07 agosto 2011

Y el verano vacío se llenó a rebosar (I)

Quién me lo hubiera dicho cuando en el mes de mayo los proyectos de verano se esfumaron dejando en su lugar un vacío angustioso, que estos meses se iban a llenar de planes alternativos que ni siquiera era capaz de entrever desde mis sombras. Eso me hace recordar a Antonia, una vieja amiga, que decía "Para cuando las cosas se empeñan en no salir como estaban programadas, es necesario tener siempre previsto un plan B". No estaba previsto el plan B -nada hacía pensar que tendría que renunciar forzosamente al A- pero reuní fuerzas para diseñarlo en poco tiempo y para ello conté con la participación necesaria de mis hijas y de algunas amigas: Marcela, Mam, Pena Mexicana, Chris, Farala, Mármara, R y algunas más de forma indirecta, quienes de una manera o de otra han estado a mi lado, animándome o regañándome, escuchándome, hablándome, acogiéndome, abrazándome, respetando cualquiera de mis decisiones, haciéndome reflexionar, reír, descansar y disfrutar del momento.

Cuántas veces habré hablado y oído hablar de lo decepcionante de las relaciones iniciadas a través de internet y sin embargo, curiosamente, todas las amigas mencionadas empezaron siendo virtuales. Mientras que algunas de las no virtuales me han cerrado puertas, las otras han franqueado puertas y abierto ventanas para mí cuando más lo necesitaba.

Desde la terraza de la casa de Mármara
Mi primera aventura viajera fue un ensayo general. A mediados de junio compré un billete de ida y vuelta en tren a Madrid. La ida fue una tortura china: cinco horas en tren, con el portátil sin batería, sin nada para leer y sobre todo sin poder fumar. Así que, atendiendo a las palabras amigas en aquello de "sé egoísta y no hagas nada que no quieras hacer", para la vuelta anulé el viaje en tren y me compré por el "módico" precio de 319 euros un vuelo Madrid-Granada. Los tenía y fue un placer gastarlos para reducir el viaje a una hora escasa.

Aquellos días en Madrid fueron de encierro con Chris, que es lo que yo quería, a excepción de una cena en casa de Farala junto a Kali, Izel, Lenteja y Chris y de un paseo por el parque del Manzanares. Me sentí en casa sin estar en casa. Chris practica a conciencia lo del buen trato: Dejó de lado su programación de actividades para mi estancia y se acomodó a mis necesidades, eso sí con buenas dosis de chocolate, que compartimos al alimón. Desde entonces hay una nueva chocolatómana en el mundo. Yo ya lo era desde mucho antes.

22 comentarios:

  1. Chocolatomana soyyyyyyy! Me uno a vuestro club, si no os importa. Preciosa Candela, desde mi isla se emiten vibraciones positivas hacia tu corazón, ya lo sabes. Aquí tienes tu casa para cuando decidas coger un avío cito alguna vez.
    Abracitos salinos

    ResponderEliminar
  2. Quise decir "avíoncito"' jeje, bueno, o barquito, ya que estamos... no?

    ResponderEliminar
  3. Candelilla, antes de que viniera a mí el chocolate no me atraía, ahora soy adicta, jajajajjaaa. besín, preciosa.

    ResponderEliminar
  4. me encanta el post, me alegro de verte mejor, con planes y con la compañía de gente que por lo que cuentas es genial
    besazos y disfrutalo, que lo mereces

    ResponderEliminar
  5. Si algo queda claro es que no hay que cerrar puertas a las relaciones virtuales por muy malas experiencias anteriores, al fin y al cabo esto es como la vida misma, y muy real.

    Me hace feliz verte feliz y me alegra muchísimo el ramillete de amigas que has encontrado,gente maravillosa (ya te lo dije ¿no?) no merecías menos.

    Ya espero la segunda parte.

    Mil besos.

    ResponderEliminar
  6. Marcela, no sé si la chocolatómana es por ti o por mí...
    Me temo que Candela ejerce una influencia negativa en nuestras vidas...

    Hoy le enseñaba mi panza a Pena Mexicana y en plan chulo le digo..."Ves mi tableta de chocolate"? (refiriéndome a mis supuestos abdominales) Y se empieza a reir con ese gracejo mexicano que tiene y dice...Si, veo una tableta de chocolate...tras otra!!

    Ays Candela, sigo viendo en ti una Maestra. Has caído, la herida ha sido profunda y dolorosa, pero te estás sabiendo levantar. Estás sabiendo recoger lo que previamente habías sembrado. El buen trato es lo mínimo que te mereces! no dejes que nadie te haga pensar diferente!

    Un abrazo tierno...

    ResponderEliminar
  7. Esa va a ser la palabrita mágica entre unas cuantas.... chocolate..... y a algunas más oscurito que menos. Besazo.

    ResponderEliminar
  8. Leo entre líneas un "Amigas, os quiero".

