12 junio 2015

Hace poco más de un año: La mirla


5 comentarios:

  1. ¡Qué bueno! Lo siento, pero no puedo aguantarme de gritas "¡Milana, bonita!"

    ResponderEliminar
  2. Claro, y yo la santa inocente :)))))

    ResponderEliminar
  3. qué bonito.... es genial criar un animal y poder ayudarle a volver a su hábitat. Luego les echamos tanto de menos.... verdad?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy bonito, Chris. Nos costó mucho despedirnos de ella y pensar si no se habría vuelto demasiado sociable como para vivir en libertad. Por suerte, cuando fuimos a verla días después, ya no quería que la tocáramos, nos hacía CUAGGGG!!! :)

      Eliminar