16 mayo 2015

¿Se está forzando al pueblo andaluz al bipartidismo otra vez?

Contemplo con estupor lo que está ocurriendo en Andalucía con respecto a la investidura de Susana Díaz como presidenta de la Junta de Andalucía.

En las urnas, el pueblo se ha manifestado y ha votado por mayoría, no absoluta, al PSOE. No he sido una de las votantes a ese partido, pero eso no me impide admitir como legítima esa mayoría de votos. 

Los partidos minoritarios han hablado con respecto a la investidura de Susana Díaz. Querían negociar y se han sentado a hacerlo hasta en tres ocasiones. Se ha cedido por una parte y por otra en determinados puntos, pero el acuerdo, que llevaría a la investidura, sigue sin producirse. Esta situación parece que nos va a llevar de nuevo a las urnas. ¿Qué va a ocurrir ahí, llegado el caso? Por lo que puedo intuir, el nuevo voto va a tender hacia el PSOE con más fuerza que en las votaciones anteriores, más que nada porque el pueblo andaluz, cansado de dimes y diretes que no están llevando a nada, desea respetar aquella primera mayoría simple, aún cuando para ello tenga que dejar de votar a su partido favorito. 

Es decir, la nueva votación estará mucho más polarizada que la primera y se tenderá de nuevo al bipartidismo, justamente eso que la voz del pueblo ha manifestado no querer, y lo ha demostrado votando a una diversidad interesante -y necesaria- de partidos.

Ese pueblo, cansado del bipartidismo PP-PSOE, que ha votado a Podemos, Ciudadanos o IULV-CA, buscando un parlamento más plural, se está viendo abocado por esos mismos partidos minoritarios a volver al bipartidismo PP-PSOE y, quizás, a una mayoría absoluta del PSOE (o del PP). ¿No es un contrasentido?

Considero acertado el primer no a la investidura, porque eso lleva al debate, y el debate a la reflexión, y la reflexión al acuerdo y al desacuerdo. Todo ello deseable en democracia. Ir más allá, hasta llevar al pueblo de nuevo a las urnas, es un error que, si no me equivoco, van a pagar los propios partidos minoritarios. Y es una pena que eso ocurra.

5 comentarios:

  1. Esplendido saber lo que pasa en España, gracias.

    ResponderEliminar
  2. Ha sido por casualidad, como siempre. ¡Cómo me alegra que hayas vuelto a escribir!! Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Los partidos minoritarios han perdido una oportunidad de oro...

    ResponderEliminar
  4. Te pille¡¡¡¡ Te encontre¡¡¡¡. Ahora ya se quien me va a entretener en mis largas noches de guardia.

    P:D: Me encanta como escribes . Un saludo : Never

    ResponderEliminar
  5. * De nada, Boris

    * Gracias, Clara. Un abrazo.

    * María, aún está por ver, pero me da a mí que es negativo para ellos. Se trata solo de investir a la presidenta, cuyo partido ha ganado las elecciones, no se trata de apoyar al partido ni de aceptar su programa. Para apoyar o rechazar propuestas, ya estaría el Parlamento andaluz, plural por fin... creo yo en mi modesta opinión.

    *¡Never! Qué alegría leer un comentario tuyo :)))

    ResponderEliminar