27 junio 2015

En modo quirófano

Con 22 años sufrí uno de mis ataques de hipocondría. En aquella ocasión, por error, me habían diagnosticado un cálculo en la vesícula.

El año pasado, ahora sí, me confirmaron tener una piedra en la vesícula. Le pregunté al cirujano qué pasaría si decidiera dejármela ahí, porque no me molestaba. Me contestó esto: 

  1. "Puedes morirte de vieja con tu piedra en la vesícula, asintomática". Buena opción, pensé... Sigamos.
  2. "Pueden darte cólicos biliares, muy dolorosos, que ocurren cuando el cálculo se mueve de su sitio". Bueno, tampoco pasa nada. Si me da un cólico biliar ya me pensaré lo de operarme.
  3. "Puedes sufrir una pancreatitis aguda, y eso es grave". Ajá, mi madre ha tenido varias pancreatitis agudas en su vida y aún sobrevive. Habrá que pensarse, no obstante, lo de la operación.
  4. "O puede darte un cáncer de vesícula". ¡Diana! El médico hizo diana en mi carcinofobia, que es mi especialidad de hipocondría.
  5. "Además, buena parte de tus problemas gástricos, seguro que desaparecen después de quitarte la vesícula". Bueno, bueno. No está mal. Vamos a la siguiente fase: Hacerle un interrogatorio en toda regla al médico.
- ¿Y por qué no se quita la piedra y se deja la vesícula?
- Porque la piedra no está enferma, la enferma es la vesícula que produce piedras.

- ¿Y la operación se hace por laparoscopia?
- No voy a engañar a nadie. Se puede hacer laparoscopia, pero si hay algún problema, se corta.

¿Un problema? ¿Qué puede pasar durante la operación que se considere "problema"? Prefiero no preguntar al respecto.

- ¿Y cuánto tiempo tengo que estar en el hospital?
- Si todo va bien, dos días.

¿Si todo va bien? ¿Algo puede salir mal? Prefiero no preguntar al respecto.

- Y si todo va bien, ¿cuánto tiempo tardaré en hacer una vida normal?
- Si todo va bien, en una semana podrás hacer tu vida normal.

Sigo dándole vueltas al "si todo va bien".

- ¿Y se puede hacer una vida normal sin vesícula?
- Mira, se tiene sobrevalorada a la vesícula. El hígado produce de 500 a 1000 ml de bilis al día. Una pequeñísima parte de ellos se acumula en la vesícula a modo de reserva, de modo que si una vez se hace una comida muy copiosa o grasa, se libera la parte guardada en la vesícula. No tiene otra función. Basta no exagerar con las comidas. Además, en cuanto a la operación de vesícula, se hace desde la Edad Media.

Suena tranquilizador. En la Edad Media la gente se operaba y sobrevivía, vamos, supongo yo. Así que ahora, con tantos avances médicos, puedo sobrevivir al quirófano y a la vida sin vesícula.

Pido operarme. El cirujano pide quirófano. Me da fecha. Queda más de un mes por delante y no pienso desperdiciarlo teniendo miedo. Preoperatorio perfecto: pulmones bien, analítica bien, ecografía con piedra... ¡A vivir con alegría el mes que falta!

Pero ya faltan solo tres días y ya llevo cinco más en "modo quirófano".

No hay comentarios:

Publicar un comentario