18 noviembre 2010

Píldora indigerible para el fin de semana, con perdón...

¿De qué enfermedades que padecemos somos culpables?

50.000 casos nuevos anuales de cáncer de piel en España, principalmente debidos a la exposición excesiva a los rayos ultravioleta, sobre todo los del sol.

Las alergias crecen en España a un ritmo del 2% anual. En orden de incidencia son: orales, cutáneas, digestivas, vías respiratorias altas y vías respiratorias bajas. Javier Domínguez, responsable de la Unidad de Alergia del Hospital Universitario de Getafe, ha recordado que las hipótesis que más se relacionan con este incremento son la teoría de la higiene, que impediría al sistema inmunológico adaptarse apropiadamente al entorno, o la del diesel, cuyas partículas aumentan el potencial alérgico de los pólenes.

La diabetes mellitus tipo 2 aumenta día a día en todo el mundo, tanto en países desarrollados como en países en desarrollo. Se han realizado estimaciones para el año 2030 en las que se supone que en dicho año la enfermedad afectará a 366 millones de personas.

En los últimos siete años aumenta un 19% la mortalidad en accidente de moto. Debido a imprudencias y a la excesiva velocidad unido a que ha aumentado el número de motoristas.

...

En general, según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística, que son de 2008, los grupos de enfermedades que más han aumentado son los trastornos mentales y de comportamiento.

Las principales causas de muerte en 2008 se sitúan en las enfermedades cardiovasculares, seguido de los tumores y las enfermedades respiratorias.

Otra nota importante es que mientras se reducen los accidentes de tráfico, aumentan los suicidios, hasta tal punto que el suicidio es la primera causa de mortalidad por causa externa. Esto me lleva a recordar algo que leí hace unos meses, es decir, datos frescos de este mismo año: En Francia la primera causa externa de muerte es trabajar para France Telecom, que es la tercera causa general de muerte en el país después de las enfermedades coronarias y el cáncer.

Y todo esto ¿a son de qué?

A la perra que se traen a nivel internacional con el rollo de los males horribles que provoca el tabaco, al concepto que se han sacado de la manga acerca del "fumador pasivo", que no dudo que no sea más sano respirar el aire perfumado de pino de la montaña que el de un fumador que pasa por tu lado, claro está, pero es que nos estamos pasando tres pueblos. Hoy en televisión hacían una encuesta callejera sobre fumar al aire libre y he escuchado cosas como: "A veces una va por la calle y pasa uno fumando y una se ahoga con esa peste, y luego llega una a casa y huele a humo, puag". Me llama la atención que hace unos años (no tantos porque yo lo he vivido), fumábamos en clase, profesorado y alumnado, quien quería fumaba, de hecho casi todo el mundo fumaba (alumnado mayor de edad). En mi facultad también fumaba en clase quien quería, y si había alguien con problemas respiratorios como asma o un simple resfriado nadie fumaba. En las casas fumaban (los hombres), con niños y sin niños delante. No recuerdo de ningún caso de niño con problemas respiratorios por ser fumador pasivo. Incluso a los niños y niñas nos hacían cigarrillos de matalaúva (anís) para celebrar la matanza. No nos tragábamos el humo, claro, pero era algo que nos divertía. Nos están educando no sólo en un nuevo sentido del respeto y en nuevos sentimientos de culpa sino que también nos han educado el olfato para que nos resulta molesto lo que nunca nos resultó. Nunca como ahora ha molestado tanto a nadie el olor a humo del tabaco en una cortina. Antes ni siquiera se reparaba en ello.

Se ha llegado a tal punto que he leído anuncios en páginas de internet y periódicos en donde se dice:

"Compraría coche de segunda mano. Condición: Que el propietario no sea fumador". No dice que no sea terrorista, tenga una enfermedad infectocontagiosa, sea cazador, tenga perros o sea asesino en serie. No. que no sea fumador. ¿Será porque el fumador suele quemar a veces la tapicería? Bastaría poner "que la tapicería esté en buenas condiciones". No. Que no sea fumador. ¿Que el coche huele mal? No. También puede oler mal porque tenga más mierda que "la petaca Camuña", y puede que un fumador o una fumadora tengan su coche como los chorros del oro, cuidada la tapicería, limpio y perfumado. Pero no. Que no sea fumador.

