26 julio 2015

Durmiendo al fresco

Lo de este verano no es una ola de calor, es un tsunami. Qué ganas tengo de que llegue el precioso otoño. Si no fuera porque no tengo que estar pendiente del despertador, el verano para mí no tendría valor alguno. 

Algunos, en cambio, le sacan partido al calor y aprovechan la coyuntura para echarse a dormir en la terraza, a la luz de la luna. Este es el panorama que he encontrado después de haber cenado al fresquito con Gea, mis hijas, yernos y nieta, despedido a los que se marchaban y recogido la cocina.



Por cierto, un 10 para mi chica, que se ha pasado horas en la cocina preparando unos deliciosos platos veraniegos. Otro para Maya, por su tarta de queso, la mejor que he probado. ¿Y yo qué he hecho? Yo de freganchina quitatrastos todo el día. Jum!... prefiero cocinar.

7 comentarios:

  1. Es que es, o esta siendo, insoportable. Vivo en una isla donde el calor lo noto de una forma puntual y este año hay momentos del dia que creo que se me van a empezar a desintegrar las orejas.Tambien he sufrido los rigores del verano granaino y cuando oigo en las noticias esos 36 de minima por la noche,directamente tiemblo.Paciencia y si la cosa se pone muy cuesta arriba pues nada, un baño en una poza de Guejar sierra y a ver si refresca... Saludos Never

    ResponderEliminar
  2. Mucho calor Candela. Nosotras el aire todo el dia.... a ver la factura cuando llegue. Horroroso...

    ResponderEliminar
  3. Con la terraza tan hermosa que tienes, yo plantaba una tienda de campaña y andando. Y lo de la tienda es porque con la luz me despierto.
    En Madrid ahora tengo el Horno del Arco Iris, ideal pa cocerse. Como S.S. con el ventilador todo el día y pensando en ir a pedir al metro para cuando llegue la factura. La supervivencia empieza a ser muy cara.
    Eh! y mucho publicitar los platos de Gea y Mayita y ni una triste foto... qué vergüenza!!

    Besos!

    ResponderEliminar
  4. Tenés una terraza acogedora, de verdad. En Costa Rica no hay tales extremos climatológicos, pero me gustaría pasar una temporada así, creo que a todo se debe acostumbrar una.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Invento ese el de dormir en la terraza!

    ResponderEliminar
  6. ¿Y los buenos raticos de la fiesta? El tsunami contínuo de calor es insufrible. Cuento los días para ir al norte.

    ResponderEliminar