    ResponderEliminar
  9. Le decía a Marcela que sigo viva, aunque a duras penas...
    Me alegra ver que sigues que no paras!. Eso tá mú bien. Besos
    P.S. la relación tapón como cabía esperar, un autentico desastre. Estoy desecha. Vuelvo a verdes prados :)

    ResponderEliminar
  10. Si es cierto, el chocolate es adictivo, pero no lo es menos el cariño, el afecto reciproco y compartido, muy adictivo y muy sanador.
    Puede que parezca que tener tan buenos afectos alrededor tenga que ver con la suerte, pero solo es la cosecha de lo sembrado antes.
    Mi corazón también te quiere y me alegro que estes bien, mucho.

    ResponderEliminar
  11. * Lena, bienvenida al club del chocolate! Gracias por invitarme de nuevo, ni te imaginas las ganas que tengo de ir por ahí, sobre todo para poder veros. Aquí también hay sitio para ti/vosotras. Un besote.
    Avioncito o barquito... menos a nado como sea :)

    * Marcelita, ¿te falta por casualidad una "S" en viniera? si es así: ¡maravilloso! jajajaja

    * LaRepo, vi sorpresa en tu gesto, ahora veo sonrisa... Si tuviera un gorrito sería como este:
    <:o) ¿Qué es? Empiezo a recordar los viejos emoticones. Un beso, guapa.

    * Chris, siento lo de mi influencia negativa... snif... ¿y quién se lo va a creer, bichucha? Yo traigo una tableta de chocolate... tras otra, pero repartida por todo el cuerpo jeje.

    * emejota, ya sé que a ti te gusta negrito, a mí me valen todos menos el blanco. Besazo para ti también.

    * María, lees bien entre líneas. Un abrazo!

    ResponderEliminar
  12. * Jirafas, si es que por algo lo digo, lo de los tapones, cachintó. Estaba que no paraba, pero he tenido que pararme para tomar aire, que ya no está una para tanto insomnio, ni tanto chocolate, ni tanta risa. Lo de "volver" a los verdes prados no me queda muy claro. ¿Habías abandonado los pastizales? ¿O qué? :o/ Un beso y por aquí te esperan las tapas!!!

    * Cerecillaaaa, gracias a tu corazón. Es cierto que esas cosas que dices son adictivas, fíjate cuánto que creo que me resultaría más fácil dejar de fumar. Un abrazo muy fuerte para ti.

    ResponderEliminar
  13. Estoooooo Candela...supongo que la tradición oral granaina se ha ido deformando en el caso de mi familia materna porque de toda la vida...bichucha era sinónimo de mujerzuela, alias prostituta... 8-(

    Como quiero creer que no me estás llamando eso sino algo más cariñoso...me lo puedes definir???

    ResponderEliminar
  14. Jamía, Chris, cuánto han cambiado los tiempos, porque nunca escuché esa palabra con tal acepción. Bichucho se utiliza con el significado de "travieso o traviesa" y se suele usar con niños y niñas indistintamente lo de bichucho, con O, y con A lo he puesto yo como deferencia por ser chicA :)

    ResponderEliminar
  15. Justamente estaba yo preguntándome con sorpresa porqué no me contestabas a mi comentario cuando me doy cuenta que mi comentario no está!
    Jo! juraría que te había puesto algo en el sentido de que por eso te decía yo hace semanas que había que vivir día por día... travesuras del blogger :(

    Besitos Candelita bonita :)

    ResponderEliminar
  16. Huy, de puertas sé un rato. Y de muros, y de ventanas, y de todo aquello que impide tener unas buenas relaciones sociales. Creo que podría hacer una tesis, aunque mejor no. Demasiados ladrilos por en medio.

    Importante: Cuando se cierra una puerta se abre otra(qué las dos abiertas crean una corriente quepaqué).

    ResponderEliminar
  17. Me encanta verte-sentirte así, Candela. Una recomendación musical para lo que queda de verano (aunque el disco tenga ya tres años): el disco entero de Ana Prada, titulado Soy pecadora. Un beso

    ResponderEliminar
  18. Me alegro de que tus vacaciones, que parecien malas, al final fueran de maravilla, y lo que te queda ¿no?.
    Muchas veces casi es mejor no hacer planes por si acaso. Y lo digo por mi y por S.
    ¿quieres un aperitivo?: Marrakech, Dublin, Glasgow (estas ciudades no las conoce S. y yo quería que las conociera) Londres y El Rocío.
    ¿Y que ha pasado? que no me puedo mover del sur de España por si tengo que salir escopetá pa Málaga.

    Gracias a Mercedes, una amiga vitual que conocimos por internet hace ya 4 ó 5 años, junto a otras 5, y que pasan mucho tiempo del verano en la casa de Mercedes en El Rompido, pues como decia hemos pasado S y yo casi una semana, que para mi ha sido un escape increible.
    Así que vengan las amigas de internet de buena voluntad¡¡¡

    ResponderEliminar
  19. ......
    ?????
    !!!!!!!!!!!!!!
    :O
    ¿aludida?
    jejejeejjej

    ResponderEliminar
  20. Verdaderamente, la mi terraza necesita una buena mano de pintura.
    Dicho ello, oyes, me llena de orgullo y satisfacción que la hayas utilizado, concretamente, en este post.

    ResponderEliminar
  21. Candelilla, es que tú no te mereces menos...con lo que te haces querer!! :-) Un abrazo enorme

    ResponderEliminar