Otra de las barbaridades que leí repetidamente en los comentarios de un artículo de El País hace tres o cuatro días referido a la próxima ley antitabaco, es que "los fumadores pretenden que ENTRE TODOS les paguemos las medicinas y hospitalización por una enfermedad contraída por su puto vicio". Si vamos a esto, ¿por qué pagar idem a quien se achicharra al sol o debajo de los rayos UVA para lucir el moreno perfecto? ¿O a quien, a pesar de ser diabético, le da un jamacuco por haberse hinchado de dulces? ¿Y a quien tiene exceso de colesterol por la mierda que come/comemos? ¿La sanidad tendría que desatender a quien enfermó por sobredosis de heroína, por automedicarse o por no usar protección en las relaciones sexuales y contraer una enfermedad venérea?

Ya, ya me sé la respuesta: Esas personas, por lo menos no ponen en riesgo la salud de las demás personas. ¿Tampoco quien provoca un accidente por exceso de velocidad, alcoholismo o despistes? Si mueres o te quedas tetrapléjico porque te subiste al tejado a arreglar la antena sin llevar un arnés ni poner colchones en el suelo, no pasa nada, todo el mundo se solidariza con la persona accidentada, pero si te mueres de cáncer de pulmón, desde que te lo detectan ya te entra el pánico, no solo de tu enfermedad sino de saber que en el fondo a más de uno y más de dos se les va a quedar en la punta de la lengua eso de "Jódete, te lo has buscado, fumador/a insolidario/a cabrón/a, asesino/a de pobres niñ@s y adult@s inocentes".

Y ya que nos ponemos, de todas las muertes posibles que podemos padecer y cuya culpa se nos atribuye, incluidas las que pueden provocar daños a terceras personas: ¿cuál de esos enfermos/as ha pagado más impuestos para contraer su enfermedad? Y más aún: ¿Es seguro que quien se muere de un infarto o de un cáncer de pulmón fue fumador o siquiera fumador pasivo? ¿Dónde están las pruebas que descartan otros factores externos como desencadenantes o coadyuvantes?

Nos morimos de cáncer, la gente lo hace cada día. Hace unos días murió una compañera mía, sólo dos años mayor que yo. El curso pasado cada día me decía: Mujer, deja de fumar que es muy malo para la salud. Ya ya, si lo tengo que dejar -le decía yo porque eso es lo que quiero, igual que quiero volver a mi vegetarianismo, por decisión propia y sobre todo porque no quiero ser esclava de nada y una droga esclaviza. Ella no fumaba ni ha muerto de cáncer de pulmón sino de estómago. Otra en cambio está muy enferma, con cáncer de pulmón. Fumaba como un carretero.

He vivido lo suficiente como para sopesar qué cosas han mejorado y qué cosas han empeorado a lo largo de mi vida y hay algo que he observado: Si se pone el objetivo sobre un grupo de la población, sea cual sea, un grupo en el que no habíamos reparado, ni nos molestaba ni veíamos como un peligro potencial, tengamos por seguro que a base de mensajes subliminales al principio y directos después, acabará siendo objetivo a batir por la masa. Los individuos son inteligentes (o no), pero la masa es siempre tonta. Ahora en España y hace muchos años en el resto del mundo (el bang de salida lo dio USA) le ha tocado el turno al fumador hasta tal punto que en nuestra población ya es una persona non grata por encima del manipulador, el usurero, el esclavista o el evasor de impuestos.

Además de molestarme los extremos me dan miedo, mucho miedo, las manipulaciones sobre la masa y cada vez los veo más. Decía hace unos días que estoy viendo cosas que no me gustan en la campaña a las elecciones catalanas. De forma muy soterrada y no tanto se va poniendo la diana sobre grupos de población muy concretos: Los inmigrantes. Se ha llegado a hablar de ese 50% de niños nacidos de madre no catalana y del peligro que eso conlleva. Pero ¿no son catalanes quienes nacen en cataluña? ¿Inmigrantes son los de origen africano, extremeño o en general los castellano-hablantes o los no catalano-hablantes? ¿Por casualidad estamos hablando de "pureza" de raza? Por favor, por favor, que esta lección ya la había aprendido la humanidad, así como sus consecuencias. No más de eso, por favor.

