. Por cierto, desde que tenga un rato paso a ver las novedades.

Besooos!!

maikix dijo...

Candela, me has dejado intrigadísima, con eso de que querías hablar de mí y no lo hiciste. ¿¿¿¿¿Por qué????? Espero que me lo cuentes de alguna manera (por mail o como sea, please).
He contestado tu encuesta, aunque como dice Chris, pienso que se queda un poco corta con las posibilidades.
Yo también he pensado mucho en la evolución de los blogs, tanto el mío como otros que leo, como el tuyo. Suelo leer entradas antiguas en nuevos blogs que exploro.
En el que yo escribo intento ser siempre yo misma, no tengo personaje ni blog secreto, pero a veces sí callo cosas pensando en quién puede leerlo. Los temas a tratar también han cambiado, influye mucho el tiempo de que dispongo, mi ánimo... En fin, es un tema que da mucho de sí, que nos llevaría una tarde entera charlando.
Algún día lo haremos.
Besos

María dijo...

Yo quiero que publiques las entradas "Bragas" y "Las emboscadas de Maripili"... Me estoy partiendo de la risa imaginándome a Maripili encima de un árbol tratando de atrapar a alguien con unas bragas caídas de un tendedero... ja, ja, ja...

Filomena dijo...

Vaya, Candela, conmigo has dado en el clavo y has hecho diana en este "corazoncito" ;-) He comenzado en este mundo bloguero hace apenas dos meses. Y el principal motivo por el que lo hice fue una necesidad imperiosa de comenzar a contar lo que me movía por dentro. Necesitaba una vía de escape. En las pocas entradas que llevo publicadas, se puede intuir con facilidad y sin necesidad de leer mucho entre líneas la razón por la que yo, Filomena López, me escondo tras este pseudónimo. Qué casualidad: últimamente esto me produce rabia, impotencia...y, poco a poco, voy saliendo a la luz. Pero aún con cautela. Bueno, más bien con temor. Pues hay una persona que me podría hacer la vida imposible si localiza mi blog. Jajaja...y aquí estoy, contándolo en un lugar público, aún a sabiendas de que, cuantas más huellas deje, más posibilidades tengo de que me encuentre. Pero me va dando igual...Y te doy las gracias por tu granito de arena. No me importa seguir siendo Filomena López, porque este nombre me identifica también de una manera muy especial. Lo seguiría usando porque forma parte de mí. Pero también me gustaría poder un día dejar de temer. Un abrazo enorme y gracias por este post!!

(Ah, y sí, yo soy sincera. No podría bajo ningún concepto escribir en función de lo que se espera. Te puedo afirmar con total seguridad que mi mente se quedaría en blanco).

alma máter dijo...

Es curioso Candela porque precisamente tengo un post pensado sobre esto...

En mi caso te diré que he sentido la necesidad de abrir un blog secreto porque me gusta escribir lo que realmente siento en determinados momento, o cómo me siento, o lo que me ha pasado o lo que pienso de tal o cual persona.. y en mi blog no puedo, pero no puedo no porque no “venda” (por decirlo de alguna manera.. que francamente me da lo mismo. No valoro el tener “X” comentarios. Lo que valoro son “los” comentarios...) sino porque aunque soy anónima para la mayoría de la gente que me lee, no lo soy para otras personas: farala –sin ir más lejos- amigas, amigos, mi marido...
Alguna vez he publicado una entrada algo plof, o he contado que me sentía mal por algo, y tengo a gente llamándome preguntándome que qué me pasa... Ya se que eso es digno de agradecer, pero no quiero eso. No quiero que la gente se preocupe por una entrada que cuelgo en un momento puntual, y eso al final me hace “culear” y no publicar quizá algo.
Otras veces a lo mejor pues he tenido una discusión con mi marido, y he escrito algo que le he llamado de todo menos “guapo”, bueno.. pues tampoco puedo publicarlo porque él me lee... y no quiero hacerle daño por un sentimiento que tengo en un determinado momento.
Así que para todos esos estados de ánimo en los que me puedo encontrar y que no quiero publicar en mi blog para no preocupar o herir, me he abierto un blog, un espacio sólo mio y nada más que mio... Es como si tuviera un diario de los de antaño, un librito con llave y que guardo debajo de la cama.

Un besote!!!

emejota dijo...

Querida has dado en el clavo. Puedo asegurar que inicié el blog a forma de reto personal y para dejar una especie de "legado a mis sucesores". Las primeras entradas eran un tanto melancólicas, tal y como me sentía. Con el tiempo y el contacto personal ha ido subiendo la temperatura afectiva, el calor humano, la comunicación, el consuelo, el humor, la complicidad, la alegría, alguna que otra sorpresa y para terminar al cabo del año cumplido me encuentro en otro mundo, en otra tesitura, en otro nivel de conciencia social. Una forma nueva de amistades relativamente impersonales. Algo muy importante ha cambiado en mi vida y en la forma de enfocar la misma.
Al principio leía más las entradas antiguas, ahora ya se me ha pegado el "a toda leche" que implica leer un montón de blogs de gente que te importa, escribir entradas como una descosida y responder a los comentarios debidamente, que para eso se han tomado la molestia de dejarte esa nota impresa.
Dicho lo cual, la respuesta a tu pregunta, si uno es más cuidadoso cuando tiene seguidores a la hora de exponer sus pensamientos es.... según cuando y como, según me de en ese momento. Lo normal suele ser que antes de escribir una frase que pueda resultar en algún modo ofensiva de puro espontánea la "diplomatice", pero no por eso dejaré de transmitir mi idea.
Después de una respuesta tan larga y con la aceleración natural de la circunstancia, dejaré la encuesta para otro día. Un fuerte abrazo.

cereza dijo...

Yo tenía un diario secreto que me moría por que alguien leyera.

Hay que ser muy fuerte para abrirse en canal y que se vea todo lo que nos habita.

"Ni todo se puede contar ni todo se puede callar", que diria mi madre.

nocheinfinita dijo...

Paso a depositar mi voto en tu urna.

Un beso

noche

encantada dijo...

A mí me encanta leer los blogs desde el principio, las primeras entradas me provocan ternura, cuando encuentro un blog nuevo suelo leerlo entero (si no es muy largo, claro; confieso que con el tuyo no lo he hecho porque casi no doy a basto para leer lo nuevo, jajaja).

Una de mis pequeñas rebeliones contra ese público querido y odiado a partes casi iguales es no disculparme cuando dejo de escribir durante un tiempo. Apenas cuento tampoco lo que he estado haciendo. Necesito saber que soy libre para no escribir, es una forma un tanto enrevesada de saberme libre para escribir. Y aunque una vocecita en mi cabeza me diga: "Cuidado, encantada, cada día que pasas sin escribir pierdes clientes", procuro no doblegarme.

Y también me callo cosas. O mejor dicho: las postergo. Las dejo estar cuando van a crear polémicas evitables y vuelvo a sacar el tema cuando creo que nadie se acuerda de a qué venía. Aunque esto lo hacía para evitar rencillas con ciertas personas. Ahora cada vez lo hago menos, porque han ido dejando de participar.

Pero bueno, Candela... ¡basta de preguntas! ¡Que terminarás sonsacándomelo todo! :P