26 octubre 2010

Ropa antigua 1

Mi madre hacía toda la ropa: vestidos, pantalones, chaquetas... y ¡la lencería!

Este verano fui un día a ver a mis padres y me acordé de aquellas bragas y sujetadores que se hacía mi madre, incluso el primero que yo tuve me lo hizo ella, era de color rosa, con un fajín bajo el pecho y a ambos lados una cinta que iba hacia atrás, volvía hacia delante y ahí se anudaba. Como tenía poca teta por entonces, recuerdo que jugando o corriendo lo que eran las copas y el fajín se me ponían de collar y asomaban por el escote, pero no se caía porque para eso estaba la cuerdecita, que se quedaba bien aferrada debajo de mis pechos.

Me dijo que aún conservaba algunas cosillas antiguas, unas hechas por ella misma, otras por su madre o por alguna de mis tías paternas. Sacó la colección de la cómoda. Tal cual estaba, arrugada, le hice fotos con mi móvil, de ahí que no tengan muy buena calidad, pero me pareció algo interesante para dar a conocer en el blog cómo era la ropa de antes, concretamente la lencería masculina y femenina.

Calzones blancos de novio de mi padre hechos a mano y con sus iniciales bordadas (no se ven en la foto). Se los puso solamente el día de su boda.

Bordados y puntillas de unas enaguas de mi madre que se hizo ella misma para el ajuar.

Enaguas blancas. Toda novia que se preciara tenía que llevar en el ajuar unas enaguas blancas.

Sostén o corpiño (arrugado), se abrocha detrás con botones y tiene un bordado en hilo de seda a cada lado. La modelo soy yo. ¿A que parecen enormes? Esos sostenes eran los Wonderbra de los años 50 y 60, aunque creo que Farala los llama antilíbido ;).

Nomenclatura

He puesto los nombres que se usaban entonces, y aunque sé que todo el mundo sabe de qué se trata, mejor escribir la equivalencia moderna.

Calzones blancos = calzoncillos
Enaguas = combinación
Sostén o corpiño = sujetador

P.D. Disculpad mis pocos comentarios y respuestas a los vuestros. Ando a toda leche con los dos últimos libros.

16 comentarios:

  1. Antes de nada estás disculpada!!

    Con respecto a la ropa....antilíbido total. En mi comunión me calzaron una enagua. Fue la única vez que me dejé. La verdad es que tuve suerte porque en mi niñez-juventud esas prendas ya habían caído en desuso.

    Y no te digo ná si en mis primeras correrías sexuales (ejem ejem) me encuentro con un sujetador de esos. Antes de ponerme a desliarlo y desabotonarlo....a bocaos lo arranco!!!

    ResponderEliminar
  2. Candelaaaaa, mándasela alos del museo del traje. yo ya he llevado los zapatos de boda de mi abuela y ezahar de cera (los guantes blancos y el velo se los quiso quedar mom ains) lo quieren todo y esta ropa del 20 a mano les flipa!

    ResponderEliminar
  3. Los calzones, las enaguas, hechas por las madres, por las abuelas, sería todo un lujo cuando lo estrenaran, a mi me gustan. El sostén, ejem... para la época pues tampoco estaba mal...

    Ánimo con esos libros. Besos

    noche

    ResponderEliminar
  4. Qué voy a contar que no sepais ya. Pues eso, que me suena, solo que al ser niña de ciudad el sosten era "algo".... un poco más ...menos... no sabría decirlo, en mi caso menor de la talla 80 por entonces. Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Impagable, Candela.
    Para mí las enaguas son una especie de braga-pantalón ancho, corto pirata, con puntillas. A la combinación yo le llamo "viso".
    Estás estupenda con ese sujetador, aunque falta relleno XDDDD...
    ¡¡¡Te has quedao en ná!!!

    ResponderEliminar
  6. Madredealmorhermoso!! Eso es como traer a la memoria miriñaques decimonónicos. Pero aún así, es todo un trabajazo, ¿Eh, Candela?. Claro que antíguamente la ropa interior era eso y no había mozalbetes y mozalbetas enseñando vistosos y coloreados interiores de marca americana hechos en China.

    Muy buen post.

    ResponderEliminar
  7. Diossss ese sostén rosa.... el remedio de la concupiscencia, digo yo.
    Supongo que si en un ataque de lujuria me lo encontrara entre las manos, conociéndome, tremendo ataque de risa que me entraria...

    ResponderEliminar
  8. oye...calorcito dan no??? uyy a que me acaban gustando!!!!!

    ResponderEliminar
  9. El sostén de la Afrodita A del medievo. Estoy imaginando los gallumbos de Mazinger Z.....

    ResponderEliminar
  10. jajajajaja, pues estará en desuso o como digáis, pero yo a más de una señora de la resi le he tenido que quitar un sostén de esos, cinco minutos para desabrocharlo todo eh
    ais, menos mal que eso de q cualquier tiempo pasado fue mejor, no es del todo cierto

    ResponderEliminar
  11. Wenas!! Sorprendentemente mi abuela aún continua vistiendo así. Siempre es interesante conocer como eran las cosas en tiempos anteriores, me han gustado las fotos.

    Te comento, que puede que ya lo sepas, que mañana a las 11 en las cocheras de la empresa Rober comienza una manifestación hasta la Plaza del Carmen. Imagino que estás al tanto de los problemas que Inagra y Rober tienen con el Ayuntamiento; puede que te interese el evento.

    Saludos!!

    ResponderEliminar
  12. ¡Ay Candela, las enaguas son una maravilla - y si son de algodón puro no veas lo que se paga por ellas -vintage auténtico. Sé que es cuestión de edad, pero a mí me encantan para dormir.! Hechos a mano con tanto cuidado y mimo! Cuando era pequeña dormía de vez en cuando con mi abuela del alma - el camisón lo llevaba almidonado, tieso y oliendo de aquella forma tan especial. Cdo murió yo no pude ir y le pedí a mi madre que me trajera uno de sus camisones. Me trajo uno horrible, moderno, de seda - sin duda un regalo de alguien - que yo jamás le había visto puesto.
    El sujetador es totaaaaaaal!! como dice maikix, tanto adelgazar, te has quedado en na!! jajaja.

    ResponderEliminar
  13. Me he escapado de mí misma y de mis obligaciones para mirar un momentito vuestros comentarios y me meo risa (y no puedo porque estoy de "estrangis" en el blog).

    El suje a mí me parece super erótico :) Me pasa igual con las superbragas de algodón puestas en otra. Me ponen mucho más que un tanga y por supuesto más que un desnudo.

    ResponderEliminar
  14. Patsy, tenemos recuerdos parecidos con el algodón y el olor de la ropa y sábanas de la infancia ummmmmmm. Qué bien olía mi madre cuando me dejaba dormir con ella.

    ResponderEliminar
  15. jejeje y en cuanto a que me estoy quedando en na, no lo diréis por las tetas no?

    ResponderEliminar
  16. el Baúl de las oportunidades5 de abril de 2011, 21:11

    Hola...la ropa antigua es maravillosa, tiene un algodón como los de antes, los que no transparentan...yo compro ropa antigua y la cuelgo en mi blog...me parce preciosa...además la voy a costumizar...
    ponte el camisón-vestido blanco es precioooosssoooo de verdad!!!
    Mayca

    ResponderEliminar