Trabalenguas: Y muchas, muchas más cosas que están lavando el cerebro de muchas personas que nunca habrían creído que iban a creer en lo que ahora creen, pero quien no las está creyendo ya firmemente comienza a sospechar que sean ciertas.

Creo que deberíamos usar más nuestro nivel de observación personal, analizar desde varios puntos de vista y no únicamente escuchar/leer/creer/interiorizar lo que nos cuentan quienes están en el poder, ni local, ni nacional ni internacional, ni de los medios de comunicación que ese poder maneja.

21 comentarios:

  1. ole candela!! cómo se nota que estás más descansada, jajajaaaaa 8estoy preparando unas imágenes para mis blogueras de navidad y YA SE cual es la tuya, jajajaja (te toca esperar)

    ResponderEliminar
  2. Wow, Cande, impresionante. Gracias.
    :-)

    ResponderEliminar
  3. A mi padre le precipitó la muerte el tabaco, me imagino que le compensaría.
    El problema es la convivencia entre los que disfrutan con el aroma del tabaco y aquellos a los que les molesta el olor. Por ejemplo mi primer novio fumaba ducados y me daban mucho asco sus besos. Quien dice tabaco podría ser cualquier otra cosa.
    Luego está el problema de los fumadores pasivos, como fue mi caso, a mi me vino bien, de tanto verlo y olerlo no me compensó fumar jamas.
    También es un buen antídoto contra el stress, eso no lo dice nadie.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  4. * Farala hoy ya sí es viernes, pero nada que ver con ayer, hoy vuelvo a estar cansada :( ¿Y eso de unas imágenes para navidad? ¿Y que ya sabes la mía? ¿Pa cuandoooo? No, no quiero saber más todavía, sí, quiero saberlo. Que no, que no... Gracias!!!

    * Olga, gracias ;)

    * Emejota, en ningún momento dije que sea buenísimo para la salud, lo que dije y sigo diciendo es que han focalizado las miradas y los odios sobre el tabaco, distrayéndolas de otros grandes perjuicios para la salud pública. Al margen de gustos y disgustos personales sobre olores, sabores, sonidos, ruidos o silencios, acabamos odiando a quien o a lo que nos señalan reiteradamente como objeto de odio. Por ejemplo yo aborrezco el ruido desde pequeña y soy mucho más sensible que la media a los ruidos, pero como ese ruido que me molesta aún no ha sido elevado a causa mundial a batir, me tengo que aguantar y que perjudique mi salud. Si se empezara a hacer una campaña en Estados Unidos, dentro de 15 años la persona que grita y produce ruido sería mirada con el mismo asco con que hoy se mira a la que se confiesa fumadora. Incluso el ruido que hoy te pasa desapercibido a ti o a otra mucha gente, empezarías a percibirlo hasta que te resultara insoportable.

    ResponderEliminar
  5. A mi me parece que estás recuperada, pues te veo igual de lúcida y crítica que desde que te conozco en el blog.
    Me han parecido muy interesante tus puntos de vista con lo que consigues descentralizar el tema de los fumadores/as y el acto de fumar. Yo empecé a fumar cuando comencé a trabajar, de eso hace ya bastante tiempo y lo dejé cuando tenía 25 años. Así que he sido fumadora y ahora no lo soy. Por eso mismo no tengo nada en contra de ellos/as.
    Fijate como en el cine los fumadores siempre tenían una personalidad interesante y ahora en cambio son los malos de las peliculas. Como cambian los tiempos.

    Un abrazo con humo o sin humo como prefieras :)

    ResponderEliminar
  6. Candela al ataqueeeeeeeeee!!! así da gusto leerte.
    Pues mira, al final hasta dejaré de fumar. ¡que agobio!

    mil besos guapa

    ResponderEliminar
  7. Candela, utilizan al tabaco y a los fumadores como cortina de humo, se trata de la operación engaño, o más bién operación distracción. Los poderosos distraen la atención con un producto que es malísimo como el tabaco (si no le pusieran ningún tipo de aditivo igual sería hasta saludable y tendría un buen aroma, pero cada vez van añadiéndole más y más aditivos). El estado aparentemente se preocupa por la salud de la ciudadanía enviando mensajes y legislando sobre donde se puede o no se puede fumar, aplicando constantes subidas de impuestos al tabaco. Pero, la verdad es que lo importante son los mercados, la cotización en bolsa de los grandes monopolios, la industria farmacéutica y, en definitiva, el dinero, lo de menos son las personas.


