10 octubre 2010

Encañonar al encañonado

Estoy aquí sentada leyendo blogs y Pepa está a mi lado, en sus cosas, callada. De pronto dice Hay cosas que no entiendo, un tío encañona a uno que va desarmado en un coche, llegan los policías y encañonan al encañonado...

Miro el vídeo y veo que es como dice ella.



Me salgo de la escena y me pregunto ¿Qué es lo primero que pensarías si vas por la calle y presencias una escena similar a esa en la que un tipo subido al capó de un vehículo encañona con un arma a su conductor? Con nuestra amígdala, nuestra base cultural y el hecho de que no vivamos en un país en donde blandir un arma por la calle sea algo corriente, ¿qué te dice tu mente que está ocurriendo? ¿A quién señala en un primer momento tu intuición como "el malo de la película?".

Encuentro la noticia en varios periódicos, pero mis preguntas me las he hecho antes de saber lo que dicen que ocurrió. Aquí lo publicado en la web de Antena 3.

9 comentarios:

  1. Pero lo cachondo es que al final detuvieron al conductor encañonado, porque en este país aún funciona lo de "ud. no sabe con quién está hablando". Una vergüenza encañonar a alguien desarmado. Y lo peor es que al flipao de John McLane de verde no lo va a sancionar ni su padre.

    ResponderEliminar
  2. ...madre mía! qué escena más agresiva... no?? Al menos... qué descontextualizada... y luego, a algunos/as que requerirían trato así... se les pide por favor que acudan a comisaría... Diosas, qué tiempos más raros estos..

    ResponderEliminar
  3. madre mía qué mundo... yo hubiera pensado que el conductor era un malo malísimo no un conductor cualquiera...

    ResponderEliminar
  4. A mí se me subió uno así pero me encañonó con un pulverizador para lavarme el parabrisas. Iba puesto, claro, y no veas el susto que me dio.
    Difíciles momentos los que nos tocan vivir. No sabes si es por tu seguridad o al contrario, corres más peligro por aquello de las sospechas y los malosentendidos. Menuda psicosis.

    ResponderEliminar
  5. Viviendo de este lado del charco, yo me siento predispuesta a pensar que el encañonado ha cometido algún delito. Para mi los policías, guardias civiles, etc., españoles son "los buenos".
    Si la escena fuera en México buscaría ponerme a salvo al grito de "sálvese quien pueda" y al de "pecho a tierra" porque desgraciadamente allá no se sabe quiénes son "más malos".

    besos

    ResponderEliminar
  6. A mí me parece que has tocado un punto muy importante: en este país uno tiene la impresión de que las víctimas son tratadas como culpables, mientras que por los victimarios siempre se ejerce la máxima comprensión. Y si no, mira las soluciones que han buscado a la crisis... Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. uf, ver para creer, cualquiera pensaria que el conductor era un terrorista por la actuación que se montó
    alucinante

    ResponderEliminar
  8. Quienes habéis comentado algo sobre qué pensaríais si estuviérais presenciando algo así, creo que hay coincidencia en que en un primer instante, en un país en el que no es corriente ver a nadie apuntar a nadie con un arma, lo primero que pensamos es que el encañonado es el malo, un terrorista o un peligro inminente para las personas.

    Me llamó la atención lo que hicieron los guardias municipales porque, al fin y al cabo, son personas que viven en este mundo en el que no es fácil ver a nadie encañonar a nadie. Me acordé (una vez más) de las películas americanas, imaginé que llegan los polis legales y ven a alguien sin uniforme empuñando un arma, aunque grite que él también es policía. Lo normal ahí es encañonar al armado y decirle que tire el arma al suelo. Aquí no fue así, y al oír lo de "soy guardia civil", estaba claro que el objetivo a apuntar era el desarmado que permanecía dentro del coche.

    ResponderEliminar