    Respecto a los medios de comunicación son los grandes cómplices de los mercados. Creo que los sindicatos se confunden al convocar las huelgas tradicionales, si se convocarán jornadas rechazando los medios de comunicación, por ejemplo, que durante todo un día la mayor parte de la población no viese la televisión. Creo que eso causaría mayor preocupación a los poderes que una jornada de huelga.

    Y las causas que propician el aumento de enfermedades son la alimentación, los productos para la higiene (muchos de ellos llevan derivados del petróleo), el estrés, la contaminación, el sedentarismo, la crisis económica y la pobreza. Ocurre, además, que tenemos un elevado índice de ignorancia sobre aspectos fundamentales para vivir. Nos enseñan, al menos yo lo aprendí así, a tener un alto sentido de responsabilidad sobre nuestras obligaciones con los demás, el trabajo, el hogar, la familia... Sin embargo, pasamos por la vida sin ser realmente conscientes de lo que significa la responsabilidad hacia una misma y esa responsabilidad, quizá sea la más importante de todas.

    Perdona el rollo, pero el tema me ha parecido muy interesante, gracias por este post.

    ResponderEliminar
  8. Pero nadie habla de la mierda de los aparatos de refrigeración, los tubos de escape, de todos los productos químicos que comemos, vestimos, respiramos...
    El tabaco no mata, la nicotina, alquitran etc...sí.

    ResponderEliminar
  9. ¡Oooooooooooooooostras Candela! ¡Menos mal que no ibas a hablar ni de política ni de ni de... Ja, ja, ja...

    Lo de echar culpas a los otros es de una falta de madurez terrible que nos ataca cada día más. De la propia falta de responsabilidad, la exageración y la falta de sentido común.

    ¡Este post es para leerlo el lunes y despotricar toooooooooda la semana!

    $

    ResponderEliminar
  10. * Encarni, odio fumar y así fue muchos años de mi vida (soy fumadora tardía que empezó a las 30 años), pero mi cuerpo es mío -no para unas cosas solamente, sino para todo-. Es cierto que ahora es fácil detectar desde el principio quién será el asesino misterioso de una película. Si hay un fumador él lo será. (Bueno, también en las americanas puede ser un sudamericano o un negro, pero la cosa va de lo mismo: poner el punto de mira sobre quien merece el rechazo. El resto es coser y cantar). El abrazo ahora mismo sin humo, porque tú no fumas y yo para abrazar, entre otras cosas, prefiero dejar el cigarrillo en otro lado :)))

    * Mam, ¿gusto leerme a pesar del kilometraje de palabras? :) Ya me conoces, no sé resumir, pero me he quedado en las glorias momentáneamente, porque tengo MÁS cosas que me estorban en el baúl de lo impuesto. Besicooo

    * Siempre anónima, creo que es así, pero no entiendo bien qué es lo que se pretende con evitarnos este "gran mal" de la humanidad, si por todas partes nos fomentan el consumo de otros males mucho más gordos y peligrosos (y sutiles). ¿Quieren salvarnos la vida o enfrentarnos para que nos matemos un@s a otr@s?

    ResponderEliminar
  11. * Alson y las armas y el tráfico de estupefacientes y la violencia machista y la religión y los fanatismos (no solamente los islámicos o los terrorismos locales, que son los únicos que nos enseñan a odiar)... pero qué coñazo de manipulaciones, me molestan más que las prohibiciones y tiene su explicación... Un abrazo.

    * María, si tienes que volverlo a leer el lunes, hazlo y despotrica, pero aquí que yo te vea :))) Un besote.

    ResponderEliminar
  12. Candela bonita, cómo me gusta leerte así, a toda pastilla :)

    Creo que lo del tabaco está en ese punto en que está de moda satanizar al producto y a quien lo consume. de mí te acuerdas, lo que sigue es el sobrepeso...

    jo, tendré que ponerme a dieta también? jajajaja

    besitos

    ResponderEliminar
  13. Ay, sí, Pena. ¿Sabes cuál es la última sorpresa que me encuentro para proteger mi salud y no dar mal ejemplo???? Tachán!

    Tenemos máquinas en el pasillo del instituto (ya que la cafetería abre sólo la media hora del recreo), una de ellas es para cafés e infusiones, la otra tiene refrescos, dulces, chicles...

    Pues la segunda no se va a permitir en centros escolares. Y yo que todos los días bajo a comprarme mi kinder bueno... y que de pequeña me encantaba comerme una palmera con la leche. ¡Quiero libertad!

    ResponderEliminar
  14. Estoy segura que a este gobierno le esta asesorando mi abuela, que es una lista y como no sabe como controlarme más se ha alidado con las altas esferas, porque claramente ambos tienen el mismo discurso:

    ¡¡No fumes, no bebas, no comas porquerias de esas de bolsa, no corras con el coche!.

    El siguiente paso sera cerrar los bares a las 20:00.

    ResponderEliminar
  15. jajaja, cereza, este gobierno y todos los del mundo, es un virus.

    Si hubiera sido mi abuela la que pusiera las leyes me habría contado lo malo de una cosa u otra y luego me habría dicho: y tú, sabiendo eso, haz lo que veas mejor. Viva mi abuelaaaaaa.

    ResponderEliminar
  16. si es que vivimos en un mundo dominado por el dinero y la industria farmaceútica no escapa de ello. Todo es negocio, hasta nuestra salud. De acuerdo contigo, aunque un día de estos vuelvo a dejarlo (pero no ahora que me está prestando por la vida, ajajjaja)

    ResponderEliminar
  17. Pues no sé muy bien si estoy de acuerdo o no con lo que dices. Me lo pienso.

    ResponderEliminar
  18. Farala, ¿tienes blogueras de Navidad?

    ResponderEliminar
  19. Desde luego ahora mismo somos un blanco perfecto, pues se están forrando con todo este tema. Lo que no ven (tampoco les interesa) es que los que sufren las repercusiones son los negocios (restaurantes, bares, pubs, discos...) y nosotros los fumadores, a quien comienzan a vernos como a bichos apestosos.

    Estoy totalmente de acuerdo con Siempre Anónima: "pasamos por la vida sin ser realmente consciente de lo que significa la responsabilidada hacia una misma". Y yo me niego a eso. Estoy harta de tanta responsabilidad hacia fuera. Es hora de que pensemos un poco en nosotras mismas sin culpas, que ya está bien!

    Llevo 5 días sin fumar y está siendo muy difícil, pero es que llevo tropecientos años fumando y hace dos o tres años que estoy con esta lucha de pararlo por decisión en interés propios. Aún así, me parece un acoso y derribo lo que están haciendo con nosotros, los fumadores.

    Magnífico post, Candela, y magnífica exposición! Muy interesante. Un abrazo

    ResponderEliminar
  20. ¿Salvarnos la vida? No, que va, ni de broma. Yo creo más bien que seguimos la pauta que marca Estados Unidos, pero no sólo en lo relativo al tabaco, sino en casi todo.

    ResponderEliminar
  21. Detesto a los anti-fumadores y a los vegetarianos, joé que murga dan y cómo siempre están en posesión de la verdad.

    Y lo que dice "siempre anónima" de las pautas que marca EEUU es una verdad como un templo. Todavia me acuerdo hace teinta y tantos años que tueve a mi primera hija y todo el mundo, incluido el pediatra, aconsejaba dar leche en polvo (made in USAm of course) porque era más completa que la materna. Conmigo lo tuvieron claro: no me gustaba nada dar el pecho, me parecia tremendo (todavia me lo sigue pareciendo, tachánnnnnnnnnnnnnnnn, venga críticas¡¡¡), y no se lo di a ninguno de mis 4 hijos que se han criado sanísimos, altos, delgados guapos, estudiosos y trabajadores (no, abuela no tengo).
    Con todo esto quiero decir que estoy totalmente en contra de todas las imposiciones: ESTO ES LO MEJOR , o ESTO TE BENEFICIARÁ A TI Y A TU HIJO, sobre todo cuando se entreven intereses económicos, porque las cosas nunca son ni blancas ni negras, hay matices y lo que es bueno para unos no lo es tanto para otros.
    Digo yo.

    ResponderEliminar